Skip to content
 

5 resoluciones de Año Nuevo para los cuidadores familiares

Intenciones positivas que puedes establecer para el próximo año.

Una mujer mayor feliz y su cuidadora caminando al aire libre.

Fred Froese / Getty Images

In English

Para los cuidadores familiares, las resoluciones de Año Nuevo no tienen que consistir en la promesa inútil de bajar de peso y luego comer la mitad de un pastel de chocolate el día 3 de enero. En cambio, pueden ser —como bien sugiere la plegaria de la serenidad— un llamado a tener la valentía de cambiar lo que está en sus manos. Como su mentalidad, por ejemplo, cuando deben aceptar los problemas médicos de un ser querido que no están bajo su control. A fin de inspirarse para el próximo año, los cuidadores deben tomarse el tiempo en diciembre para reflexionar sobre la importancia que tiene para ellos ser cuidador, y sobre cómo pueden mejorar su manera de abordar sus responsabilidades. A continuación, recomendamos algunas resoluciones que los cuidadores pueden plantearse para el 2022.


Venta del Día de la Recordación: Únete a AARP por solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años. Únete hoy y recibe un REGALO.


1. "Reflexionaré más sobre las cosas buenas que hago, en vez de fijarme en mis imperfecciones como cuidador".

Todos conocemos la expresión que dice que somos nuestro peor enemigo. Aun así, muchos cuidadores creen que, si se autocritican con suficiente dureza, podrán superar sus imperfecciones. Pero casi nadie mejora su desempeño al ser más duro consigo mismo; al contrario, eso crea una sensación de fracaso. En cambio, los cuidadores pueden dar lo mejor de sí cuando se exigen menos a sí mismos y se relajan más al desempeñar el difícil papel que han asumido.  

Para ello, tienen que reconocer las muchas cosas buenas que hacen. Los cuidadores a veces restan importancia a las labores que realizan cada día, pero por la noche les cuesta conciliar el sueño porque no consiguen dejar de pensar en aquello que no terminaron de hacer. Esto se define como el sesgo de negatividad, en la jerga de la terapia cognitivo-conductual. Es decir, se ignora injustamente lo positivo. Los cuidadores deben procurar ejercer más autocompasión y recordar cada día el gran impacto que tiene el cuidado que prestan a su ser querido.

2. "Dedicaré más tiempo a apreciar a los amigos y familiares que brindan su apoyo que a afligirme por aquellos que me han decepcionado".

Sin duda, los cuidadores se sienten traicionados cuando ciertas personas, en vez de poner de su parte como deberían, simplemente desaparecen. Pero si estos desertores no cambian —y en muchos casos nunca lo hacen, por más que los cuidadores familiares les rueguen—, entonces surge la pregunta: ¿cómo pueden los cuidadores decepcionados seguir adelante con una tranquila determinación, sin amargarse? La solución radica en sentir gratitud por las personas buenas (enlace en inglés) que, a veces de forma inesperada, acuden a prestar ayuda. Esa persona podría ser un vecino, un feligrés o un pariente lejano. O podría ser un auxiliar de cuidados en el hogar que ha obrado milagros. Los cuidadores deben proponerse apreciar a estas personas este año como si fueran una verdadera bendición.

3. "Estableceré límites sanos, reservando tiempo para mí".

No es que los cuidadores no sepan que deben ejercer el autocuidado. Pero es difícil hallar el tiempo para las actividades de cuidado personal, como hacer ejercicio o dibujar, cuando sus labores como cuidador parecen interminables. Se necesita una disciplina férrea para reservarse tan solo una hora de tiempo libre cada semana para descansar y reponer energías, sin sentimientos de culpa y sin permitir que las necesidades del ser querido interrumpan ese descanso. Los cuidadores que resuelvan reservar esa hora para ellos mismos, como si de ello dependiera su bienestar, estarán en mejores condiciones para no agotarse entre enero y diciembre.

4. "Estaré agradecido por lo que aprenda sobre mí mismo".

Cuando un familiar se convierte en cuidador de un ser querido, ¿qué aprende acerca de sí mismo? Al principio, no mucho, ya que está demasiado sumido en la lucha diaria para darse cuenta de su crecimiento personal. Sin embargo, los cuidadores no solo aprenden rápidamente a leer las explicaciones de beneficios del seguro médico y a lidiar con los complicadísimos sistemas de salud, sino que también descubren que son más fuertes y resistentes de lo que jamás se imaginaron. Y también se dan cuenta —a veces mucho tiempo después de que hayan dejado de ser cuidadores— de que han fortalecido algunas de las cualidades que ya poseían, entre ellas la compasión, la paciencia y una tranquila confianza en sí mismos. Se recomienda que los cuidadores pongan más atención en el 2022 a cómo les ha cambiado su papel como cuidadores, en muchos casos para bien.

5. "Procuraré sentir alegría".

Cuando alguien asume el papel de cuidador, no tiene que dejar de disfrutar de la vida. Lo cierto es que las circunstancias en que se prestan cuidados son en muchos casos tristes y, a veces, muy duras. Para encontrar la alegría de ser cuidador, hay que descubrir el placer de las cosas pequeñas: la sonrisa del ser querido, una comida bien preparada a partir de una receta sacada de una revista, llenar un pastillero correctamente. Al tiempo que sueñan con volver a sus vidas anteriores —cuando veían películas, viajaban y salían a socializar—, los cuidadores deben observar qué los conmueve o los hace reír, aun cuando estén lidiando con los pañales de adulto y la monotonía de sus tareas. La resolución de encontrar alegría en ser cuidador implica comprometerse a buscar con más empeño lo que hay de bueno en la vida, aunque sean cosas corrientes. Así se puede generar una manera de pensar que alegrará cada día, incluso después de que las labores de cuidador hayan llegado a su fin.

Barry J. Jacobs, psicólogo clínico, terapeuta de familia y asesor del cuidado de la salud, es el coautor del libro Love and Meaning After 50: The 10 Challenges to Great Relationships — and How to Overcome Them y de AARP Meditations for Caregivers. Síguelo en Twitter y en Facebook (enlaces en inglés).

Maneras en que los cuidadores familiares pueden mantener su salud mental

(Haz clic en el botón CC del video para seleccionar los subtítulos en español)