Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Guía para la administración de medicamentos

Es fundamental que los cuidadores se mantengan organizados al administrar varios medicamentos.

Mujer leyendo las instrucciones de una botella de medicamentos

Getty Images

In English |  Como cuidadora, una de las tareas más estresantes y que tomaban más tiempo era administrar los varios medicamentos y suplementos de mis padres.

Ser responsable de surtir las recetas y cerciorarme de que no hubiera ninguna interacción entre los medicamentos ni efectos secundarios era difícil. Organizar y llevar un registro de todas las pastillas, los líquidos, las cremas, los aerosoles nasales y las gotas para los ojos y administrar todo esto era agotador.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿Cómo sobreviví? Encontré maneras prácticas de organizar y llevar un registro de todo. A continuación, presento mis mejores consejos para facilitar la administración de los medicamentos.

Organiza para más de una semana

Hace muchos años, ayudé a mis padres a organizar sus medicamentos en pastilleros para que mi padre, quien padecía de la enfermedad de Alzheimer, y mi madre, quien había sufrido un derrame cerebral, pudieran llevar un mejor control de lo que tomaban a diario. Por un tiempo, mi padre llenaba los pastilleros; cuando la tarea se volvió demasiado confusa y estresante para él, mi hermana Susie se encargó de llenarlos

Cuando me mudé a Arizona para cuidar de mis padres, yo quedé a cargo de la tarea. Pronto me di cuenta de que después de sacar todo lo que necesitaba y llenar el pastillero de una semana, no me tomaba mucho más tiempo llenar otra semana. Terminé por llenar suficientes organizadores de pastillas para dos meses a la vez. De esa manera, me ahorraba mucho tiempo y hacía menos viajes a la farmacia o pedidos por internet.

El mayor problema que tuve con los pastilleros a lo largo de los años fue encontrar uno con compartimentos suficientemente grandes para poder colocar la gran cantidad de pastillas que tomaban mis padres.

Antes de fallecer, mi madre tomaba varios medicamentos cinco veces al día (hubo un tiempo en el que tomaba un número alarmante de medicamentos —23—, el cual logré disminuir). Tenía que utilizar dos pastilleros para ella: uno con cuatro compartimentos y uno pequeño con un solo compartimento.

Para mi padre, que tomaba pastillas dos veces al día, utilizaba dos organizadores gigantes de pastillas con cuatro hileras. Los medicamentos de una semana ocupaban dos hileras. Yo llenaba cuatro de esos organizadores gigantes a la vez y tenía el suministro de ocho semanas.

Otra opción para ahorrar tiempo son los paquetes de pastillas que ya vienen organizados y que envía directamente la farmacia. La mayoría de las cadenas principales ofrecen un suministro de treinta días, y cada paquete contiene todas las pastillas que deben tomarse en cada dosis.

También hay muchos organizadores y dispensadores de pastillas electrónicos que pueden ayudarte a planear (ver más adelante).


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Crea una lista de medicamentos y mantenla actualizada

Con una lista completa, es menos probable que olvides algo al llenar los pastilleros. Además, la lista garantiza que otro cuidador o alguien que responda a una emergencia pueda encontrar fácilmente la información.

Recomiendo hacer una tabla o una planilla que tenga al menos las siguientes categorías:

  • Nombre del medicamento o el suplemento y la concentración (por ejemplo, tabletas de 600 mg)
  • Nombre y teléfono del médico que recetó el medicamento
  • Propósito (presión arterial, tiroides, demencia, anticoagulante, dolor, etc.)
  • Dosis (por ejemplo, 600 mg, 1 vez/día; 25 mg, 2 veces/día)
  • Comentarios (tales como nombre genérico, instrucciones especiales, fechas de resurtido o información de resurtido automático)

Yo guardaba una copia de mi lista en una carpeta y la llevaba a las citas médicas y las visitas al hospital. (Una ventaja: el personal médico estará contento e impresionado porque tienes toda esta información necesaria a la mano. Recibí muchos elogios de los médicos de mis padres a lo largo de los años).

Aprovecha la tecnología

Los pastilleros y las listas de medicamentos eran mis soluciones de baja tecnología, pero también tenía algunas soluciones de alta tecnología.

Tenía fácil acceso a la lista de medicamentos en todo momento, ya que la creaba en un archivo de Word o Excel en mi computadora, al cual podía acceder desde mi teléfono inteligente o mi tableta mediante una aplicación de almacenamiento en la nube. (Yo usaba Dropbox, pero hay varias opciones gratuitas). También guardaba una copia en mi aplicación Evernote y otra en una aplicación para cuidadores que utilizaba.

Algunas aplicaciones para cuidadores hacen el proceso más fácil, ya que te permiten ingresar información sobre las pastillas con solo tomar una foto de los frascos de los medicamentos (aunque yo prefiero poder agregar mis notas y mis comentarios).

También hay excelentes organizadores y dispensadores inteligentes de pastillas que suenan una alarma cuando es hora de tomar las pastillas y envían una notificación a los cuidadores para avisarles si los medicamentos se han tomado o no. En algunos de estos dispositivos caben pastillas para varias semanas, pero pueden tener un límite en cuanto al número de pastillas en cada dosis.

Los precios oscilan entre unos $15 por un organizador de pastillas simple con alarmas y $150 – $1,500 por dispensadores más sofisticados. También puedes instalar sensores de movimiento que te avisan cuando tu ser querido se levanta para tomar sus pastillas.

Incluso existen robots que distribuyen medicamentos en hospitales y centros de cuidados a largo plazo, así que tal vez algún día todos tendremos uno en casa que pueda darnos las pastillas en la boca.

En resumidas cuentas: crea un sistema —de alta tecnología, de baja tecnología o una combinación de ambas— que funcione para ti y tus seres queridos y que garantice la toma correcta de medicamentos a la hora apropiada. Un poco de organización puede salvar vidas, aliviar el dolor y hacer la vida de todos un poco más fácil.

Amy Goyer es una experta de AARP en asuntos de la familia y el cuidado de los seres queridos y autora del libro Juggling Life, Work and Caregiving. Te puedes conectar con Amy en amygoyer.comFacebookTwitter, en la comunidad de AARP en internet y en el grupo de AARP para cuidadores familiares en Facebook (en inglés).

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.