Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Aceite de oliva contra accidentes cerebrovasculares

Agregue aceite de oliva y olvídese de la mantequilla.

In English | Usar el aceite de oliva para cocinar, en los aderezos de ensaladas y para agregar sabor a los alimentos puede ayudar a prevenir un accidente cerebrovascular, según un estudio nuevo publicado en Francia.

Vea también: Mejore su salud con el plan del Dr. Oz

Innumerables estudios ya han demostrado los beneficios del aceite de oliva como protección contra la presión arterial alta, el colesterol elevado, la diabetes y otros trastornos que contribuyen a la enfermedad cardíaca, pero este es el primer estudio que observó el efecto del aceite de oliva en los accidentes cerebrovasculares.

“A menudo pensamos en la alimentación y la enfermedad del corazón. Sin embargo, también es importante vincular la alimentación con otros tipos de enfermedad vascular, incluidos los accidentes cerebrovasculares”, dice el neurólogo Ralph Sacco, presidente de la American Heart Association (AHA, Asociación Estadounidense de Cardiología) y director del departamento de Neurología de la University of Miami Miller School of Medicine. “Este interesante estudio mejora nuestros conocimientos sobre la relación entre el aceite de oliva y el riesgo de accidentes cerebrovasculares”.

Los investigadores franceses analizaron el historial médico de más de 7.600 hombres y mujeres de 65 años o más, residentes de tres ciudades de Francia, todos los cuales participaban en un estudio de largo plazo sobre la salud.

Los participantes seguían habitualmente una dieta mediterránea, que es abundante en aceite de oliva, frutas, verduras y cereales, y reducida en carne roja y productos lácteos. Ninguno de los participantes tenía antecedentes de accidentes cerebrovasculares. Además de dar la información sobre su edad, peso, si habían fumado alguna vez y cuántas bebidas alcohólicas ingerían por semana, los participantes describían los tipos de alimentos que comían, en especial cuáles eran las grasas y los aceites que preferían. Los investigadores luego separaron el consumo de aceite de oliva en las siguientes categorías:

  • Cero consumo.
  • Consumo moderado (para cocinar o en aderezo de ensaladas y para mejorar el sabor de los alimentos).
  • Consumo frecuente (tanto para cocinar como para los aderezos de ensaladas y para agregar sabor a los alimentos).

Siguiente: Use aceite de oliva para reducir el riesgo de accidentes cerebrovasculares. >>

Luego de 5 años, habían ocurrido 148 accidentes cerebrovasculares entre miembros del grupo. Teniendo en consideración otros factores de riesgo, los investigadores concluyeron que los participantes que usaban regularmente el aceite de oliva para cocinar, en aderezos de ensaladas y para agregar sabor a los alimentos tenían un riesgo 41% menor de sufrir un accidente cerebrovascular en comparación con los que nunca consumían aceite de oliva (1,5% en comparación con 2,6%). Mientras más aceite de oliva usaban los participantes, menor era su riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

La investigación fue publicada el 15 de junio en la edición en línea de Neurology, la revista médica de la American Academy of Neurology (Academia Estadounidense de Neuorología).

Si se consume aceite de oliva en lugar de grasas saturadas, las que se encuentran en la mantequilla, la crema, el queso y las carnes grasosas, esto probablemente generará un cambio a una forma más saludable de alimentarse, dice la autora principal del estudio, Cecilia Samieri, epidemióloga nutricional que trabaja en el National Institute of Health and Medical Research (Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica) de Bordeaux, Francia.

“Por lo tanto, sobre la base de estos resultados y de estudios anteriores, y considerando que el aceite de oliva no tiene efectos nocivos”, dice la doctora Samieri, “una vez que los hallazgos clínicos confirman los resultados, el aumento del consumo de aceite de oliva puede recomendarse para mujeres y hombres mayores”.

Sin embargo, señala Sacco, experto en accidentes cerebrovasculares, “siempre resulta difícil dilucidar si es el aceite de oliva específicamente o son otros alimentos que forman parte de una dieta saludable los que representan una diferencia; entre esos alimentos se encuentran el pescado, las frutas, las verduras y los cereales integrales”. Cualquiera que sea la razón, “consumir aceite de oliva en lugar de mantequilla y otras grasas menos saludables tiene sentido”, dice. “Nunca es demasiado tarde para hacer cambios positivos que disminuyan el riesgo de un accidente cerebrovascular”, subraya Sacco. “Una alimentación saludable es buena para el cerebro y también para el corazón”.

Nissa Simon, de New Haven, Connecticut, escribe sobre nutrición y temas médicos.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO