Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Ley para reducir precio de medicamentos espera votación en la Cámara Skip to content
 

Se espera que la Cámara de Representantes vote por el proyecto de ley de medicamentos recetados en diciembre

Los legisladores esperan el análisis completo de la medida que ayudaría a reducir costos al permitir que Medicare negocie precios y limite gastos de bolsillo.

Una persona paga un medicamento con una tarjeta de crédito

Getty Images

In English | Se espera que la Cámara de Representantes vote en diciembre por un proyecto de ley que reduciría los costos de los medicamentos recetados para los beneficiarios de la parte D de Medicare. Esto se lograría al permitir que el programa negocie los precios de los fármacos y establezca un límite a los costos de bolsillo.

Según un asesor sénior de la Cámara de Representantes, los líderes están esperando para programar el voto sobre la ley H.R. 3, Elijah E. Cummings Lower Drug Costs Now Act del 2019, hasta que la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) finalice su análisis completo de la legislación. Un análisis inicial de la medida indicó que le ahorraría a Medicare $345,000 millones en el transcurso de una década, lo que reduciría los costos del programa de medicamentos en una cuarta parte, aproximadamente. Según un informe independiente de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, los pacientes que viven en hogares sin cobertura de Medicare ahorrarían $158,000 millones en el mismo período de tiempo.

AARP apoya el proyecto de ley, así como las otras tres medidas aprobadas que asegurarían que el Gobierno federal use el dinero que la ley ahorre para ampliar algunos beneficios de Medicare e incluir cobertura de servicios de salud dental, visual y auditiva.

Basta con medicamentos costosos

Pídele aquí al Congreso que acabe con la codicia de las compañías farmacéuticas.

"AARP ha apoyado por mucho tiempo el permitir que Medicare emplee su poder de negociación para obtener mejores precios para los beneficiarios, especialmente en el caso de los medicamentos más costosos o los que tienen poca —o ninguna— competencia en el mercado", mencionó Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo Legislativo y Compromiso de AARP.

Con el fin de demostrar su apoyo por la ley, un elemento clave de la campaña de AARP, Basta con medicamentos costosos, la organización declaró que el martes, 29 de octubre es el Día nacional de acción. En Washington D.C., y en los estados de todo el país, los funcionarios y voluntarios de AARP alentarán a los legisladores a que el próximo mes, cuando se presente para votación, aprueben la ley que reduciría los precios de los medicamentos.

"En promedio, los pacientes en Estados Unidos pagan cuatro veces lo que cuestan los mismos medicamentos en países similares", comentó la semana pasada el presidente de Medios y Arbitrios, Richard Neal (demócrata por Massachusetts), cuando el comité empezó a considerar la ley. "Mientras tanto, las empresas farmacéuticas siguen generando ganancias impresionantes. Es indignante".

Entre otros cambios, la ley establecería un límite de $2,000 al año en los gastos de bolsillo para los medicamentos recetados de los beneficiarios de la Parte D de Medicare.

Los legisladores votaron 24 a 17 a favor de presentar el proyecto de ley H.R. 3 para votación ante la Cámara de Representantes. El Comité de Energía y Comercio y el Comité de Educación y Trabajo aprobaron la medida la semana pasada. Los líderes de la Cámara de Representantes dicen que tienen planeado votar sobre el proyecto de ley en las próximas semanas. En el Senado, el Comité de Finanzas aprobó un proyecto de ley sobre los medicamentos recetados diferente al de la Cámara de Representantes.

"Exhortamos a la Cámara de Representantes a aprobar esta ley que ayudaría a reducir los precios de los medicamentos recetados y los costos de bolsillo que tantas personas en el país batallan para pagar", comentó LeaMond. "No hay motivo alguno por el que las personas en el país tengan que pagar los precios más altos del mundo por los medicamentos recetados".

Con la ley de la Cámara, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) negociaría cada año el precio, en lo posible, de los 35 medicamentos que le cuesten más dinero a Medicare y que no tengan, al menos, dos productos genéricos que les hagan competencia. Asimismo, el HHS tendría que negociar el precio de la insulina, cuyo costo por paciente aumentó en casi el doble del 2012 al 2016, de acuerdo con los autores de la ley. Las aseguradoras comerciales también podrían aprovechar la posibilidad de negociar precios, según los defensores de la medida.

Los miembros de la Cámara de Representantes que critican la legislación argumentaron que dificultaría la investigación y el desarrollo de curas y medicamentos nuevos, algo que los defensores disputan. En la audiencia de la semana pasada, Mark Miller, ex director ejecutivo de la junta que asesora a Medicare sobre cuestiones de políticas, aclaró a los miembros del comité de Medios y Arbitrios que las empresas farmacéuticas gastan mucho más en publicidad y otros costos que lo que gastan en investigación y desarrollo, y que incluso si la medida se aprueba, continuarán generando ganancias.

Los integrantes de Medios y Arbitrios también aprobaron varias medidas independientes para utilizar los ahorros que genere el proyecto de ley H.R. 3. El dinero se usaría para pagar beneficios adicionales de servicios de salud dental, visual y auditiva para la Parte B de Medicare, la cual cubre visitas médicas y otros servicios ambulatorios. Algunos planes de Medicare Advantage ya proporcionan cierta cobertura para estos servicios, y bajo esta propuesta, todos los beneficiarios podrían recibir estos beneficios.

En la audiencia de la semana pasada del Comité de Medios y Arbitrios, Catherine Alicia Georges, presidenta nacional de voluntarios de AARP exhortó a los legisladores a incorporar estos beneficios. “Para poder tener los mejores resultados posibles en materia de salud y el mayor provecho en cuanto al costo, Medicare debería cubrir a la persona completa, de los pies a la cabeza".

Los legisladores que se opusieron a los proyectos de ley para expandir los beneficios mencionaron que se estima que el fondo fiduciario de Medicare se agotará para el 2026. Los integrantes del personal del comité dijeron que este fondo financia los beneficios de la Parte A de Medicare (hospitales), y que los gastos de las Partes B y D no afectan la solvencia del fondo fiduciario que cubre las estadías en el hospital.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO