Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cuidar un ser querido en casa: Una labor gratificante pero compleja

Un nuevo informe de AARP revela que las finanzas y la salud de los latinos que cuidan de un familiar en casa se ven más impactadas que las de otros grupos.

Una mujer adulta abraza a su madre, una mujer mayor

GETTY IMAGES

Las familias hispanas figuran entre las más impactadas por el cuidado de un ser querido mayor en casa, revela un nuevo estudio de AARP y la National Alliance for Caregiving. El informe, titulado Caregiving in the U.S. 2020, muestra que el número de cuidadores familiares en Estados Unidos ha crecido a un total de 53 millones de personas, de los cuales un 17% son latinos. Y estos, según el informe, no solo son más jóvenes, con una edad promedio de 43.3 años, sino que dedican más horas al cuidado y enfrentan mayores dificultades económicas a raíz del cuidado de sus familiares.

Los resultados del informe arrojan luz sobre el panorama colectivo de este grupo: El 45% de los hispanos encuestados dijo tener un bajo nivel de escolaridad, con diploma de secundaria o menos; mientras que el 55% indicó que trabajan en oficios que pagan por hora, y el 79% reportó no tener seguro médico. Además, muchos viven en hogares donde conviven varias generaciones: el 47% de los latinos que participaron en esta investigación dijo tener hijos o nietos en el hogar.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Estos factores contribuyen a que con frecuencia estas familias latinas tengan que hacer malabares para pagar facturas, atención médica, medicamentos o comida. De hecho, el informe recalca que a un 23% de todos los cuidadores encuestados le es difícil cuidar su propia salud, y un mismo porcentaje dice que su salud ha empeorado desde que asumieron el cuidado de su ser querido.

Irene Nuñez, de Wilmington, California, recuerda cómo el estrés de cuidar de su tía abuela Nina con demencia, culminó en una breve hospitalización. En ese momento, Irene, casada con cuatro hijos, apenas entraba en sus 40 años. También convivía con su suegra. Sumar el cuidado de Nina, labor que asumió con mucho amor, resultó ser un gran reto físico, psicológico y emocional.

“Lo más difícil es evitar el agotamiento de los cuidadores”, dice Irene. “No conocía el término hasta que me uní a unos grupos de apoyo. Noté que me derrumbaba y lloraba, me sentía abrumada”.

Según el informe de AARP, el cuidado que brindan los cuidadores familiares se está volviendo más complejo a medida que las personas a quienes cuidan envejecen. De hecho, el 26% de los encuestados cuidan de familiares que padecen de la enfermedad de Alzheimer y demencia.

Retos económicos

Mas allá del impacto sobre la salud, asumir el cuidado de sus seres queridos mayores implica un reto económico: según el informe, el 28% de todos los cuidadores encuestados no puede ahorrar, el 23% ha acumulado deuda, y el 22% se ha visto obligado a gastar sus ahorros. Esto pinta un cuadro preocupante, no solo en cuanto a la situación financiera actual, sino mirando hacia el futuro.

Mireya Pérez del Rio, abogada jubilada en Guaynabo, Puerto Rico, cuida de su madre Carmen del Rio Jiménez, de 90 años, quien es paciente de Alzheimer y su padre Agustín Pérez Valentín, de 98. A sus 60 años, Mireya ve su futuro incierto. Con ocho casos de Alzheimer en su familia y sin hijos, se pregunta, ‘¿Quién me cuidará a mí?’

“Lo más difícil es evitar el agotamiento de los cuidadores. No conocía el término hasta que me uní a unos grupos de apoyo. Noté que me derrumbaba y lloraba, me sentía abrumada”. 

Irene Nuñez

Sus ahorros han desaparecido ante la avalancha de gastos mes tras mes que requiere el cuidado de sus padres. También tuvo que recurrir a la liquidación que le dieron tras la jubilación. “Lo único que pude hacer con ese dinero fue consolidar unas deudas. No tengo nada más. Es muy difícil ahorrar en estas circunstancias. No puedo ahorrar”, explica.

Sin embargo, dice estar segura de que cuidar a sus padres es la decisión correcta.

“Nadie los cuidará mejor que yo. No tengo el corazón para dejarlos en un hogar de ancianos”, dice Mireya. “Hay días en que estoy cansada, irritada, pero estoy tranquila, estoy en paz. No me arrepiento para nada de mi decisión”.

Esta convicción se refleja en los resultados del informe, que indica que el 61% de los cuidadores hispanos —el porcentaje más alto entre todos los grupos encuestados— afirmó que el cuido de sus familiares les proporcionaba un enfoque y un propósito en la vida. 

“El cuidar a una persona tiene un efecto transformador en nuestras vidas” comparte Mireya. “Ya no somos los mismos y vemos la vida desde otra perspectiva. En mi caso me siento realizada, como mujer, persona, abogada, y cuidadora. Y siento que aún me falta mucho por vivir, soñar y hacer a mis 60 años”.

If you are not able to see the PDF, please click here to open in a new tab.

    

Cifras relevantes 

El informe Caregiving in the U.S. 2020 es el más reciente de una serie sobre el cuidado familiar en casa que se han publicado desde 1997, y se basa en encuestas en línea de 1,392 cuidadores mayores de 18 años realizadas en el 2019.  Aquí otros datos sobre el cuidado en las familias latinas:

  • El 48% de los cuidadores familiares hispanos encuestados cuida a sus familiares en casa, en comparación con los cuidadores asiáticos (51%), afroamericanos (45%) y blancos no hispanos (36%).
  • El 67% de los cuidadores familiares latinos y afroamericanos desempeña tareas médicas, en comparación con los cuidadores blancos no hispanos (52%).
  • El 21% de los cuidadores familiares latinos dice que los niños ayudan en el cuidado de sus mayores en casa, en comparación con el 20% de los afroamericanos, el 17% de los asiáticos y el 9% de los blancos no hispanos.
  • El 26% de los cuidadores familiares hispanos dice no tener acceso a recursos, ayuda o información, en comparación con los afroamericanos (17%) o los asiáticos (12%).
  • El 61% de los cuidadores familiares hispanos afirmó que el cuido de sus familiares les proporciona un propósito en la vida, en comparación con los afroamericanos (59%), asiáticos (48%) y blancos no hispanos (46%).

Documental de AARP: Cada paso del camino

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO