Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Acompañantes: un ojo atento y un oído dispuesto para el adulto mayor

No todos los seres queridos necesitan asistencia médica al envejecer.


spinner image La mamá de la escritora, Joanna Edelson (derecha), con su “nueva mejor amiga”, Donna Gillespie.
La mamá de la escritora, Joanna Edelson (derecha), con su “nueva mejor amiga”, Donna Gillespie.
NICK HAGEN

Después de que mi padre falleció hace 11 años, mi mamá se hizo muy independiente. Su calendario social estaba repleto con encuentros de su club de lectura, ensayos de coro y reuniones con el grupo de cinematografía, a los que acudía manejando. Su memoria también se mantuvo aguda durante años. Lo sé bien porque podía recordar incidentes de mi niñez que yo había olvidado hacía rato.

Sin embargo, la demencia lo cambió todo. Hace unos tres años, mi madre empezó a tener accidentes automovilísticos; por suerte, nada graves, pero sí preocupantes. Una noche olvidó cómo regresar a casa del ensayo de coro. A veces notaba que le costaba recordar los nombres de amigos y parientes. A menudo no podía acordarse dónde guardaba los utensilios que usaba con frecuencia en la cocina.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Mi familia y yo sabíamos que necesitaba ayuda, pero no queríamos mudarla de su casa y del vecindario de Míchigan que adoraba y donde me crie. Le encantaba estar rodeada de familias jóvenes que pasaban por su casa con bebés y perros. Además, su salud física era relativamente buena. No necesitaba un auxiliar de cuidados en el hogar. Necesitaba a alguien que sencillamente pudiera hacerle compañía.

Un servicio diferente

Este tipo de servicio se conoce como acompañamiento para adultos mayores, una solución para las personas en la misma situación de mi madre. Necesitan cierta supervisión, pero no atención médica, así como ayuda con tareas como cocinar y transporte, pero no para comer o vestirse. Y anhelan la compañía. Casi la mitad de las mujeres mayores de 75 años viven solas. “Tenemos seres queridos que están en casa solos sin mantener conversaciones y que no participan realmente en la vida ni se sienten relevantes”, dice Sherri Snelling, gerontóloga y representante de Comfort Keepers, agencia de cuidados en el hogar. “Esas personas desean charlar y entablar ese tipo de relación”.

En general, los recursos para buscar auxiliares de cuidados en el hogar (típicamente las agencias que emplean o contratan personal de enfermería u otros asistentes calificados, cuyo ingreso en parte lo paga el seguro médico) no son los adecuados para encontrar acompañantes. ¿Cómo se consigue a alguien que simplemente esté dispuesto a acompañar a una persona mayor y que ayude en la casa?

“Hay mucha necesidad. Pero no creo que tengamos buenos modelos para encontrar el servicio de acompañamiento porque no encaja en el concepto tradicional de cuidados en el hogar o de atención médica en el hogar”, dice Christina Irving, directora de servicio al cliente de Family Caregiver Alliance.

Por eso, un recurso útil son los sitios web que también conectan a las familias con distintos tipos de asistentes domésticos, como cuidadores de niños, cuidadores de mascotas y personal de limpieza. Estos incluyen compañías como Care.com, Comfort Keepers y CareLinx. La ventaja es que indagan en los antecedentes de los asistentes para que no tengas que hacerlo tú mismo. Pero las tarifas son más altas porque estas agencias cobran una comisión.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Niveles de cuidados

Acompañante. Es el tipo de cuidado más básico para el ser querido al envejecer, dice Amy Goyer de AARP. El cuidador acompañante “es la persona que observa y escucha a tu ser querido con regularidad”, explica ella. Este tipo de cuidador por lo general ofrece interacción a nivel intelectual y transporte a las actividades y las citas médicas, además de ayudar a preparar las comidas y a hacer una limpieza ligera.

Auxiliar de cuidados en el hogar. Es el asistente que puede ayudar al ser querido a bañarse, ir al baño y vestirse.

Personal de enfermería titulado. Este tipo de cuidador presta atención médica más intensa, como administrar medicamentos e inyecciones, tratar heridas, asistir con catéteres, tomar el pulso y medir la presión arterial.

Centros de cuidados a largo plazo. Los centros de vida asistida son esencialmente complejos residenciales que emplean a un personal de enfermería y a asistentes de enfermería certificados para atender a los residentes. Algunos emplean a un médico para que haga visitas regulares. En los hogares de ancianos, los profesionales médicos son parte del personal permanente; en general, los residentes no tienen tanta movilidad y necesitan los niveles más altos de atención médica.

See more Salud y bienestar offers >

La encuesta de Genworth sobre el costo de la atención, que desglosa los gastos promedio por estado, indica que la mediana de salario por hora del país es de $26 para quienes prestan servicios de acompañamiento, también conocidos como servicios de asistentes domésticos. La calculadora de remuneración para cuidadores de personas mayores de Care.com es una buena estimación de lo que costará contratar a un acompañante en tu localidad.

Si deseas contratar al acompañante directamente, Irving sugiere contactar a los centros de adultos mayores y otros centros comunitarios, a escuelas de enfermería o a estudiantes de psicología o de trabajo social en las universidades. A veces también sirven las recomendaciones personales. “Hay una buena probabilidad de que algún conocido tenga esta misma experiencia y haya contratado a alguien o sepa de alguien a quien recomendar”, señala Irving. Un administrador de atención geriátrica, que por lo general es un enfermero titulado o trabajador social, también puede ayudar a conectarte con el servicio de acompañantes. Busca a un administrador en tu localidad en aginglifecare.org.

Los beneficios de un acompañante

Encontré a la primera acompañante de mi madre a través de Nextdoor, la popular aplicación de conexión vecinal, tras publicar un aviso sobre su situación. La persona que escogí era una viuda compasiva y amable, muy dispuesta a pasar unas horas por semana ayudando a mi mamá. Aunque al principio no estaba muy convencida, mi madre pronto la aceptó. Esperaba con ansias las visitas de su acompañante y parecía estar más contenta y conectada socialmente. Disfrutaba de que la llevara a hacer los mandados, como las compras del supermercado que antes hacía sola. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Cuando la salud de mi mamá empeoró, contratamos a una segunda acompañante para que la asistiera más horas por semana. Mientras almorzaban sándwiches de queso a la parrilla, sopa de vegetales y chocolate caliente, pasaban tiempo conversando, hablando de los viajes al extranjero que mi madre había hecho con mi padre, las amistades entabladas cuando fue maestra de escuela y el orgullo que le daban sus nietos.

Ahora mi mamá está en un centro de vida asistida. Hace unas semanas, tuvo una caída fuerte y la hospitalizaron. Además, hubo otras circunstancias recientes que indicaban que necesitaría un nivel más alto de cuidados. Por eso mis hermanos y yo tomamos la difícil decisión. Pero estaré por siempre agradecida por la forma en que sus acompañantes la mantuvieron entretenida y feliz cuando vivía en su propia casa.

En una de las últimas visitas juntas, una de sus acompañantes la llevó a un museo de arte. Mi madre rebosaba de entusiasmo. “Fue simplemente maravilloso”, dijo. Por eso decidimos contratar a una de ellas para que la lleve a almorzar todas las semanas aunque ahora viva en el centro de vida asistida. A mamá le encantó la idea. “Es mi nueva mejor amiga”, me dijo. Nadie podía aceptar la separación.

Consejos sobre el servicio de acompañantes

Al solicitar este servicio, indica detalles explícitos sobre las obligaciones del acompañante. “¿Buscas compañía además de asistir con los mandados o las tareas domésticas? ¿Un compañero para hacer ejercicios? Asegúrate de incluir metas o detalles específicos”, aconseja Caty Kobe, directora de comunidad de Nextdoor. Amy Goyer, experta de AARP en asuntos de la familia y el cuidado familiar, sugiere incluir el tipo de actividades que tu ser querido prefiere, como eventos comunitarios o visitas a galerías de arte. Sherri Snelling, gerontóloga y representante de Comfort Keepers, sugiere pensar en lo que buscarías si necesitaras a un amigo para tu ser querido e indicar sus preferencias de música, por ejemplo. Anne Sansevero, presidenta de la junta directiva de la Aging Life Care Association, dice: “No puede ser tan solo cualquier persona”.

Investiga a los candidatos. Si vas a contratar al acompañante a través de un servicio de cuidadores, asegúrate de que hayan hecho la verificación de antecedentes. Si vas a contratarlo directamente, verifica la historia laboral provista y comprueba las referencias. Pídele el historial de conducción vehicular, que el candidato debería poder conseguir de su departamento de vehículos motorizados. Para conseguir una verificación completa de antecedentes penales, es probable que tengas que recurrir a una compañía que se especializa en ello. “No es fácil y por esa razón algunas familias dudan en contratar privadamente”, comenta Irving.

Consulta a tu aseguradora. Aunque el servicio de acompañante no está cubierto por Medicare tradicional ni por muchas aseguradoras privadas, hay excepciones. Francesca Rinaldo, vicepresidenta sénior de productos e innovaciones clínicas de Sharecare, la compañía matriz de CareLinx, aconseja consultar con la aseguradora sobre el “beneficio para cuidados en el hogar”. Algunos planes de Medicare Advantage cubren esos servicios, dice ella. Jill McNamara, directora sénior de Care.com, explica que el seguro de cuidados a largo plazo también puede utilizarse en algunos casos.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.