Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Cómo puede la naturaleza calmar a los agotados cuidadores familiares

Pasar tiempo al aire libre puede ayudar a sentirse más relajado, así como disminuir la preocupación y la depresión.

Un hombre mayor dando en un paseo otoñal.

Ute Grabowsky/Getty Images

In English

"Observo a los pájaros que vienen al comedero", decía un mensaje.

"Me ensucio las manos mientras siembro plantas en el jardín", decía otro.

"Paseo a mi perro", decía una tercera respuesta.

Estas eran las respuestas típicas, escritas por cuidadores familiares en las casillas de chat durante numerosas conferencias de Zoom, a una pregunta común: "¿Cuál es la mejor forma que has encontrado para sobrellevar el estrés de la pandemia?” Otros escribieron sobre hacer senderismo, ir al parque o contemplar las puestas de sol. No importaba si estos cuidadores vivían en frondosos suburbios o en ciudades congestionadas. Al igual que otros millones de personas que se encontraban también encerrados en casa, con miedo de la COVID-19, habían recurrido a la naturaleza en busca de apoyo.

La naturaleza los reconfortaba de muchas maneras. En una época en la que no se podía asistir a eventos especiales, como partidos de béisbol, conciertos o bodas, e incluso cuando los viajes al supermercado podían parecer arriesgados, ver un cielo azul brillante, oler la hierba cortada y escuchar a los pájaros en la primavera eran pequeños placeres de los que se podían disfrutar. Después de estar encerrados en casa, dar un pequeño paseo por el vecindario, incluso con la mascarilla puesta, era literalmente un soplo de aire fresco. Y aunque gran parte de sus vidas se habían visto perturbadas por la incertidumbre, los ritmos regulares de la naturaleza proporcionaban la seguridad de que las flores seguirían creciendo, los árboles se deshojarían y el mundo seguiría girando.

En los últimos años, los científicos sociales han descubierto lo que los poetas descubrieron hace siglos: experimentar la belleza de los entornos naturales y los seres vivos aumenta la relajación y el bienestar emocional y físico y disminuye el estrés, la preocupación y la depresión. Partiendo de esta investigación, se han ideado formas diferentes de "ecoterapia", que prescribe interactuar con la naturaleza a fin de mejorar el estado de ánimo y la autoestima, para diferentes grupos, entre ellos los niños, los adolescentes y los adultos mayores. Por ejemplo, a principios de los años 90, el médico e innovador de viviendas para la tercera edad Bill Thomas propuso por primera vez colocar periquitos y canarios en los hogares de ancianos para levantar el ánimo y mejorar la salud de los residentes, que de otro modo se mantendrían aletargados. Más recientemente, en países como los Países Bajos y Noruega, las personas con demencia asisten a programas de día en "granjas de cuidados", donde se ha comprobado que el cuidado de los animales de granja les da un sentido de motivación mayor (enlace en inglés).

El contacto con la naturaleza puede tener muchos efectos positivos tanto para los cuidadores como para las personas a las que cuidan. Pero a menudo no le dan importancia a la naturaleza. ¿Cómo pueden estar más en sintonía con la naturaleza? Estas son algunas ideas:

Desconéctate de las pantallas

Los programas de televisión proporcionan entretenimiento, incluido el tan necesario humor. Las redes sociales, como Facebook y otros grupos, pueden ofrecer a los cuidadores la información y el apoyo que necesitan. Pero mirar una pantalla, por muy fascinante que sea, no sustituye al encuentro con la naturaleza, con su capacidad de asombro e inspiración. Apaga la pantalla y mira al exterior.

Cambia el foco de tu atención

Para la mayoría de los cuidadores y de las personas que reciben los cuidados, inmersos en las tareas del cuidado, la naturaleza está tan solo a un paso de ellos, al otro lado de sus ventanas, pero simplemente no piensan en eso. Las nubes, los arbustos, las ardillas y los insectos pasan casi desapercibidos para ellos. La clave para obtener un mayor beneficio de la naturaleza es aumentar intencionadamente el conocimiento sobre esta. ¿Cómo cambian de color el paisaje y el cielo que ves de una estación a otra? ¿Con qué rapidez crecen y florecen las plantas que ves cuando vas caminando? ¿Qué textura tiene la corteza de los árboles? ¿Cuántos colores tienen los pájaros? Hay que observar con detenimiento para asimilarlo todo.

Explora con otros

Observar la naturaleza sentado solo en un banco del parque te puede aportar una sensación de tranquilidad. Pero con la misma frecuencia, la gente comparte experiencias de la naturaleza con otros. Imagínate paseando por un jardín con la persona que cuidas, con otros cuidadores o con amigos y observando cómo la brisa hace oscilar las flores. Imagínate sembrar unas plantas en el jardín o incluso en un macetero para la ventana con la persona que cuidas como un proyecto de los dos juntos. Apreciar juntos la belleza y las maravillas acerca a las personas entre sí.

Conecta con algo más grande

Para algunos cuidadores familiares, un mayor conocimiento de la naturaleza conduce a una conexión personal más profunda con el mundo viviente que nos rodea. Se trata de un mundo, moldeado por las estaciones, de increíble diversidad y energía y que se esfuerza continuamente por sobrevivir. Esa conexión no hace que los cuidadores se sientan más pequeños e indefensos. Al contrario, a muchos de ellos les proporciona un mayor sentido espiritual de ser parte de un orden natural. El cuidado no parece tan abrumador cuando los cuidadores ven su difícil trabajo como una parte vital de la vida, el esfuerzo e incluso la belleza de este mundo natural.

Meditaciones guiadas: The Garden - AARP

Barry J. Jacobs, psicólogo clínico, terapeuta de familia y asesor del cuidado de la salud, es el coautor del libro Love and Meaning After 50: The 10 Challenges to Great Relationships — and How to Overcome Them y de AARP Meditations for Caregivers (Da Capo, 2016). Síguelo en Twitter y en Facebook (enlaces en inglés).

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.