Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo preparar un plan de atención cuando no tienes a nadie que te cuide

Consejos legales y financieros para los “huérfanos de la tercera edad”.

Un hombre escribe una nota sentado en un escritorio

ERIC AUDRAS/GETTY IMAGES

In English | Vivo y ejerzo el derecho en un área con una población numerosa de adultos mayores. En eventos locales sobre los cuidados y la planificación de la atención de por vida, siempre me quedo después de la presentación para conversar con la audiencia. Todas las veces, alguien expresa sus inquietudes sobre no tener a ningún familiar cerca (o a nadie en absoluto), o sobre no tener a alguien de confianza en caso de que necesite un cuidador. Otros se unen a la conversación y dicen que están en la misma situación. Cuando les pregunto qué medidas han tomado para planificar, suelen decir “ninguna”.

El número de huérfanos de la tercera edad está en aumento

Hoy en día, hay más adultos mayores que nunca sin familiares cercanos ni cuidadores de los que puedan depender y se espera que haya muchos más en la medida en que envejezca nuestra sociedad. Algunas veces llamados “huérfanos de la tercera edad” o “adultos mayores solos”, no se puede negar que es un grupo de personas que merece ser el centro de atención cuando hablemos sobre el cuidado en el futuro. Para estos adultos mayores solos, un plan de atención individual y una mayor visibilidad de la comunidad pueden marcar la diferencia en la calidad de vida a largo plazo y resultados médicos positivos.

Si eres o serás un adulto mayor solo, debes tomar las riendas en este momento para tener el control de crisis médicas inesperadas o del estado de salud en deterioro con el correr de los años. Además de buscar grupos y recursos en línea para “huérfanos de la tercera edad” o “adultos mayores independientes” en tu área, estas son medidas que puedes tomar para preparar tu plan legal y financiero.

Piensa en el futuro: planifica vivir hasta los 100 años

Hay muchas cosas que puedes hacer (y muy eficientemente) en este momento a fin de preparar un plan de cuidados para adultos mayores solos. Con reflexión sincera y compromiso con la tarea, puedes tomar decisiones y medidas que te apoyen cuando lo necesites, ya sea mañana o a los 100 años.

Primero, prepara tu propia lista de verificación de objetivos y necesidades, y haz una evaluación de necesidades generales. Imagínate que eres tu propio cuidador; ¿qué necesitarías para lograr desempeñar bien esa función? La guía Cuidando a los nuestros, de AARP, contiene estas herramientas que te ayudarán a identificar las siguientes medidas que debes tomar para estar cubierto en caso de crisis.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Organiza tus documentos

Comienza ahora a preparar (o a actualizar) tus documentos básicos de atención de por vida. No puedo hacer suficiente hincapié sobre cuánto puede ayudar un abogado con esto. No solo se trata de redactar y firmar papeles. Se trata de ponerte en una posición para reducir al mínimo el riesgo y para aumentar al máximo la probabilidad de que se conozcan tus deseos en caso de que algún día no puedas hablar por ti mismo. Un abogado calificado de tu estado de residencia puede asesorarte sobre las opciones, como directivas médicas anticipadas, fideicomisos, designaciones de beneficiarios y sustitutos de testamento, declaración de tutores antes de que surja la necesidad, y poder notarial duradero. Un abogado puede explicarte las medidas preventivas que sean adecuadas para un adulto mayor solo, como nombrar a un protector de fideicomiso, usar los servicios de un abogado u otros servicios corporativos como fiduciarios, o cuándo y cómo debes planificar a fin de ser apto para recibir beneficios públicos que cubrirían la atención médica a largo plazo y de alto costo. También te puede mostrar recursos en tu comunidad que estén disponibles para adultos mayores independientes, y puede convertirse en un consultor de confianza a largo plazo y en un consejero cuando cambien tus necesidades.

Planifica en caso de enfermedad… y de salud

Es importante preparar un plan financiero exhaustivo que aborde la incapacidad prematura, así como el disfrute de una larga vida.

Si estás empleado actualmente, averigua si tu empleador ofrece beneficios de jubilación, seguro de atención a largo plazo, o discapacidad a largo o corto plazo. Investiga la selección completa de beneficios que se ofrecen, y considera las ventajas y las desventajas.

Contrata a un planificador financiero certificado que pueda ayudar a prepararte en caso de eventos inesperados, jubilación, necesidades hacia el final de la vida, y a crear y mantener un presupuesto que ayude a avanzar tus objetivos. ¿Envejecer en tu hogar? ¿Mudarte a una comunidad de atención continua? ¿escaparte a un sitio tropical exótico? Debes considerar cada opción para determinar qué es posible. Asimismo, puedes y debes consultar a un contador. Él te puede asesorar sobre cómo aumentar al máximo tus activos para la jubilación y ayudarte a navegar tus finanzas e inversiones. Por último, tu agente bancario puede ser un recurso valioso para tus necesidades de planificación y estar pendiente de toda actividad inusual en tus cuentas.

Explora las pólizas de seguro que estén disponibles para ti. Con base en tus circunstancias específicas, comprar una póliza de seguro de atención a largo plazo puede ser la mejor decisión que tomes para el futuro. También es posible que tengas una póliza existente que puedas convertir en fondos de atención para toda la vida. Un agente de seguros puede orientarte sobre las pólizas que mejor se acomoden a tus necesidades y finanzas.

Forma tu equipo de atención para el futuro

Sin familiares ni amigos cercanos dispuestos a darte una mano, debes considerar quién estará en tu círculo de confianza. Entiendo el dilema para aquellos que leen este artículo y que realmente sienten que no tienen a nadie que los ayude. En este caso, las personas de las que hemos hablado (empleadores, abogados, planificadores financieros, agentes bancarios y contadores) pueden servir como controles y contrapesos para tu plan de atención. Asimismo, pueden ser de ayuda los consejeros espirituales, los administradores de la atención, los asesores, los trabajadores sociales y tus proveedores médicos. Escoge con cuidado los miembros de tu equipo de atención. Averigua su reputación en la comunidad, ya sea que reciban comisiones por remisiones o pagos por enviarte a otros negocios, y sus antecedentes y aptitudes. Consulta con varios para tener una idea de cómo son y si te sientes cómodo usando sus servicios. Desafortunadamente, hay explotación y hay profesionales deshonestos en todas partes. Pero creo que los buenos son más que los malos.

Si bien esto puede parecer abrumador y mucho trabajo, te agradecerás a ti mismo por haber invertido el tiempo en este momento para considerar y crear un plan de atención para adultos mayores solos. El tiempo y el dinero que inviertas en esto ahora se traducirán en beneficios de salud, finanzas y seguridad en el futuro.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO