Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Asombrosos descubrimientos médicos

Cultivo de órganos, ojos biónicos y más innovaciones que revolucionarán la vida.

In English | Imagine combatir el cáncer con una vacuna. O tratar la depresión con un imán. O hasta cultivar un hígado o vejiga nuevos a partir de células de los órganos con los que ya cuenta. Muchas de estas novedosas propuestas para tratar cardiopatías, cáncer, y hasta la ceguera, ya existen o están por salir al mercado. Por supuesto, como con todos los nuevos procedimientos médicos o medicaciones, es posible que existan efectos secundarios que todavía no se hayan informado. Además, los seguros médicos no cubren todas las tecnologías nuevas. Pero, estas novedades podrían, potencialmente, salvar su vida o la de alguien a quien usted ame.

Vea también: Seis maneras de vivir feliz y más tiempo

Innovaciones futuras podrían cambiar radicalmente el tratamiento de enfermedades.

Ilustración por Hugh Kretschmer

Los médicos están haciendo descubrimientos asombrosos que podrían cambiar su vida.

Ya están aquí

Retinas artificiales

¿Se acuerda del programa The Six Million Dollar Man (El hombre de los seis millones de dólares)? Steve Austin tenía un ojo biónico, que era casi tan impresionante como lo es el Argus II, una retina artificial para personas con ceguera causada por enfermedades degenerativas como la retinitis pigmentosa, que es una enfermedad de la retina hereditaria que afecta a casi 100.000 personas en Estados Unidos.

Así es cómo funciona: Una diminuta cámara de video montada en los anteojos del paciente transmite señales a un implante en la retina; a su vez, el implante envía pulsos al cerebro, que se perciben como imágenes.

Hasta ahora, alrededor de 30 pacientes han recibido retinas artificiales y la tecnología continúa mejorando. Mientras que el primer modelo permitía sólo localizar objetos e identificar la dirección del movimiento enfrente de ellos, la última versión permite que los pacientes puedan leer letras de alto contraste e hilar palabras, sostiene el investigador Ashish Ahuja, Ph.D., consultor de Second Sight, la compañía establecida en Sylmar, California, que fabrica el Argus II.

El próximo gran objetivo es adaptar la tecnología para pacientes con degeneración macular, una de las causas más importantes de pérdida de visión, que afecta a 1,75 millones de estadounidenses.

Mejores anticoagulantes

Hace tiempo que los médicos buscaban una alternativa a la warfarina, un fármaco anticoagulante para pacientes con problemas cardíacos, que es muy difícil de regular y que interactúa con muchos alimentos y otros medicamentos. Ahora tienen una: Pradaxa, que ha sido aprobado por la FDA el último otoño y ya está en el mercado. Al igual que la warfarina, el Pradaxa disminuye el riesgo de un ataque en pacientes con fibrilación auricular, una clase de anomalía del ritmo cardíaco común en adultos mayores. La función de la warfarina es bloquear la vitamina K, que contribuye a la formación de algunos de los factores coagulantes claves. El Pradaxa va más allá en la cadena de coagulación, al bloquear la trombina, la precursora inmediata de un coágulo de sangre. Los estudios demuestran que el Pradaxa es un 35% más eficaz que la warfarina para reducir el riesgo de un derrame cerebral. Además, no requiere que los pacientes deban someterse a análisis de laboratorio periódicos, sólo interactúa con algunos pocos medicamentos y ningún alimento.

Se espera que al menos otros dos nuevos anticoagulantes aparezcan en el mercado en los próximos dos o tres años. “Hemos estado buscando un nuevo anticoagulante durante 50 años −afirma el médico Alfred Bove, Ph.D., profesor emérito de Medicina en la Universidad de Temple, en Filadelfia, y expresidente del Colegio Estadounidense de Cardiología. Ahora, parece ser que tal vez tengamos varios”.

Siguiente: Imanes para el alivio de la depresión. >>

Imanes para el alivio de la depresión

Para aquellos que no pueden recuperarse de la depresión con la ayuda de psicoterapia y medicación, y que desean evitar los derrames cerebrales y la pérdida de memoria asociados con la terapia electro convulsiva, la TMS (estimulación magnética transcraneal) sería una “destructora” de la tristeza menos drástica. Aprobada en el 2008 para el tratamiento de depresiones graves, esta terapia utiliza un pequeño electroimán que se coloca en el cuero cabelludo, justo por detrás del lado izquierdo de la frente, y emite una pequeña corriente eléctrica a la región del cerebro vinculada a la depresión.

Parece funcionar, aunque los investigadores no están seguros de cómo ni por qué: Un estudio del 2008 publicado en Archives of General Psychiatry muestra que la terapia es casi tres veces más eficaz que un placebo para suavizar la depresión. Y, más allá de un zumbido o un pequeño dolor en el cuero cabelludo, esta terapia no presenta efectos secundarios graves. Este tratamiento, aprobado por la FDA, está disponible actualmente en casi 300 consultorios psiquiátricos de todo el país, y cada vez más compañías de seguros lo cubren.

Según el médico investigador Mark George, psiquiatra y neurólogo de la Universidad Médica de Carolina del Sur, en Charleston, la terapia con imanes parece útil particularmente para los adultos mayores, ya que muchos de ellos son sensibles a los efectos secundarios de las medicaciones, y la terapia electroconvulsiva no es una opción para los pacientes más débiles.

Vacuna contra el cáncer de próstata

Por décadas, las vacunas han reforzado los sistemas inmunológicos de los niños contra enfermedades que van desde la viruela a la poliomielitis. Actualmente, los investigadores están utilizando el mismo procedimiento para combatir el cáncer de próstata, con una nueva vacuna conocida como Provenge.

Los médicos extraen algunos glóbulos blancos de la sangre del paciente, los exponen a la proteína presente en el cáncer de próstata y, luego, vuelven a inyectar las células en el cuerpo, donde estas preparan el sistema inmunológico para que ataque el cáncer. “Aprovechar el sistema inmunológico abre la puerta a una clase de tratamiento completamente nuevo para personas con otros tipos de cáncer”, sostiene el investigador principal Philip Kantoff, médico y director de investigación clínica del Dana-Farber Cancer Institute, de Boston, y profesor de Medicina en Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

A pesar de que el Provenge no cura el cáncer de próstata, según un reciente estudio que se realizó en varios sitios, la vacuna reduce el riesgo general de muerte en un 24%, en un período de tres años. Los efectos secundarios informados —escalofríos, fiebre, dolor de cabeza, dolor articular y dolor de espalda—, por lo general, desaparecen en pocos días.

La vacuna se aprobó el año pasado para los pacientes con cáncer de próstata que presenten metástasis y que hayan dejado de responder a los tratamientos hormonales.

Siguiente: Un traslado más seguro de los corazones para trasplantes. >>

A varios años de distancia

Un traslado más seguro de los corazones para trasplantes

Despachar un corazón para trasplante se parece un poco a empacar cervezas para un viaje: Los médicos empacan el corazón en hielo en una enfriadora para picnic común —tal como lo han hecho por décadas— para luego transportarlo por la ciudad o el país. Pero, por lo general, el corazón no funciona tan bien cuando finalmente se lo trasplanta en otro paciente, en parte debido a que la función cardíaca se deteriora cuando no está bombeando sangre. La médica Abbas Ardehali, jefa de trasplantes cardiotoráxicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA), explica que “nuestros órganos no fueron concebidos para estar en hielo”.

Two people looking at DNA model.

Abbas Ardehali, médica

“La tecnología podría permitir que los órganos viajaran a mayores distancias y nos permitiría expandir la fuente de donantes potenciales”.

Ardehali dirige parte de un gran estudio, que se está llevando a cabo en varios centros, acerca de una nueva y revolucionaria tecnología que mantiene al corazón latiendo mientras se lo transporta desde el donante al receptor. Denominado el sistema de perfusión de sangre caliente, funciona de la siguiente manera: Se coloca el corazón en una pequeña máquina de circulación extracorpórea y se le suministra sangre del paciente y una solución enriquecida con nutrientes a temperatura corporal normal; eso lo mantiene saludable y alarga el período de tiempo en el que puede utilizarse. En Europa, donde el proceso se ha aprobado y utilizado en casi 120 pacientes, se ha mantenido a los corazones latiendo por más de 8 horas previas al trasplante, es decir, se ha duplicado prácticamente el tiempo que un órgano puede continuar viable para trasplante fuera del organismo.

“Esta tecnología podría permitir que los órganos se trasladen a lugares mucho más distantes, y nos permitiría expandir la fuente de donantes potenciales, lo cual nos permitiría disponer de más corazones para trasplantar”, afirma Ardehali. Los ensayos de la Fase II ya se están ejecutando, y se prevé inscribir a 128 pacientes para fines del 2012. Si los resultados finales son positivos, el nuevo sistema pasará al próximo y fundamental paso que es la aprobación de la FDA —los ensayos más extensos de la Fase III—, y podría hacer su debut en algunos años.

Células madre para el corazón y las arterias

Si piensa en células madre, probablemente piense en la controvertida variedad embrionaria. Sin embargo, las células madre “adultas” autólogas —aquellas que se derivan del propio cuerpo del paciente— prometen revolucionar el tratamiento de algunas enfermedades cardíacas, sin los delicados problemas éticos. Estas células se toman de la médula ósea del paciente, se multiplican en laboratorio y, luego, se inyectan en el torrente sanguíneo del paciente o directamente en el músculo cardíaco dañado.

Las células madre podrían ser un regalo de Dios para los pacientes con la llamada enfermedad arterial periférica, un tipo de enfermedad vascular grave que afecta, por lo general, las piernas, y que aflige a cerca de ocho millones de estadounidenses, de los cuales el 90% son mayores de 50 años. En casos severos, los coágulos pueden obstruir los vasos sanguíneos de manera tal que los pacientes lleguen a necesitar una cirugía mayor o, incluso, una amputación. “Si recibe un diagnóstico de enfermedad arterial periférica, la expectativa de vida es peor que la de muchos tipos de cáncer”, sostiene el médico William Marston, jefe de cirugía vascular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

Estudios previos sugieren que los tratamientos con células madre podrían reducir el número de amputaciones y ayudar a curar las heridas, posiblemente al hacer que se generara una nueva red de vasos sanguíneos saludables para reabastecer las extremidades. “Creemos que las células madre podrían servir para varias funciones: reducir inflamaciones, atraer a otras células para que realicen las reparaciones e, incluso, transformarse en las células de los nuevos capilares”, indica Marston.

El tratamiento está iniciando los ensayos de la Fase III, la última fase antes de la aprobación de la FDA. Sin embargo, los investigadores necesitarán tiempo para reunir y analizar la información. “Si el resultado continúa positivo y no hay problemas de seguridad, esperamos que se apruebe en los próximos tres a cinco años”, declara Marston.

Siguiente: Nuevos medicamentos para el cáncer de mama. >>

Nuevos medicamentos para el cáncer de mama

Son como bombas inteligentes para combatir el cáncer de mama: medicaciones nuevas que atacan las células cancerígenas, dejando a las células sanas relativamente indemnes. Se las llama inhibidores PARP y su objetivo es una enzima que ayuda a que las células cancerígenas se reparen a sí mismas después de la quimioterapia.

“Estos fármacos representan una forma completamente nueva de tratar el cáncer de mama”. — Nicholas Turner, médico

“Estos fármacos representan una forma completamente nueva de tratar el cáncer de mama”, afirma el médico Nicholas Turner, catedrático y consultor honorario del Instituto de Investigación del Cáncer de Gran Bretaña.

Estudios previos sugieren que los inhibidores PARP pueden combatir con eficacia el cáncer de mama triple negativo, responsable de alrededor del 15% de los casos de cáncer de mama. Los tumores de estos tipos de cáncer carecen de receptores para estrógeno, progesterona o HER-2, propiedades a las que apuntan las medicaciones actuales. Los datos del Centro de Cáncer Baylor Sammons, de Dallas, mostraron que los pacientes que recibieron inhibidores PARP iniparib junto con quimioterapia presentaron una tasa de respuesta del 52%, contra el 32% registrado entre quienes recibieron sólo quimioterapia.

Un estudio británico halló que otro inhibidor PARP, llamado olaparib, redujo o estabilizó tumores en 12 de 19 pacientes cuyo cáncer provenía de mutaciones heredadas en los genes de cáncer de mama 1 y 2 (BRCA), y que no habían respondido a otros tratamientos. Los datos fueron tan sorprendentes que los resultados fueron publicados en el 2009 por la revista médica The New England Journal of Medicine, que sólo en raras ocasiones publica resultados de ensayos de Fase I.

En un estudio publicado al año pasado en la revista médica británica The Lancet, los investigadores informaron que el olaparib había reducido tumores en el 41% de los pacientes que presentaban estos tipos de cáncer heredado. También se está estudiando el olaparib para el tratamiento de otras formas de cáncer que surgen de estas mutaciones, incluidos algunos tipos de cáncer de ovario y de próstata. Se espera la aprobación de la FDA en unos pocos años más.

Análisis de sangre para enfermedades cardíacas

Los angiogramas podrían tornarse mucho menos frecuentes, gracias a un nuevo análisis de sangre del gen 23 que verifica ciertas proteínas de la sangre vinculadas con las enfermedades cardíacas. En una prueba reciente, el análisis de sangre tuvo una precisión del 85% en la detección de bloqueos potencialmente dañinos entre pacientes. Sumado a otros factores de riesgo de enfermedad cardíaca, como antecedentes familiares y dolor de pecho, este análisis mejora las posibilidades del médico para categorizar a los pacientes como en riesgo alto o bajo de sufrir daños cardíacos en el futuro. “Es como un radar que detecta lo que está sucediendo en las células sanguíneas”, afirma el médico e investigador principal Eric Topol, director del Scripps Translational Science Institute, de La Jolla, California.

Durante varios años, el análisis genético no podrá reemplazar a los angiogramas. Primero, los investigadores deben demostrar que reduce la necesidad de angiogramas y que no omite ninguna obstrucción peligrosa. Esto requerirá el seguimiento de un grupo selecto de pacientes —personas a las que el análisis genético haya categorizado como de bajo riesgo— para asegurar que no presenten ningún cuadro cardíaco importante. Pero, si resulta exitoso, este análisis podría reducir en forma significativa el número de personas que se sometan al invasivo procedimiento.

Siguiente: Tatuajes que monitorean la glucosa. >>

A una década de distancia

Tatuajes que monitorean la glucosa

¿Usted pensaba que los tatuajes eran sólo para roqueros punk o fanáticos de Harley-Davidson? Piense otra vez. Heather Clark, Ph.D., profesora adjunta de Ciencias Farmacéuticas de Northeastern University, de Boston, ha elaborado un tatuaje que puede monitorear su nivel de azúcar en la sangre sin los constantes pinchazos, un enorme avance para los 26 millones de estadounidenses con diabetes.

El tatuaje miniatura —de sólo unos pocos milímetros— está hecho con nanosensores: pequeñas cuentas de polímero que contienen una tintura amarilla anaranjada que se ilumina cuando los niveles de glucosa son altos y se oscurece cuando los niveles de glucosa bajan. Si bien los tatuajes tradicionales tiñen en forma permanente las capas más profundas de la piel, este tatuaje para la diabetes afecta las capas más superficiales, de modo que su aplicación es menos dolorosa y desaparece con el tiempo.

“El plan consiste en aplicarse los tatuajes una vez por semana”, señala Clark. Los pacientes utilizarán un dispositivo manual para escanear el tatuaje varias veces al día a fin de detectar cambios en el color, para orientarlos en el uso de insulina.

El equipo de Clark ha rastreado los niveles de glucosa en ratones diabéticos tatuados, confirmando estos resultados con análisis de muestras de sangre tomadas simultáneamente. Si los ensayos clínicos futuros en seres humanos producen buenos resultados, los tatuajes podrían estar en el mercado en una década.

Cultivo de órganos

El laboratorio del médico Anthony Atala, se parece a algo salido de una película de ciencia ficción de la década de 1950. Válvulas de corazones humanos ondulan en contenedores de un fluido diáfano. Células de vejigas crecen en estructuras con forma de pelotas de béisbol. Tiras de tejido muscular blanco se contraen en una placa de Petri.

El laboratorio de Atala, el Instituto de Medicina Regenerativa Wake Forest, de Winston-Salem, Carolina del Norte, fue el primero en construir órganos funcionales desde cero (vejigas que fueron reconstruidas en nueve niños cuyos órganos no funcionaban adecuadamente). En esos casos, los investigadores construyeron un armazón biodegradable con la forma de una vejiga, la sembraron con células de vejiga y músculos del paciente, y la implantaron en el cuerpo del niño. Uno de los niños, actualmente estudiante universitario en su último año, presentaba una deficiencia renal cuando recibió su vejiga nueva hace diez años. Pudo seguir adelante y se convirtió en el capitán del equipo de lucha de su escuela secundaria.

Desde entonces, el laboratorio amplió sus experimentos hasta incluir más de 30 tejidos y partes del cuerpo. El año pasado, el instituto cultivó hígados por primera vez. Los investigadores lavaron hígados de hurones con un detergente suave para eliminar las células animales, dejando sólo la matriz de colágeno; luego, rellenaron las estructuras con células humanas. Los hígados de 1 pulgada, provistos con nutrientes y oxígeno en el biorreactor del laboratorio, se desarrollaron y parecen funcionar como hígados humanos.

El trabajo promete mejorar el panorama de casi 120.000 estadounidenses —de los cuales más de la mitad son mayores de 50 años— que necesitan reemplazar sus órganos y tejidos. Todos los días, alrededor de 18 personas mueren mientras esperan un trasplante.

Cultivar órganos es un proceso lento y cuidadoso, y, además, los investigadores deben realizar un seguimiento de los pacientes, a fin de confirmar la seguridad y durabilidad de los órganos. Probablemente pase una década o más antes de que estos órganos de bioingeniería sean algo común, pero Atala está comprometido: “Me he impuesto la misión de llevar esta tecnología a los pacientes”.

Beth Howard escribió anteriormente para AARP The Magazine sobre los alimentos que sirven para combatir el dolor.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO