Skip to content
 

Hacerse la América

Factores sociales, políticos y económicos impulsaron la llegada de millones de latinos a finales del siglo 20.

La gran ola inmigratoria que ha traído 17 millones de latinoamericanos a Estados Unidos en los últimos 30 años es producto en parte de la más exitosa exportación no tradicional de Estados Unidos: el sueño americano. La pujanza económica y cultural de Estados Unidos, su igualdad ante la ley, su democracia, su culto a la iniciativa individual y su asombrosa capacidad de innovación han sido un imán para todo el mundo desde comienzos del siglo 20.

Hispanohablantes siempre hubo en Estados Unidos, desde la colonización española de los estados del suroeste, la Florida y Luisiana hasta repetidas idas y venidas de latinoamericanos durante los siglos 18 y 19 —particularmente de México, Cuba y Puerto Rico, por su cercanía geográfica y relaciones políticas y comerciales con Estados Unidos.

La primera gran ola latinoamericana del siglo 20 vino con la Segunda Guerra Mundial, cuando muchos  trabajadores estadounidenses partieron a la guerra y el país se vio con escasa mano de obra. De ahí, el panorama migratorio respondió a factores sociales, políticos y económicos en ambos lados de la frontera, flujo que empezó a perder fuerza a partir de 2007, cuando la crisis de crédito hipotecario  de EE. UU. inició una fuerte recesión económica.

Según William Vega, de la Universidad de Southern California, la ola inmigratoria de América Latina no volverá a crecer al ritmo que ha tenido en los pasados 30 años. “Los países latinoamericanos están creciendo más rápido que EE. UU.”, dice, y agrega que “sus economías le están dando mejores oportunidades a sus trabajadores”.

Sin embargo, las proyecciones demográficas indican que la población latina de Estados Unidos seguirá aumentando debido a un constante flujo migratorio y una tasa de fertilidad más alta entre este demográfico que en la población general.

10 eventos que impulsaron la inmigración de Latinoamérica >>

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO