Skip to content
 

Cambiar la forma de pensar sobre lo que significa envejecer

Una nueva visión de cara a una vida mejor y más larga.

Mensajero japonés y su bicicleta

Kiyoshi Ota/Bloomberg mediante Getty Images

La empresa Japan Post Holdings Co. se está adaptando creativamente a las poblaciones de adultos mayores a través del uso de carteros que comprueban el bienestar de los residentes mayores y pasan esa información a los familiares mediante una tableta.

In English | Escribí el libro Disrupt Aging: A Bold New Path to Living Your Best Life at Every Age (Transformar el envejecimiento: un nuevo y audaz camino para vivir la vida al máximo a cualquier edad) hace dos años con el fin de iniciar una conversación sobre lo que significa envejecer. Pienso que necesitamos crear una nueva actitud sobre el envejecimiento, una manera nueva de pensar sobre las posibles soluciones que puedan ayudarnos a vivir mejor a medida que envejecemos.

Con la publicación de la edición de bolsillo de Disrupt Aging este mes, me agrada ver cambios en actitudes, comportamientos y culturas a medida que más personas por todo el mundo desafían actitudes y estereotipos anticuados, y desencadenan soluciones nuevas que reconocen los posibles beneficios históricos de vivir por más tiempo.

Antes, los líderes consideraban a la creciente población de mayor edad como jubilados, pero ahora están comenzando a ver un nuevo tipo de fuerza laboral experta y con experiencia. Donde antes solo veían gastos costosos, ahora comienzan a ver un mercado de consumo de rápido crecimiento que está reforzando nuestras economías. Y donde antes solo veían un grupo creciente de dependientes, ahora comienzan a ver comunidades de varias generaciones características nuevas y distintas.

Solo tenemos que echar un vistazo a nuestros alrededores para darnos cuenta de lo que está sucediendo. Adelantos en la tecnología e investigaciones están impulsando innovaciones en prácticamente todas las áreas de desempeño que afectan nuestra capacidad de vivir bien a medida que envejecemos. Los empresarios e innovadores están creando una gama increíble de productos y servicios dirigidos a las personas a medida que envejecen. La ciencia está posibilitando el poder vivir por más tiempo, y justo ahora estamos comenzando a darnos cuenta de las oportunidades que ofrecen estas vidas más largas.

Estas personas están reinventando el trabajo, buscando su propósito, aceptando la tecnología y abriéndose a las experiencias nuevas.

Mundialmente, la sociedad está inventando maneras creativas y lógicas de adaptarnos a los retos que suponen las poblaciones de mayor edad y lográndolo con recursos existentes. Un ejemplo es el servicio Watch Over del Japón. Por una tarifa módica mensual, un cartero japonés comprueba el bienestar de un residente mayor en su ruta y les comunica dicha información a los familiares mediante una tableta. La brillantez de este modelo es que conecta un recurso de la infraestructura actual (una red nacional de entrega de correo) y un desafío aparentemente no conectado (adultos mayores aislados). Funciona. Es de bajo costo, las barreras de entrada son pocas, y el beneficio es enorme.

En AARP estamos adoptando una cultura de innovación. A través de nuestro laboratorio y fondo de innovación de AARP, estamos explorando ideas para productos, servicios, colaboraciones, campañas, aplicaciones y proyectos centrados en nuestros tres pilares: salud, riqueza y nosotros mismos. Estamos diseñando y experimentando con la realidad virtual y la inteligencia artificial. Estamos invirtiendo en tecnologías prometedoras. Estamos trabajando con universidades, sistemas de atención médica, bancos, empresarios, estudiantes, programadores, líderes comunitarios y más para encontrar maneras de empoderar a más personas para que vivan mejor a medida que envejecen.

Al leer mi libro Disrupt Aging, descubrirás que se trata sobre  aceptar el envejecimiento como algo que se anticipa, no algo que se teme. Se trata de percibirnos, tanto a nosotros mismos como a los demás, como contribuyentes a la sociedad y no como una carga. No solo se trata de agregar años al final de la vida; sino de la creación de un nuevo y audaz camino para vivir la vida al máximo a cualquier edad.

Jo Ann Jenkins es la directora ejecutiva de AARP.

También te puede interesar

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO