Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Decidirán las elecciones del 2020 los votantes mayores?

El resultado de las elecciones en noviembre es impredecible por la incertidumbre de los procesos electorales y la pandemia.

Mujer, protegida con una máscara, está sentada en un lugar de votación electoral

Julio Cortez/AP Photo

Louisa Boyer, una jueza electoral provisional, revisa documentos en el centro de votación Edmondson High School en Baltimore, Maryland.

In English | Los adultos mayores han sido el pilar de las elecciones en este país durante años, ya que siempre han superado la participación de los votantes de los demás grupos de edades. Además. parece que los adultos mayores estarían en camino a ser nuevamente el grupo más influyente en noviembre. 

Entonces llegó la COVID-19. Las largas filas en los centros de votación durante algunas de las elecciones primarias y los caucus dieron paso —una vez que se anunció la pandemia el 11 de marzo— a un aumento en la votación ausente, la votación en persona en condiciones diferentes por el uso de mascarillas y la presencia de miembros de la Guardia Nacional. Asimismo se retrasaron varias elecciones primarias.

La pandemia ha tenido un efecto devastador en la salud, el empleo, las finanzas y el estilo de vida de los habitantes en el país. ¿Interrumpirá también la responsabilidad más fundamental que tenemos los ciudadanos, es decir el voto? 

“Vamos a votar”, dice Patricia Zaido, copresidenta de la iniciativa Salem for All Ages y profesora universitaria jubilada en Salem, Massachusetts. "No tengo la menor duda de que votaremos". Zaido, de 80 años, recuerda cómo su abuelo, que emigró de Irlanda para establecerse en Estados Unidos, la llevó al centro de votación cuando era niña. "Él me inculcó la importancia de votar. Supongo que lo llevo en la sangre". 


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La determinación de los votantes 

Algunos expertos políticos creen que la mayoría de los votantes mayores coinciden con la manera de pensar de Zaido. Si bien la manera en que votamos puede cambiar, opinan que la participación seguirá fuerte y que las personas de 50 años o más conservarán su poder decisorio. Otros advierten que la pandemia podría reducir la participación, lo cual dependerá en gran medida de la amplitud y el alcance de las nuevas infecciones por coronavirus en el otoño. 

Charles Stewart III, profesor de Ciencias Políticas en el Massachusetts Institute of Technology, opina que las constantes conferencias de prensa de políticos de ambos partidos —la Casa Blanca, los gobernadores, e incluso algunos alcaldes— pondrán en evidencia el grado en que los funcionarios electos inciden en la vida diaria de los votantes, y puede que incluso aumente lo que ya iba a ser una participación alta en noviembre. 

“Creo firmemente que los electores y posibles electores reconocen la importancia de quiénes son sus líderes”, dice Stewart. 

Aunque es cierto que pocas personas necesitan una motivación más para votar el próximo noviembre. “Estas elecciones son sumamente importantes, y los integrantes de ambos partidos tienen fuertes sentimientos al respecto”, afirma Glen Bolger, un socio de Public Opinion Strategies, una empresa republicana de sondeos. "Creo que los electores mayores van a encontrar la manera de hacer valer sus opiniones, aunque no sea en persona". 

Pero las encuestas sobre opinión pública durante el pico de la pandemia revelaron que muchas personas en el país están preocupadas sobre el impacto que tendrá la crisis de salud en noviembre. En una encuesta realizada en abril, el 67% de los votantes de 50 años o más dijo que le preocupaba el efecto que tendría la COVID-19 en la participación en las elecciones. 

“En este momento, mi instinto me dice que vamos a observar un impacto neto de carácter negativo en la participación”, indica Tom Bonier, un estratega demócrata y director ejecutivo de TargetSmart, la empresa que realizó la encuesta. 

Cómo votaremos 

Neil McCallum trabajó durante 15.5 horas en el centro de votación en Madison, Wisconsin, durante las elecciones primarias de dicho estado, una de las pocas elecciones que no fueron aplazadas esta primavera

"Debo decir que me sentí muy seguro allí", dice McCallum, un arquitecto jubilado y coordinador estatal voluntario del programa AARP Driver Safety. McCallum, de 71 años, dice que los empleados municipales construyeron una barrera protectora de plexiglás de seis pies de altura para separar a los votantes de los trabajadores electorales, quienes llevaban mascarillas. Los votantes también tuvieron la opción de votar en la acera. El volumen de votantes fue manejable; según indican los datos, de un total de 1.55 millones de personas que votaron en las elecciones primarias de Wisconsin, casi 1.1 millones enviaron por correo sus papeletas electorales para votación ausente.

Cómo eligen los votantes mayores 

En marzo, AARP preguntó a los votantes de 50 años o más cuál era el tema que más les importaba al votar por un candidato. Sus respuestas:

Gráfica muestra aspectos que tienen en cuenta los adultos mayores al votar

McCallum piensa que, si los funcionarios electorales pueden resolver los problemas que hagan más fácil cumplir con los requisitos de identificación de votantes, más personas podrán votar sin necesidad de salir del hogar. 

Los defensores de ambos partidos están debatiendo cuánto deben ampliar el uso de la votación por correo. Algunos dicen que es una medida necesaria para proteger el derecho de las personas al voto. Otros sugieren que ese sistema fomentaría el fraude electoral. 

Un estudio realizado por investigadores de Stanford University indica que "las afirmaciones de que la votación por correo fundamentalmente da ventaja a un partido frente al otro parecen ser exageradas". Colorado, Hawái, Oregón, Utah y el estado de Washington tienen elecciones de votación únicamente por correo, mientras que tres estados —California, Dakota del Norte y Nebraska— permiten que los condados opten por la votación por correo. Según el estudio, la votación por correo "mejora moderadamente la participación sin dar ventaja a ningún partido". 

Si bien solo unos cuantos estados envían papeletas electorales por correo a los votantes, todos los estados facilitan la votación en ausencia. En dos terceras partes de los estados no es obligatorio que el votante dé una razón para solicitar el voto en ausencia; en un tercio se pide que se proporcione una excusa. Los expertos piensan que en los estados se aceptará la preocupación latente por el coronavirus como un motivo legítimo para solicitar una papeleta de voto en ausencia. En cuarenta estados y el Distrito de Columbia también se practica la votación con anticipación, que permite a las personas votar cuando las filas son más cortas. 

Las campañas electorales 

Según argumentan los expertos, la pandemia podría cambiar drásticamente el tono de las campañas de este otoño. 

“Las campañas van a ser más virtuales”, explica la veterana encuestadora demócrata Celinda Lake. Predice que los anuncios de televisión empezarán a aparecer más temprano en la campaña y que los votantes obtendrán su información de "fuentes y amigos confiables". La práctica de ir de puerta en puerta durante la campaña para persuadir a las personas de votar por un candidato específico o de instarlas a que voten, puede no ser posible este año. "Las personas no querrán abrir sus puertas", dice Lake. 

Las grandes reuniones políticas y los selfis con candidatos también pueden ser cosa del pasado, indican los expertos. "¿Cuántos bebés no recibirán beso de los políticos?", pregunta Bolger. 

Los expertos dicen que las campañas electorales deben encontrar nuevas maneras de recaudar los fondos necesarios para comunicarse con los votantes. No se están llevando a cabo las cenas y los cócteles para recaudar fondos —donde los donantes se relacionan con los candidatos y se toman fotos con los políticos—.

Tim Lim, un estratega de campañas digitales que trabaja en Washington, D.C., dice que las campañas están encontrando formas creativas de recaudar fondos. “Usan Zoom o Google Hangouts para crear eventos de naturaleza más íntima”, explica Lim. "Algunas campañas están probando técnicas alternativas, divertidas y poco convencionales, como noches de trivia y bingo en línea, para convencer a las personas que hagan donaciones. 

Los agentes y representantes políticos ya habían pronosticado que en estas elecciones se haría mayor uso de la comunicación virtual que en el pasado. Los expertos dicen que en la actualidad, especialmente en el caso de algunos votantes mayores y la población de bajos ingresos o la que vive en áreas rurales, que muchas veces no tienen acceso a una variedad completa de dispositivos, es muy posible que domine la publicidad por la televisión tradicional. Eso podría hacer las campañas aún más costosas. 

“La televisión representa un enorme costo para las campañas”, dice Elizabeth Doyel, estratega política de Superior Blue, una empresa de publicidad de correo directo con sede en Austin, Texas. "Al no tener la posibilidad de ir de casa en casa o llevar a cabo reuniones políticas, los candidatos deberán invertir dinero en televisión, teléfono y publicidad de correo directo". 

Lim opina que la gran influencia que ya tienen los votantes de 50 años o más podría ser incluso más pronunciada en el 2020: "Para las personas mayores, votar es una costumbre arraigada. Los votantes mayores encuentran muy fácil votar por correo, por lo que creo que los adultos mayores van a decidir quién será el próximo presidente de Estados Unidos".

Un letrero con una flecha dice -vote aquí-

Andrew Harrer/Bloomberg via Getty Images

Hay mucho en juego en las contiendas estatales

El presidente no será el único que deberá enfrentar la reconstrucción de una economía devastada y el restablecimiento de la fe en los sistemas sociales y gubernamentales una vez haya pasado la COVID-19 —o enfrentar un segundo brote de la enfermedad—.  Muchas de esas decisiones recaerán en candidatos a puestos estatales y en quienes resulten electos para representarnos en el Congreso. 

En noviembre, los votantes elegirán la totalidad de los integrantes de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, aproximadamente un tercio de los integrantes del Senado, 11 gobernadores y miles de legisladores estatales en 86 cámaras en todo el país. 

Los resultados de algunas elecciones tendrán un impacto duradero. Los senadores del siguiente periodo podrían confirmar uno o más jueces de la Corte Suprema. Los legisladores estatales probablemente supervisen la redefinición de distritos luego del Censo, lo cual podría alterar el equilibrio de poder durante diez años.

Pero un aspecto común en todas las contiendas es la visión distinta de los partidos con respecto a la función del Gobierno en la recuperación del país de la pandemia, dicen Larry Sabato, director del University of Virginia Center for Politics, y Christina Greer, profesora adjunta de Ciencias Políticas en Fordham University. ¿Los nuevos líderes respaldarán el crecimiento de la telemedicina, la reforma de los hogares de ancianos, la investigación en el área del cuidado de la salud? 

Este es un resumen de lo que está en juego en noviembre.

Control del Congreso

En la actualidad, cada partido controla un lado del Capitolio de Estados Unidos: los demócratas tienen mayoría en la Cámara de Representantes y los republicanos tienen mayoría en el Senado. Las contiendas de senadores en Maine, Arizona, Carolina del Norte y Colorado se cuentan entre las que se anticipa serán más competitivas. 

El sistema federal de justicia

Dos jueces de la Corte Suprema tienen más de 80 años; quiénes nominarán y votarán a sus reemplazantes una vez que ellos u otros jueces se jubilen depende en gran parte del resultado de las contiendas por presidente y senadores (el Senado aprueba los jueces federales de altos tribunales y tribunales de nivel inferior). "Los presidentes y los senadores van y vienen. El tribunal estará allí 30 o 40 años", dice Greer. 

Gobernadores y legislaturas

La pandemia ha colocado a los gobernadores en el primer plano de la atención pública, con choques ocasionales con el presidente Trump sobre el equilibrio entre detener la propagación del virus y reactivar la economía. Los republicanos actualmente controlan aproximadamente el 60% de las cámaras legislativas estatales, según la National Conference of State Legislatures. Las legislaturas estatales —y en cierta medida, los gobernadores— tendrán un impacto de largo alcance si pueden redefinir distritos legislativos estatales y federales en formas que aumenten el poder político de sus partidos durante los próximos 10 años. 

 

—Tamara Lytle

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO