Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Republicanos de la Cámara proponen reforma al Medicare y Medicaid Skip to content
 

Republicanos de la Cámara proponen reforma al Medicare y Medicaid

El plan del representante Ryan revocaría la ley de reforma del sistema de salud.

In English | La Cámara aprobó un acuerdo sobre el presupuesto que financiará el gobierno hasta septiembre. (El proyecto de ley se espera que pase fácilmente en el Senado.) Eso garantiza los fondos para el resto del año fiscal 2011, liberando al Congreso para centrar plenamente su atención en el 2012.

En consecuencia, la Cámara tiene previsto votar la propuesta del Partido Republicano del presupuesto 2012 publicado por el presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara Paul Ryan (R-Wis).

El plan presupuestal del representante Ryan implicaría rehacer el Medicare y los programas de Medicaid para recortar el tamaño del gobierno y la amenazante deuda nacional. El presidente Obama dio a conocer su visión para reducir el déficit federal que también se refirió a los cambios a Medicare y Medicaid.

Los defensores de los derechos civiles de las personas mayores protestaron, alegando que estos cambios dejarían a los estadounidenses mayores con menos cobertura de salud, menos acceso a los hogares para el cuidado de personas mayores con discapacidades y, además, los expondría a posibles recortes de beneficios del Seguro Social en el futuro.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, republicano por el estado de Ohio, afirmó que el plan de Ryan incentivará la creación de empleos y reducirá la aplastante carga de la deuda.

“El pueblo estadounidense entiende que no podemos seguir gastando dinero que no tenemos, especialmente cuando hacerlo hace más difícil crear empleos y volver a encarrilar la economía”, sostuvo Boehner.

Sin embargo, los demócratas y organizaciones que representan a los estadounidenses mayores manifestaron una visión distinta a la propuesta de Ryan. “A las personas que tienen poco más de 50 años, les diría que cuiden sus billeteras: esto significará costos más altos y menos beneficios”, declaró John Rother, vicepresidente ejecutivo de políticas de AARP.

El presidente Obama reacciona

El presidente Obama, después de reunirse con los líderes del Congreso durante el impasse del presupuesto a corto plazo que pude haber dejado sin funcionar al Gobierno federal el viernes, dijo que la batalla inmediata tiene que ver con sólo el 12 % del presupuesto. Gran parte del resto del presupuesto se gasta en programas de ayuda social como el de Medicaid, para personas de muy bajos recursos, el programa de seguro médico Medicare, para personas mayores, y el Seguro Social.

Obama describió las profundas diferencias entre su plan presupuestario y el de Ryan como “visiones muy contrastantes en términos de adónde debemos llevar la nación. Este es un debate legítimo que debe realizarse”, le declaró el martes a los periodistas, después de reunirse con los líderes del Congreso. “Parte del motivo por el que el debate será importante es que allí es donde está el 88 % del presupuesto. En lo que estamos perdiendo semanas, semanas y semanas debatiendo es, en realidad, sólo el 12 % del presupuesto, que no afectará significativamente ni el déficit ni la deuda”.

Más tarde, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, añadió: “Cualquier plan para reducir nuestro déficit debe reflejar los valores estadounidenses de justicia y sacrificio compartido. El plan del congresista Ryan no pasa este examen. Recorta los impuestos para los millonarios e intereses especiales, en tanto pone una carga mayor sobre las personas mayores que dependen de Medicare o viven en hogares para el cuidado de personas mayores con discapacidades, sobre las familias que enfrentan las dificultades propias de tener un hijo con discapacidades serias, trabajadores que han perdido la cobertura médica y los estudiantes y sus familiares que dependen de las becas Pell. El Presidente cree que hay un modo más equilibrado de poner a Estados Unidos en la senda de la prosperidad”.

Sin embargo, en un mensaje publicado en YouTube, Ryan sostuvo que, para 2025, la salud, las jubilaciones y los intereses de la deuda consumirán cada centavo del dinero recaudado en impuestos. “Si no reformamos el gasto en programas de salud y jubilatorios administrados por el Gobierno, no tendremos ninguna esperanza de mantener el gasto —y, consecuentemente, nuestra crisis de deuda— bajo control”, afirmó Ryan.

El plan de Ryan llevaría al Gobierno a gastar cerca de $40 millones de millones ($40 trillion) durante la próxima década, $6,2 millones de millones ($6.2 trillion) menos que el plan de gasto propuesto por Obama en febrero; reduce las tasas de interés para las empresas y los particulares, a fin de potenciar la economía, y revoca la ley de reforma del sistema de salud de Obama, que es impopular entre los conservadores, quienes sostienen que es muy cara y que implica un Gobierno demasiado grande.

Según Rother, revocar la ley de reforma del sistema de salud eliminaría la ayuda con los costos de los medicamentos para los mayores, que cerraría el período sin cobertura o “doughnut hole” en la cobertura de medicamentos recetados de Medicare. También les permitiría a los aseguradores regresar a una política de no brindar cobertura a personas con enfermedades preexistentes.

Medicaid

El plan de Ryan también modificaría esencialmente al programa Medicaid, que cubre los gastos de muchos adultos mayores en los hogares para el cuidado de personas mayores con discapacidades. En vez de ofrecer un programa de ayuda social que cubra los cuidados de enfermería a quienes reúnan los requisitos financieros, el Gobierno federal les daría a los estados una suma total para administrar el programa Medicaid y decidir quién es elegible. Esto protegería al Gobierno federal de cualquier riesgo a medida que los costos aumenten. Pero Rother sostiene que la subvención en bloque del Gobierno federal se quedará atrás con respecto a los costos, de modo que muchos estados terminarían recortando los beneficios de Medicaid.

Edward Coyle, presidente de la Alliance for Retired Americans (Alianza para los estadounidenses jubilados), declaró que no deseaba dejar las decisiones relativas a los cuidados de largo plazo en manos de los estados que han estado recortando sus presupuestos.

“El plan [de Ryan] intenta esconder los despiadados detalles ocultos detrás de palabras de moda aparentemente inofensivas como ‘bonos’ o ‘subvenciones en bloque’”, sostuvo Coyle. “Pero la realidad es que ‘bono’ es la palabra que usa Ryan para convertir Medicare en una gran compañía de seguros, en tanto ‘subsidio en bloque’ es la expresión de Ryan para decir que Medicaid debería estar administrado por los gobernadores republicanos de todo el país”.

Medicare

Mientras que los estadounidenses mayores de 55 años permanecerían en el programa Medicare tradicional, los jóvenes, finalmente, obtendrían ayuda para contratar una cobertura de salud a través de aseguradores privados. Rother dijo que el apoyo federal probablemente no podrá mantener el ritmo de los costos médicos en alza, de modo que muchos adultos mayores terminarían sólo con ayuda suficiente como para inscribirse en planes de HMO (Organizaciones de Mantenimiento de la Salud) o contratar planes con deducibles altos que sólo cubren las enfermedades más catastróficas.

“Traslada los riesgos del crecimiento de los costos, del Gobierno federal a los presupuestos hogareños”, señaló Rother.

Max Richtman, vicepresidente ejecutivo del National Committee to Preserve Social Security and Medicare (Comité Nacional para Preservar el Seguro Social y Medicare), dijo que los bonos le ahorran dinero al Gobierno precisamente porque estarán a la par con los costos de la salud. El plan “retrotraerá a este país a una época anterior a la promulgación de Medicare, cuando más de una mitad de la población adulta mayor no contaba con ninguna cobertura médica”, declaró Richtman.

El grupo supervisor del presupuesto Concord Coalition aclamó el plan de Ryan de recortar $1,6 millones de millones ($1.6 trillion) del déficit proyectado. Sin embargo, se necesita mucho más para contener los costos de Medicare, declaró el grupo en un comunicado.

“Si bien establecer objetivos de gastos para los programas federales de salud representa un incentivo para una mayor eficiencia, y aumentar los costos de bolsillo para los jubilados incentiva a economizar, necesitaremos controles de costos, reformas en el sistema de entrega, e investigar las mejores prácticas para tener alguna probabilidad de alcanzar esos objetivos”, sostuvo Josh Gordon, director de políticas de Concord Coalition, en el comunicado.

Los demócratas censuraron la propuesta de Ryan de convertir Medicare en un programa de bonos para las personas menores de 55 años. Los republicanos “no creen que los ciudadanos mayores y las personas con discapacidades tengan derecho a beneficios de salud garantizados. En cambio, transferirán la salud de los mayores y de las personas con discapacidades a los aseguradores privados. Olvídese de la atención médica segura cuando más la necesite”, expresó el representante Pete Stark, de California, el demócrata de más alto rango del panel de salud de Medios y Arbitrios.

El Seguro Social

El plan de Ryan no implementa cambios inmediatos al Seguro Social, pero establece un plan tipo piloto automático para forzar al Congreso a abordar los problemas financieros a largo plazo de este programa. Si el Congreso no aborda el problema, los beneficios serán recortados en todos los niveles.

Según Rother, el plan de Ryan probablemente gane un amplio apoyo entre los republicanos de la Cámara Baja. Aunque, si es aprobado en ese recinto, probablemente no tenga éxito en el Senado controlado por demócratas, y será vetado por Obama.

“Esta propuesta no irá a ninguna parte, en lo inmediato”, afirma Rother. Pero si los republicanos ganan el control del Senado y de la Casa Blanca el año que viene, “esa es una historia totalmente distinta”.

Tamara Lytle es una escritora independiente y ha cubierto temas de política y gobierno en Washington por más de 20 años.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO