Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Consejos para evitar volver al hospital

Cómo evitar readmisiones innecesarias

In English | En los viajes por avión, los viajeros frecuentes disfrutan de muchos beneficios. Pero no en los hospitales.

A los pacientes que constantemente entran y salen del hospital también les dicen “pasajeros frecuentes” y son más de los que usted se imagina. Entre los pacientes de Medicare, uno de cada cinco vuelve al hospital en menos de 30 días y uno de cada tres en menos de tres meses, revelan las investigaciones de Stephen Jencks, M.D., publicadas en el New England Journal of Medicine en el 2009.

Vea tambien: Cuatro cirugías que conviene evitar

Enfermera corriendo de un paciente en una camilla por un pasillo. Cómo evitar el reingreso hospitalario.

Scott Goldsmith/Getty Images

En muchos casos, usted puede evitar volver al hospital.

Las readmisiones son menos frecuentes entre los menores de 65 años, pero siguen siendo un problema.

Muchas readmisiones, que le cuestan miles de millones de dólares al sistema de atención médica, se pueden evitar. Los investigadores exploran diferentes métodos —algunos de los cuales forman parte de la nueva ley de reforma del sistema de salud  — encaminados a reducir la necesidad de volver a la sala de emergencia y al hospital. A la vez que se esfuerzan por mejorar la coordinación entre los hospitales, los hogares de cuidado a largo plazo y las consultas médicas, los expertos también ofrecen consejos a las familias para ayudarlas a disminuir los riesgos y el estrés.

Hágase oír

La comunicación es la clave

Los pacientes creen que todos sus médicos —en el hospital y en la comunidad, de cabecera y especialistas, del turno de noche y del de día— se comunican entre sí. Eso no es siempre cierto. “Los pacientes y sus familiares tienen que darse cuenta de que ellos son, mucho más de lo que quisieran, el elemento que mantiene unido a este proceso”, dice Jencks.

“No confunda la información con la comunicación”. — Eric Coleman, M.D., experto en la transición de cuidados de la escuela de medicina de la Universdad de Colorado.

Es posible que su médico habitual no sepa que usted está en el hospital, ni que tenga tiempo para ir a verlo. Si el hospital no lo ha llamado, usted o un familiar debe hacerlo. Comience a planificar sus citas médicas de seguimiento y las pruebas que tendrá que hacerse. La mitad de los pacientes de Medicare que fueron readmitidos en menos de un mes no habían visto un médico después de salir del hospital, según el estudio de Jencks.

La práctica, llamada retroenseñanza,  consiste en escuchar las instrucciones y entonces repetírselas al personal del hospital durante varios días. Este método ayuda al paciente a recordar instrucciones respecto a las medicinas, los tratamientos y los cuidados de salud. Si el hospital no hace esto, pregunte cortésmente: “¿Tengo ese derecho?” y “Por favor, explíqueme de nuevo”.

Siguiente: La buena planificación puede evitar que caiga de nuevo en el hospital. >>

“Lo más importante es ajustar esa lista de medicinas y no importa si usted es Einstein... necesita que lo acompañe alguien que haga preguntas y se cerciore de que ha entendido”. — Carol Levine, directora del Families and Health Care Project (Proyecto de Familias y Atención Médica) del United Hospital Fund de Nueva York.

Conozca sus medicinas

La confusión respecto a las medicinas es una causa importante para las readmisiones

  • Esté consciente de que los problemas relacionados con las medicinas constituyen una de las principales causas de la readmisión. Las personas llegan al hospital con una serie de medicinas y se van con otra, lo que da lugar a confusión, duplicación e interacciones nocivas.
  • Los médicos necesitan saber todos los medicamentos que el paciente toma, tanto los recetados como los que se compran sin receta, como las vitaminas y los suplementos. Una amistad o familiar pudiera ir a casa del paciente y mirar en el botiquín, las mesitas de noche, los gabinetes de cocina, los bolsos, cajones, cajas de zapatos y el refrigerador.
  • Las confusiones pueden ocurrir por muchas razones. Por ejemplo, un paciente pudiera recibir “una estatina” en el hospital y no darse cuenta de que es similar a la “pastilla para el corazón” que ya toma. Lo mismo puede ocurrir con las medicinas para controlar la presión arterial, los antiácidos y otros fármacos. Tomar dos medicinas con efectos similares puede resultar peligroso.

Obtenga instrucciones claras, orales y por escrito, acerca de lo qué debe y no debe tomar y cómo debe tomar cada medicamento. Cuando los médicos se contradigan, insista en que le aclaren la discrepancia.

Siguiente: Tenga un plan. >>

Tenga un plan

La planificación adecuada puede evitar que vuelva al hospital

  • Conozca las señales de peligro que muestra su enfermedad y tenga un plan a fin de no reaccionar de forma exagerada, o no reaccionar lo suficiente. (Hay veces que es necesario llamar al 911). Pregunte: ¿Cómo sé que hay un problema real? ¿Como sé si estoy en peligro?
“¿Si las cosas parecen ir mal, a quién llamo? Si la respuesta es ‘la sala de emergencia’, ya está camino a la readmisión”. — Stephen Jencks, M.D.
  • Sepa a quién llamar, de día y de noche y los fines de semana.
  • ¿Necesitará ayuda con el transporte a la consulta cuando tenga una cita con su médico?
  • Pregunte qué servicios ofrecen en su comunidad después que le den de alta. ¿Visitas a domicilio de una enfermera? ¿Seguimiento por teléfono? ¿Clases? Estas opciones se vuelven cada vez más comunes.

Siguiente: El seguimiento de las medicinas. >>

Dónde buscar ayuda

Las guías que aparecen en la página web Next Step in Care (El paso siguiente en la atención médica, en inglés) del United Hospital Fund se pueden adaptar a las necesidades de cada familia. ¿Del hospital a la casa? ¿Del hospital a un centro de rehabilitación? ¿Del centro de rehabilitación a la casa? Cubren cuidados en el hogar, visitas a la sala de emergencia, registro de información, etc.

El programa Care Transitions Program (Programa de Transiciones en la Atención Médica, en inglés) de la escuela de medicina de la Universidad de Colorado  Denver ofrece consejos en línea a pacientes y familiares.

La “Going Home Guide” (PDF en inglés) (Guía para la vuelta a casa) de la Agency for Health Research and Quality (Organismo para las Investigaciones y la Calidad de la Salud) se centra en las medicinas y las citas médicas posteriores a la hospitalización.

La “hospital discharge checklist” (PDF en inglés)" de Medicare tiene consejos sobre cómo planificar la asistencia que pueda necesitar en la cocina y el baño y para hacer la compra.

Caring Connections”(en inglés). Hablar sobre si queremos —y cuán a menudo queremos— ir al hospital cuando nos acerquemos al fin de la vida puede ser difícil para una familia, pero no hablar de eso puede resultar aún más difícil. Esta guía puede ayudar.

Joanne Kenen, escritora radicada en Washington, se especializa en políticas relacionadas con la salud.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO