Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Sigue riendo, sigue cuidando

El comediante Jesús Trejo sigue velando por sus padres y cosechando cada vez más éxitos.

Jesus Trejo

Todd Rosenberg

Han pasado dos años desde que AARP Studios colaboró con Jesús Trejo para filmar su vida abriéndose paso como comediante mientras cuidaba de sus padres a tiempo completo. Sus experiencias quedaron plasmadas en el documental Care to Laugh, que estrenó en el 2018 en los festivales de cine. Desde entonces, la vida de Trejo y sus padres ha cambiado considerablemente.  

En una entrevista virtual desde una esquina de su dormitorio donde tiene su oficina en el hogar, Trejo, de 33 años, comparte los detalles. A sus espaldas, vemos un estante repleto de carpetas llenas de sus escritos. Además, tiene un tablero colgado en la pared para anotar sus ideas más recientes.

“Siempre me gusta tener varias ollas en la estufa”, dice sobre varios proyectos que en la actualidad están en diferentes etapas de desarrollo (desde una comedia televisiva sobre “criar” a sus padres hasta una tira cómica autobiográfica). 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Uno de los proyectos que se concretó justo antes de nuestra entrevista fue que se confirmó una segunda temporada de Tacos Con Todo (en inglés), una alegre serie web en la que Trejo explora la cultura californiana al conversar con invitados famosos mientras comparten tacos. Otros éxitos recientes incluyen un papel recurrente como el señor Trujillo en la serie de Netflix Mr. Iglesias (en inglés) y, lo que tal vez es el mayor hito de todos para un comediante joven, un especial de comedia de una hora que se estrenó en Showtime el 29 de mayo. En Stay At Home Son (en inglés), Trejo explora su crianza en el seno de una familia mexicana-estadounidense y sus responsabilidades como cuidador con la misma típica calidez y encanto que demostró en Care to Laugh.

Y quien haya visto su documental producido por AARP no puede evitar apoyarlo. Pasó 13 años intentando triunfar como comediante, y ha sido duro hacerlo pues, como hijo único, sigue luchando por avanzar en su carrera profesional al tiempo que cuida a sus padres a tiempo completo. Los mismos padres a quienes podíamos oír desde la sala cercana. “Mi padre seguramente está saltando sobre la cama, quién sabe”, bromea, con una gran sonrisa contagiosa. “No hay duda de que mis padres aprovechan cuando estoy en reuniones. Escucho ruidos que provienen de la otra habitación y me pregunto qué estarán haciendo”.

En esta entrevista, el comediante reflexiona sobre cómo ha evolucionado su papel como cuidador durante los últimos dos años, y cómo el documental cambió su relación con sus padres.

¿Tus padres vieron Care to Laugh?

Sí, lo vieron. Se proyectó aquí en el cine de Hermosa Beach y la experiencia fue excelente. Se sentaron atrás, creo que porque mi papá quería ver cómo reaccionaba el público. Funcionó perfectamente, pues vieron cuando los momentos serios crearon tensión en la sala, pero también escucharon a la gente cuando se reía.

El equipo de rodaje pasó un año grabando la vida de ustedes. ¿Cómo fue ese proceso?

Solo imagínate tratar de convencer a tus padres de que habrá cámaras a su alrededor durante todo un año. Nos tomó varias conversaciones entre los tres. Pero, a fin de cuentas, mis padres de verdad disfrutaron el proceso. Y cuando por fin salió y se proyectó en los cines, pudieron ver el resultado final y fue genial. Algunos amigos también vinieron a la proyección; fue muy agradable.

En todo el documental, hay una tensión porque tus padres no comprenden exactamente los períodos en los que te vas de casa para proseguir tu carrera como comediante de monólogos. ¿Entendieron mejor esta parte de tu vida después de ver el documental?

Sí. Creo que pudieron entender mejor, porque mostró ambas partes de mi vida y eso era un aspecto importante de mi vida que necesitaba que mis padres entendieran. Fue maravilloso poder hacer ese recorrido con ellos. Es decir, compartir la experiencia de aparecer en un documental y rendirles homenaje. Toda la experiencia fue auténtica y maravillosa. 

Jesus Trejo

Todd Rosenberg

Trejo no es el único. Según Millennials: The Emerging Generation of Family Caregivers (Los milénicos: la generación emergente de cuidadores familiares), un informe de mayo del 2018 del Instituto de Política Pública de AARP, de los 40 millones de cuidadores familiares en Estados Unidos, alrededor de uno de cada cuatro es parte de la generación del milenio.

Entre estos cuidadores, el 27% son hispanos. Curiosamente, si bien la división entre sexos de los cuidadores de la generación del milenio tiende a ser que las mujeres desempeñan ese papel en los grupos analizados, los hispanos fueron la excepción; como Trejo, un 57% de los hombres cuidan a sus seres queridos. 

¿Alguna vez has pensado en presentarte en español?

Sí. El año pasado surgieron algunos proyectos en México y me preguntaron si quería ir y presentarme en español. Estaba tan enfocado en mi rutina cómica y en alistarla para grabar el especial, que me pareció que eso desviaría mi atención. Pero luego me di cuenta de que si podía presentar la hora de material que tenía en español, quizás me ayudaría a descubrir nuevas maneras de relacionarme con el material y también podría tener un nuevo público.

Algunos quizás escuchen eso y digan, ¿cuál es el problema, si tú hablas español? Pero cuando escribes chistes, ¿eso no depende de matices y de llevar un ritmo preciso?

Exactamente. Los símiles, las metáforas y las frases de doble sentido se pierden. Entonces, ¿cómo representas la idea sin usar los mismos mecanismos de los que dependes en inglés? ¿O el cambio de cadencia? Antes de la pandemia, planeaba ir a México y trabajar en un especial en español, pero como las cosas cambiaron, empecé a trabajar en otros proyectos. 

Han pasado dos años desde la grabación del documental. ¿Te parece que de cierta manera podría ser como una cápsula de tiempo a medida que pasa el tiempo?

Un documental es en esencia un resumen de ese momento. A veces me es un poco difícil mirarlo. Porque mis padres estaban pasando por muchas cosas, pero en comparación con lo que es ahora, relacionado con su salud, aquellos fueron mejores momentos. Mi vida también estaba en otra etapa; a pesar de que costaba trabajo, es distinta a como lo es ahora. Recuerdo que, hacia el final de las proyecciones, ya se estaba haciendo un poco difícil para mí presenciar ciertas partes, revivir ciertos momentos una y otra vez.

¿Cómo están tus padres ahora?

Cada vez que mostraban el documental, yo citaba a Heráclito, quien dijo que lo único constante en la vida es el cambio. Casi tienes que anticipar el cambio. Hay que tomar las cosas día a día. Mi padre tiene buena salud. Pronto tiene otro seguimiento y un procedimiento para ver si todavía permanece sin cáncer de colon. Hasta ahora, todo parece prometedor. Pero van a hacerle el chequeo completo en más o menos un mes para asegurarse de que no ha vuelto.

La salud de mi madre se ha deteriorado un poco. Por la naturaleza de la cirugía cerebral, hay ciertas áreas que han empeorado con los años, como su cognición y su memoria. No siempre capta lo que está pasando o quizás su estado mental se vuelve repetitivo. Se recuerda a sí misma de las cosas que quiere hacer o me pide que repita lo mismo de nuevo, aunque puede ser que no se le haya olvidado. Comprende que repito las cosas, pero necesita escucharlas de nuevo por su propio bien. Por eso es un desafío. Para mí es una experiencia de aprendizaje para el futuro ver cómo está ahora su salud comparado con hace un año o hace unos meses. En resumen, encontramos maneras de manejar el nuevo 100%, y aceptamos que así es ahora el nuevo 100%. 

¿Cómo manejas el estrés inevitable que proviene de ser cuidador?

Hace mucho que medito y eso ayuda a mantenerme nivelado. Intento mantener un horario y meditar todos los días, con disciplina. Pero a veces solo lo hago por unos minutos, o por cinco minutos antes de dormir o al despertarme, simplemente ejercicios de respiración. Sí, he seguido recurriendo a la meditación para ayudarme a sobrellevar estos tiempos inciertos. También salgo a trotar porque me ayuda a pensar. Mientras troto, no hay nada más, no estoy frente a la computadora preocupado sobre los correos electrónicos que recibo. Estoy ocupado físicamente y tengo la mente despejada; es entonces cuando más pienso.

¿Cómo ha evolucionado tu papel de cuidador desde el documental?

Creo que la evolución ha sido tomar más responsabilidades. Algunas de esas tareas que hacía en el documental para ayudar a mis padres ahora son secundarias; otras, han pasado a primer plano. Ayudar a mi madre a ir al baño y cosas por el estilo; tengo más responsabilidades. Creo que ese ha sido el mayor cambio, un sentido más profundo de responsabilidad ahora que empiezo a notar el lado frágil de la vida. Pero mi papel es asegurarme de que puedan envejecer dignamente.

¿Te sientes agradecido de cuidar a tus seres queridos?

Todos los días. Me siento agradecido de poder cuidarlos, porque eso significa que todavía tengo a mis padres.

 

Ordena el documental Care to Laugh (Cuidados y risas) de Jesús Trejo:

i tunes

prime video

google play

Vudu

Vimeo

You Tube

Microsoft

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO