Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

El cáncer de seno

Una de cada siete mujeres es diagnosticada con este cáncer, pero no significa una sentencia de muerte.

In English | Para las mujeres hispanas es especialmente urgente, porque aunque son menos propensas que las no hispanas a contraer cáncer de mama, tienen mayores probabilidades de morir a causa de la enfermedad. Además, este tipo de cáncer es el más diagnosticado y la mayor causa de muerte por cáncer entre las mujeres hispanas.

Usted probablemente conozca a alguien a quien le será diagnosticado cáncer de mama. Este año, en Estados Unidos, más de 211.000 mujeres y 1.600 hombres serán diagnosticados con este cáncer; de estas personas, 40.870 morirán por esa causa. El riesgo aumenta con la edad: 94 por ciento de los nuevos pacientes tienen 40 años o más.

Y las mujeres hispanas no tan mayores que padecen cáncer de mama presentan altos índices de mutación de dos genes hereditarios que aumentan la probabilidad de que una mujer desarrolle este tipo de enfermedad, según el City of Hope Cancer Center, de Los Ángeles.

Los científicos deben todavía determinar fehacientemente por qué las hispanas son menos propensas a desarrollar cáncer de mama, según Amelie Ramirez, del Baylor College of Medicine, que dirige Redes En Acción y otras iniciativas acerca de hispanos y el cáncer de mama.

Quizás, postulan los investigadores, es porque las mujeres hispanas fuman menos, beben menos y quedan embarazadas siendo más jóvenes, además de tener embarazos múltiples. Otros expertos cuestionan si los índices de cáncer de mama para este grupo demográfico están bien calculados.

En contraste, la tasa de mortalidad más alta se explica fácilmente: las mujeres hispanas no se someten regularmente a los estudios correspondientes. Muchos expertos dicen que si el cáncer de mama se detecta temprano, la tasa de cinco años de supervivencia es casi el 90 por ciento. Por eso los médicos recomiendan mamografías anuales y chequeos clínicos, además de auto exámenes mensuales a partir de los 40 años de edad. Pero muchas mujeres hispanas son diagnosticadas cuando sus tumores ya son grandes y difíciles de tratar, explica Ramirez.

Ana Maria  Polo dice que “las mujeres hispanas están muy concentradas en los demás miembros de su familia”. La abogada cubana, que vive en Miami y tiene un programa en Telemundo, tenía 46 años cuando le realizaron una mastectomía. Ella celebra esa fecha como su segundo cumpleaños.

A muchas mujeres hispanas les molesta hablar de sus pechos, más aún, mostrárselos a su médico. Los maridos pueden ser renuentes en aceptar que médicos masculinos examinen a sus esposas. Y algunas mujeres temen que la mamografía pueda causarles dolor.

“No quería que nadie apretara mis pechos, y la gente decía que era un proceso doloroso”, dice Polo. “No es doloroso; pero sí, incómodo”.

Y para las mujeres sin seguro médico, la mamografía es demasiado costosa. Para trabajadores con salarios bajos e inmigrantes indocumentados, “no tener seguro es uno de los principales obstáculos”, dice Ramirez

Otro factor: los hispanos no están recibiendo el mensaje urgente de que con la detección temprana, el cáncer no es necesariamente mortal. “Si tan sólo me concedes estos años adicionales... me cercioraré de que otras mujeres se informen sobre el cáncer”, prometió Venus Ginés a Dios cuando le diagnosticaron cáncer de mama, a los 41 años. “Haré todo lo posible para ayudar a mi comunidad”.

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para recibir artículos de interés. Vea muestra »

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO