Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Medidas claras para los cuidadores preocupados por la exposición al coronavirus

El riesgo es real, pero tener un plan de acción en marcha puede ayudar a calmar la ansiedad por la COVID-19.

Una mujer y su hija limpian y desifectan su cocina

DGLIMAGES/GETTY IMAGES

Las medidas simples y prácticas, como lavarse las manos y limpiar las superficies, pueden ayudar a limitar la exposición al coronavirus.

In English | Denise Brown ya compró la ginebra y el chocolate.

Son parte del deseo de sus padres para mantenerse cómodos en el tiempo del coronavirus.

No tienen COVID-19. Pero tienen 88 y 85 años, por lo que la muerte no se descarta como posibilidad. Y su hija, que los cuida, quiere tener un plan.

"Cada preocupación tiene un plan"

"Me gusta decir que cada preocupación tiene un plan”, señala Brown, quien vive a diez minutos de la casa de sus padres en el área de Chicago. “Además, si estamos haciendo planes, estamos en acción. Eso nos hace sentir que hay algo que podemos controlar durante una situación que está muy fuera de nuestro control”.

Brown, autora, oradora y fundadora de Caregiving.com, es una de los millones de cuidadores que enfrentan la incertidumbre y el miedo a enfermarse durante la pandemia de la COVID-19. Ella recibe noticias de familias que están aterrorizadas de que de alguna manera expondrán a sus familiares mayores al virus y serán responsables de que se enfermen.

“Sé que puedo hacer todo lo que esté a mi alcance, y aún así puede suceder algo que no quiero que suceda”.

— Denise Brown, Caregiving.com

Algunos no quieren abandonar la casa por temor a traer con ellos el virus al regresar a su hogar. Por el mismo motivo, ahora otros se resisten a permitir que los asistentes de salud en el hogar ingresen a su casa.

“Sé que puedo hacer todo lo que esté a mi alcance, y aún así puede suceder algo que no quiero que suceda”, indica Brown. “Creo que se trata de encontrar ese lugar donde dices 'creo que he hecho todo' y no lamentarnos por no haber podido hacer más.

“Esa es la gran pregunta para nosotros, ¿verdad? ¿Podría haber hecho más?”, pregunta.

Consejos para mantenernos lejos de la enfermedad

  • Lávate las manos
  • Limpia las superficies
  • Limpia tu teléfono
  • Mantén limpias las manijas de las puertas
  • Limpia tu bolso o tu billetera
  • Mantén una distancia de 6 pies de los demás
  • Evita las reuniones
  • Evita los abrazos y los besos
  • Quédate en casa incluso si estás levemente enfermo
  • Duerme de 7 a 9 horas para mantener fuerte el sistema inmunitario
  • Sal y haz ejercicio
  • Limita las noticias y las redes sociales

Los verdaderos peligros

Swati Gaur, médica geriatra de Gainesville, Georgia, comprende la ansiedad y los riesgos. Señala que el verdadero peligro es que estamos lidiando con una enfermedad mortal.

"En los adultos de 80 años o más, lo que observamos es que la tasa de mortalidad es de alrededor del 18%, lo que representa 1 de cada 5 personas”, dice Gaur, directora médica de New Horizons Nursing Facilities del Northeast Georgia Health System. Ella es la directora ejecutiva de Care Advances Through Technology, una empresa de innovación tecnológica, y también trabaja en un comité nacional de asesoramiento sobre infecciones que está analizando la COVID-19 en profundidad y brindando asesoramiento sobre el modo de enfrentarlo.

Los cuidadores pueden hacer varias cosas prácticas, señala, y probablemente las hayas escuchado: lavarte las manos, mantenerte a varios pies de distancia de los demás, no acercarte a las multitudes y proteger a las personas mayores en tu hogar.

Limpia tu teléfono

Gaur dice que con sus propios hijos y sus padres por el momento “no hay abrazos ni besos”. Además, “vamos a postergar todas las fiestas de cumpleaños hasta el momento en que estemos muy lejos de esta epidemia”.

Ella usa ropa que se puede lavar fácilmente y limpia su teléfono, se ducha y se cambia cuando regresa a casa de trabajar.

“Estaba tratando de darles una analogía a mis hijos y hoy al personal, y dije: 'Es como la pintura. Cuando pintas, la pintura salpica y luego permanece allí hasta que la limpias'. Entonces, piénsalo de esa manera”, señala. “Recuerda que es difícil matar un virus. Asegúrate de que realmente lo estés eliminando”.

Puede parecer cruel decir que podrías ser el que le lleve un virus mortal a un ser querido, pero según Gaur no es una reacción exagerada.

“Creo que mi perspectiva es realista”, dice. “Cada uno de los habitantes del país tiene la responsabilidad de comprometerse y hacer lo que le corresponde hacer. La única manera de mantener a nuestros padres a salvo es hacer todos nuestra parte. Por eso es que es tan importante que todos nosotros trabajemos juntos”.

Convierte el miedo en acción

Elizabeth Eckstrom, médica geriatra principal de la Oregon Health & Science University de Portland, dice que la COVID-19 parece transmitirse por medio de pequeñas gotas, y que es por eso que la higiene es tan importante.

“Le digo a la gente: 'Simplemente convierte ese miedo en un lavado las manos'”. 

“Pregúntales (a los invitados) si han tenido tos o fiebre. De ser así, no los dejes pasar. ... Esos son los síntomas principales”.

— Dra. Elizabeth Eckstrom, Oregon Health & Science University, Portland

Incluso si sabes que te esmeras con la higiene, está bien hacerles estas preguntas a las personas que vienen a tu casa, señala.

"Mi mejor consejo sería cumplir las recomendaciones para los centros de cuidado a largo plazo”, señala. “Entonces, prepara un pequeño puesto en la puerta de tu casa y tómales la temperatura cuando lleguen”.

“Pídeles que se laven muy bien las manos tan pronto como entren a tu casa y antes de que toquen nada. Abre la llave del agua y asegúrate de que se laven muy bien las manos”, dice Eckstrom. “Pregúntales si han tenido tos o fiebre. De ser así, no los dejes pasar.

“Diles: 'Lo siento mucho, pero no puedes entrar. No podemos recibir a nadie que haya tenido tos o fiebre en las últimas dos semanas. Esos son los síntomas principales’“, señala.

Vuelve a lo básico

Connie Steed, presidenta de la Association for Professionals in Infection Control and Epidemiology y directora de prevención de infecciones en Prisma Health, en Carolina del Sur, dice que desearía tener una fórmula mágica para calmar los temores de las personas.

“Todos debemos simplemente respirar hondo y pensar realmente en las cosas básicas que podemos hacer para prevenir la propagación de toda infección”, señala Steed, quien tiene antecedentes de enfermería y ha trabajado en la prevención de infecciones durante 35 años.

Esto significa lavarse las manos, mantener limpias las superficies y no tocarse la cara.

“Todo esto es básico, son cosas sencillas a las que no prestamos atención en situaciones normales”, señala. “En este momento la situación no es normal, y por eso es importante que tengamos más conciencia de lo importantes que son esas cosas”.

Calcula los riesgos

Para los cuidadores, enfrentar la COVID-19 se trata de equilibrar los riesgos, señala Kate Tulenko, médica y directora ejecutiva de Corvus Health, una empresa global de servicios de personal sanitario con sede en Alexandria, Virginia.

Señala que el peligro proviene no solo del virus en sí sino de otros riesgos vinculados a él, como los hospitales que se llenan de personas muy enfermas o toda esta ansiedad que pone a prueba la salud mental de las personas mayores. Tulenko recomienda que nos enfoquemos en el futuro y veamos más allá de esta crisis de salud.

“Es muy importante aceptar todo, momento a momento y día a día, e intentar estar lo más presente posible, porque no tenemos todo el control del mundo, y puede ser muy aterrador”.

— Olivia Kate Cerrone, Boston

"Sabes, se han estado publicando cosas como que Shakespeare escribió King Lear cuando estaba aislado para protegerse de la peste bubónica. Creo que Newton hizo uno de sus mejores trabajos cuando estaba en aislamiento, así que hay que ver el lado bueno de las cosas: elige el lado positivo, mantente ocupado”, señala.

“Y algunas personas no deberían leer las noticias ni usar las redes sociales. Simplemente están volviendo locos a muchos”, dice Tulenko. “Decide tu plan de acción, decide aislarte, evitar el contacto con la gente y cumplirlo. No leas las noticias cada cinco minutos. Solo te va a provocar ansiedad”.

Mantén la cordura

Olivia Kate Cerrone es una escritora de Boston que acaba de escribir un ensayo sobre el cuidado de su padre, que padece una enfermedad terminal (en inglés) durante el brote de coronavirus para la publicación en línea del Washington Post, The Lily. Cuando los lectores lo compartieron en internet, respondieron muchas personas que estaban en la misma situación.

“Escribí el artículo porque sentí que muchos podrían sentirse aislados o con una gran sensación de ansiedad, además de seguir el ritmo de la vida cotidiana”, señala. Quería contar las particularidades de la situación y lo que puedes hacer para encontrar cierta cordura en una situación que con frecuencia sientes que no puedes controlar.

Para Cerrone y su madre, las rutinas, las listas, e incluso meditar y trabajar en el jardín las mantienen centradas en este momento caótico. A Cerrone le gusta idear maneras de hacerse presente con su padre de 76 años, incluso si significa simplemente acompañarlo mientras ve su programa de televisión favorito.

Señala que “Es muy importante aceptar todo momento a momento y día a día e intentar estar lo más presente posible, porque no tenemos todo el control del mundo, y puede ser muy aterrador. Pero si aceptamos las cosas y pensamos, bueno, ¿qué tengo que hacer ahora? ¿Qué es lo inmediato? Eso realmente puede ayudarnos a mantener los pies en la tierra y no sentirnos tan abrumados”.

Imagen de computadora del coronavirus

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO