Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Pandemia no motiva a adultos mayores registrar sus deseos de atención médica

Una nueva encuesta revela que solo el 7% dicen que el virus letal los ha motivado a tomar medidas por anticipado.

Una pareja sentada con un abogado que documenta sus directivas anticipadas.

skynesher/Getty Images

In English | Incluso con la creciente disponibilidad de vacunas contra la COVID-19, la pandemia está lejos de estar controlada. Sin embargo, la mayoría de los adultos mayores del país no han documentado su voluntad sobre qué tipo de cuidados quieren —o no quieren— recibir con su cónyuge, familiar o amigo en caso de que enfermen gravemente, según indica una nueva encuesta auspiciada por AARP y Michigan Medicine.

En general, las personas de más de 50 años —particularmente las mayores de 65— han tenido un acceso temprano a las vacunas contra la COVID-19 en la mayoría de los estados. Pero aunque millones de ellas siguen estando en riesgo, solo el 46% de los adultos mayores que participaron en la National Poll of Healthy Aging (enlace en inglés), la encuesta nacional sobre el envejecimiento saludable, afirmaron haber documentado sus preferencias respecto a los cuidados de salud por anticipado de una manera legalmente vinculante para dejar claro a sus familiares y médicos cuál sería su voluntad en caso de enfermedad u hospitalización.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


De hecho, a pesar del impacto desproporcionado que el coronavirus está teniendo en los adultos mayores —los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) reportan que aproximadamente 8 de cada 10 personas fallecidas en Estados Unidos a causa de la COVID-19 eran mayores de 65 años—, solo un 7% de los adultos mayores encuestados dijeron que el virus los empujó a entablar conversaciones con sus seres queridos sobre sus preferencias durante los tres primeros meses de la pandemia. Solo el 1% de los encuestados afirmaron que la preocupación por la COVID-19 los había motivado a tomar medidas y a completar o actualizar documentos de planificación anticipada de cuidados de salud, a pesar de los más de 30 millones de casos de COVID-19 en Estados Unidos y de las más de 550,000 muertes, según datos de los CDC.

La encuesta, que contó con la participación de más de 2,000 adultos de entre 50 y 80 años, se realizó en junio.

Probablemente a nadie le extrañarán más estas cifras que a Alison Bryant, vicepresidenta sénior de investigación de AARP. "La pandemia nos ha recordado a muchos que la vida puede cambiar en un solo instante", señala. Bryant dice que cabría esperar que esta incertidumbre hubiera motivado a muchos más adultos mayores a tener al menos conversaciones con sus familiares sobre sus deseos, o a decidirse a redactar una directiva anticipada.

Los adultos mayores deberían tener listos dos documentos fundamentales, sugiere Bryant. El primero es un poder notarial duradero para asuntos médicos, que te permite designar un apoderado que tomará decisiones de cuidados de salud por ti en caso de que quedes incapacitado. El segundo es una directiva anticipada —a menudo también llamada "testamento en vida"—, que te permite establecer el tipo de atención médica que quieres recibir y el que no.

"Para facilitar este proceso, AARP ha creado un centro de recursos en línea con formularios gratuitos para cada estado, así como instrucciones sobre cómo completarlos y qué hacer con ellos. Además, algunos estados tienen un Registro de Directivas Anticipadas, donde puedes presentar tu directiva anticipada, para que tus médicos y tus seres queridos puedan localizar una copia en caso de emergencia", explica Bryant.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿A qué se debe esta inacción? Según la encuesta, las razones por las cuales el 54% de los adultos mayores no han firmado poderes notariales duraderos respecto a asuntos médicos ni han redactado sus directrices anticipadas son especialmente preocupantes. Un 62% de los encuestados que no habían redactado directrices anticipadas señalaron que "no habían encontrado el momento para hacerlo". El 15% afirmaron que "no sabían cómo hacerlo". Un 13% dijeron que "no les gustaba hablar de estos asuntos", y otro 13% afirmaron que "no lo consideraban necesario". Por último, el 9% dijeron que "nadie se los había pedido" y el 7% restante constataron que "el costo los disuadió".

Pero la COVID-19 ha cambiado las reglas del juego, y muchos adultos mayores se han visto hospitalizados inesperadamente, sin la compañía de sus familiares, recuerda Bryant. En circunstancias así surgen preguntas críticas, como la de intubar o no a un ser querido, sin saber lo que esa persona habría querido realmente, advierte.

"Las repercusiones que la COVID-19 ha tenido en las visitas en los hospitales y otros centros de cuidado de adultos mayores han demostrado que contar con tus deseos por escrito es muy necesario", dice Bryant.

"Tener estas conversaciones en un entorno hospitalario puede ser difícil para pacientes, familiares y profesionales médicos, especialmente si existen políticas de restricción de visitas para controlar la propagación de la COVID-19", advierte la Dra. Chithra R. Perumalswami, investigadora del Center for Bioethics and Social Sciences in Medicine de University of Michigan, que ha colaborado con el equipo de la encuesta en la redacción del nuevo informe. "Resulta increíblemente útil planear por anticipado los cuidados de salud deseados antes de que una persona enferme gravemente y sea incapaz de comunicar sus preferencias".

Ahora bien, nadie dijo que iniciar este proceso sea fácil.

"Estas conversaciones pueden ser difíciles y, desde luego, no son divertidas", dice Bryant, que anima a los seres queridos a usar la pandemia como punto de partida para iniciar la conversación.

"Además, te aseguro que cualquier persona que haya pasado por la experiencia de no tener estos documentos en el momento necesario podrá darte razones convincentes para que los prepares", concluye Bryant.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.