Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Tecnología que salva corazones

Estos nuevos e innovadores procedimientos podrían salvar su vida.

In English l Cuando se estima que las cardiopatías afectan a unos 27 millones de adultos (más del 8 % de la población estadounidense), los investigadores se apresuran a desarrollar nuevos tratamientos. Dentro de los más promisorios, se cuentan los siguientes:

Vea también: ¿Qué es la hipertensión y cómo diagnosticarla?

Un corazón sobre un fondo verde -Tecnologia que puede salvar corazones

Foto: Dan Saelinger

Nueva tecnología transforma el cuidado cardíaco.

Regeneración cardíaca

Durante la mayoría de los ataques cardíacos, se forma un coágulo de sangre que bloquea una de las arterias coronarias que alimentan el corazón. Esto mata parte del músculo cardíaco y lo convierte así en tejido cicatrizado, lo que a menudo crea dificultades para respirar, debilidad y una capacidad reducida para realizar ejercicios.

Actualmente, los investigadores del Cedars-Sinai Heart Institute de Los Ángeles emplean células madre de los pacientes para transformar el tejido cicatrizado en músculo cardíaco vivo. La idea es simple: cosechar células madre de una parte del corazón que no haya sido afectada, multiplicarlas en el laboratorio e inyectarlas en el sitio de la herida para que puedan enraizarse y reparar el daño.

El Dr. Eduardo Marbán y sus colegas han probado el procedimiento en 17 pacientes, y los resultados son sorprendentes. Los sobrevivientes de ataques cardíacos tratados con sus propias células madre dentro de los tres meses del ataque evidenciaron una reducción promedio del 50 % en el tejido cicatrizado, y todos generaron nuevo tejido cardíaco. Si los estudios continúan arrojando tan buenos resultados, los pacientes cardíacos podrán beneficiarse del procedimiento en unos cuatro a cinco años, comenta Marbán.

El equipo también está ensayando el tratamiento con células de donantes, que ha funcionado bien en animales experimentales, informa Marbán. Si las células de donantes funcionan en los humanos, se ahorraría a los pacientes las biopsias o la espera hasta que se multipliquen las células para recibir tratamiento. El procedimiento incluso podría funcionar para aquellos pacientes que están sufriendo un ataque cardíaco al impedir, en primer lugar, que se forme tejido cicatrizado.

El equipo de Marbán espera completar un estudio sobre 270 pacientes con células de donantes para mediados del 2014. Según los resultados, en unos diez años podría accederse ampliamente al tratamiento con células donadas.

Trasplantes de corazón latiente

Cuando el corazón de un donante está listo para ser trasplantado, suele estar empaquetado en un refrigerador de picnic con una bolsa de solución salina fría. Económico y sencillo, tal vez, pero también ineficiente, ya que el corazón de los donantes empieza a deteriorarse en el momento en que se lo extirpa del pecho de esa persona.

El Dr. Bruce Rosengard, vicepresidente de The Medicines Co. en Parsippany, Nueva Jersey, fue quien dio el impulso para hacer realidad el trasplante de corazón latiente. Funciona así: una máquina corazón-pulmón en miniatura circula la sangre del donante a través del corazón hasta momentos antes de que se lo injerte en el pecho del receptor. El equipo de Rosengard del Hospital de Especialidad Cardiotorácica de Cambridge University, de Inglaterra, fue el primero en realizar trasplantes con éxito mediante este método en el 2006.

El tiempo de recuperación también resulta prometedor. En un estudio europeo, 19 de 20 pacientes que recibieron trasplantes de corazón latiente salieron de la unidad de cuidados intensivos en menos de 24 horas; el paciente número 20 salió en menos de 48 horas. Los trasplantes estándar, en comparación, exigen de dos a tres días en la UCI. Hasta la fecha, más de 140 pacientes de todo el mundo han recibido este tipo de trasplantes (100 en Europa y 40 en Estados Unidos). Si los ensayos clínicos continúan arrojando más resultados sorprendentes, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) podría aprobar esta tecnología, que podría estar ampliamente disponible para el 2014.

Siguiente: Reemplazo mínimamente invasivo de válvula. »

Reemplazo de válvula mediante un procedimiento mínimamente invasivo

Las válvulas cardíacas, como las articulaciones, con el tiempo colapsan por mero desgaste. Y cada año, unos 50.000 pacientes deben someterse a una compleja cirugía a corazón abierto para recibir nuevas. Ahora, los médicos de Stanford University han desarrollado un procedimiento para reemplazar las válvulas enfermas sin tener que hacer incisiones para abrir el pecho de los pacientes.

El procedimiento, denominado TAVR (reemplazo de válvula aórtica mediante tecnología transcatéter), utiliza un catéter para guiar la válvula artificial al corazón latente a través de una pequeña incisión en la pierna o entre las costillas. “Es mucho menos traumática que la cirugía a corazón abierto, en especial para pacientes inoperables o de alto riesgo”, afirma el Dr. Alan C. Yeung, jefe de la división de medicina cardiovascular de Stanford. En realidad, los cirujanos no pueden realizar el procedimiento si el corazón de la persona es joven y sano. “Nos apoyamos en los defectos del corazón, puntos endurecidos, para que mantengan la válvula en su lugar”, explica. La nueva válvula se expande y empuja la vieja válvula hacia un margen.

La FDA aprobó este innovador procedimiento en el 2011, después de que un estudio de seguimiento de dos años demostrara que reducía el riesgo de muerte en más de un 40 %. Y de regalo: el TAVR lleva 30 minutos, y un par de horas más tarde, los pacientes ya están despiertos conversando.

Corazón sin latidos

Cada año, hasta 40.000 pacientes podrían beneficiarse de un trasplante cardíaco, y sin embargo, apenas se dispone de unos 2.200 corazones de donantes. Los corazones artificiales son una alternativa de eficacia comprobada (disponibles desde 1982), pero el modelo primario, el Jarvik-7, requiere el uso de un compresor de aire externo, y los pacientes deben someterse a cirugías de mantenimiento.

Un equipo del Texas Heart Institute de Houston ha presentado un nuevo dispositivo, denominado corazón sin latido, que empuja la sangre a través del cuerpo a un ritmo sostenido, como el propulsor de una moto de agua. Sin válvulas, componentes flexibles ni maquinarias complejas, actúa más como un par de turbinas que como un corazón, afirma su inventor, el Dr. William Cohn, director de tecnología quirúrgica mínimamente invasiva del instituto. “Nuestro corazón solo tiene dos partes movibles que flotan en campos magnéticos, girando rápidamente”, afirma. “Así que no se consume tan pronto como un corazón artificial con varias partes”.

Una singularidad del procedimiento: el corazón sin latidos no genera pulsos. Y sin pulso, los médicos no pueden monitorear el ritmo cardíaco. No obstante, el equipo de Cohn ha implantado con éxito dispositivos de flujo continuo en más de 70 animales, principalmente terneros. Incluso ha probado el procedimiento en un paciente humano, un hombre con insuficiencia orgánica múltiple. El dispositivo funcionó sin fallas durante casi seis semanas, incluso cuando las funciones del hígado y los pulmones del hombre seguían deteriorándose. Por fin, los miembros de la familia pidieron a Cohn que apagara el dispositivo para que el hombre pudiera morir.

Los planes prevén probar el dispositivo (y el procedimiento) en una media docena de pacientes humanos. Si la tecnología resulta prometedora, el equipo de Cohn espera empezar los ensayos clínicos poco después, si bien predice que faltan años para que se obtenga la aprobación de la FDA.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO