Skip to content
 

Votantes mayores y la vivienda

Residentes en Nevada sienten en carne propia la caída en el precio de sus casas.

In English | Gente que llegó en su jubilación en busca del paraíso —un lugar con mucho sol, espacios abiertos y un crecimiento económico que prometía el alza de los bienes raíces—, hoy enfrenta ejecuciones hipotecarias.

Sentados en una gran sala universitaria donde se lleva a cabo un seminario de ejecuciones hipotecarias, y ante una luz intensa que revela los rostros de preocupación, residentes mayores estudian —desanimados— la nueva realidad de Nevada y la gran posibilidad de verse forzados a dejar sus hogares.

Vea también: Importancia del voto latino en las elecciones 2012.

“No se preocupe, es una buena inversión”. Eso fue lo que le dijo el prestamista a Randy Amador, de 50 años, cuando en ese entonces su esposa y él adquirieron una propiedad en el área metropolitana de La Vegas. Hoy, sin embargo, Amador —quien afirmó estar sorprendido de haber conseguido una hipoteca— se enfrenta a una ejecución hipotecaria y al hecho de que su exesposa y sus cinco hijos tendrán que  dejar su hogar.

Amador se ha convertido en un dato estadístico más en Nevada, el estado que ha tenido el mayor número de ejecuciones hipotecarias del país en los últimos cinco años. Aunque este verano pasó al tercer lugar.

El auge inmobiliario alimentó el crecimiento y los cambios demográficos, que convirtió a Nevada en un estado en disputa, de tal modo que los votantes de más de 50 años quieren saber qué es lo que pueden hacer el Presidente Obama y Mitt Romney para aliviar los efectos de la crisis hipotecaria.

Los pasos que conlleva una ejecución hipotecaria resuenan como una suerte de fallo por un gran delito. La Notificación de incumplimiento (Notice of Default) sirve de advertencia a los propietarios que se encuentran atrasados en sus pagos. La Notificación de riesgo (Danger Notice) sirve de advertencia de que la podría ponerse en venta la propiedad.

La temida Notificación pública de venta del fideicomisario (Notice of Trustee's Sale) significa que se venderá la propiedad por la suma que pueda obtenerse en efectivo, a pesar de que el valor de las propiedades ha caído hasta casi la mitad del valor desde el 2006. Los programas de vivienda que ofrece el gobierno no han dado resultado  para muchos residentes de Nevada, que se encuentran próximos a la jubilación o que ya se han jubilado, lo cual ha dejado en una posición particularmente vulnerable a este grupo. No cuentan con la flexibilidad de que dentro de algunos años se habrá recuperado el mercado.

Siguiente: Muchos deben más de lo que vale la propiedad »

Jim y Amy Watt, ambos sesentones, están tratando de conservar su casa en Henderson. “Cuando nos mudamos a este lugar, pensé: ‘Este es nuestro último hogar. Aquí habremos de morir’”, comentó Jim Watt. Pero la crisis inmobiliaria ha puesto en duda esta presunción. Peor aún, con tantos inmuebles siendo objeto de ejecución hipotecaria en el vecindario, se ha derrumbado un poco más el valor de todas las propiedades, dijo. “No me mudo, no”, aseguró Amy, sujetando en sus manos la información que, según confía, les ayudará en la lucha contra una ejecución hipotecaria. .

Pero, al igual que Amador y otros que asisten al seminario, se preguntan cómo cambió el panorama con tanta rapidez, y qué es lo que puede hacer al respecto el próximo presidente.

Dos de cada tres propietarios de casa en Nevada deben más del valor tasado de sus viviendas, casi el triple del promedio nacional.  

Michael Mooneyham, de 59 años, es uno de ellos. Como residente de la comunidad Sun City Anthem, de Henderson, no cree que ayudar a los bancos sea la respuesta. Ya fueron objeto de un rescate en el 2008, dijo Mooneyham. Su respuesta para la situación actual: “Por una única vez, rescaten al pueblo de Estados Unidos”.

La actitud que exhibe es el común denominador en este lugar, en particular de los que sienten que han sido engañados por las instituciones financieras. Otros residentes de Nevada culpan a quienes compraron. “Algunos excedieron su capacidad al comprar”, dice Joe Madrid, de 77 años, ingeniero eléctrico jubilado, republicano y residente de Henderson.

Sin importar de quién sea la culpa, expresó Barbara Buckley, directora ejecutiva del centro de asesoramiento legal que lleva a cabo el seminario, “estamos en medio de  la crisis de las ejecuciones hipotecarias”. Mientras tanto, los residentes de Nevada todavía están a la espera de ayuda, y noviembre está cada vez más cerca.

¿Está en peligro su derecho al voto?

Millones han sufrido ejecuciones hipotecarias

Página de inicio de AARP

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Lea Esto