Skip to content
 

Cómo proteger nuestro futuro

Podemos mantener el Seguro Social y Medicare protegidos y asequibles por generaciones.

In English | Desde que lanzamos Tu Voz es Tu Derecho, hemos escuchado a cientos de miles de personas que nos han dicho lo importante que son y seguirán siendo el Seguro Social y Medicare para su salud y su seguridad económica.

La gran mayoría también dice que los programas necesitan ajustes para darles mayor solidez. De hecho, solo el 12 % de las personas consultadas dice que Medicare y el Seguro Social pueden ser protegidos sin realizar ningún cambio.

Vea también: Informe especial sobre el Seguro Social.

Pero la gente también nos dice algo más: que los cambios efectuados en el Seguro Social y Medicare deberían otorgar algún valor agregado a los programas, y mantenerlos protegidos y asequibles, ahora y para las generaciones futuras.

Respecto de Medicare, la gente nos dice que su mayor preocupación es que desaparezca o se vuelva inasequible. Creen que debería ser fortalecido y mejorado para que tanto la generación actual como las futuras tengan acceso a cobertura de alta calidad y a costo razonable. Eso significa que debería continuar garantizando cuidados de salud a un costo accesible y una serie de beneficios específicos para cubrir las necesidades de salud. Igualmente, debería asegurar el acceso a atención médica de alta calidad. La mayoría de las personas están convencidas de que Medicare puede hacer más para mejorar la calidad, seguridad y eficiencia del cuidado, destacando el valor del programa y atacando enérgicamente el malgasto, el fraude y los abusos.

La mayoría de las personas con las que hemos hablado ven al Seguro Social, al igual que a Medicare, como un beneficio que se han ganado y que esperan recibir. Como tal, creen que el Seguro Social debería seguir garantizando que los estadounidenses que trabajan y aportan al sistema reciban beneficios en función de lo que ganaron y aportaron, y que esos beneficios deberían crecer al ritmo de la inflación mientras ellos vivan.

También reconocen que el Seguro Social no está en crisis, pero que hay que asegurar su estabilidad financiera. Es fundamental que cualquier cambio que se implemente tenga en cuenta sus consecuencias para la gente, no solo las implicancias financieras. Por ejemplo, creen que los ajustes deberían aplicarse en forma gradual, para que la gente pueda planificar su futuro, y que no deberían afectar a quienes ya se jubilaron o están próximos a hacerlo. También creen que es importante proteger los beneficios de aquellos que más los necesitan, como cónyuges y familiares, personas con discapacidades y que no pueden trabajar. Por último, creen que para que el Seguro Social sea sólido en el futuro, el dinero que aportan al programa no debería ser usado para financiar al resto del gobierno. El presupuesto del Seguro Social debería mantenerse separado del resto del presupuesto federal.

Lo que estamos escuchando es una clara reflexión de lo que más valora la gente acerca del Seguro Social y Medicare. Lo que no está tan claro para nuestros socios, las personas de 50 años o más y sus familias, es si lo que ellos valoran coincide con los cambios propuestos por los políticos. En AARP estamos tratando de armonizar esas diferencias. Lo exhorto a que visite tuvozestuderecho.org. Estamos presentando una visión sensata sobre cómo los cambios propuestos afectarían a la gente común y corriente. Cuéntenos lo que piensa. Díganos qué le hace sentido.

¡Tu Voz es Tu Derecho! AARP quiere escuchar sus ideas. Para unirse a la conversación y recibir información y análisis sensatos de las propuestas relativas al Seguro Social y Medicare que se están debatiendo en Washington, visite a tuvozestuderecho.org.

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para recibir artículos de interés. Vea muestra »

hablan losexpertos

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Lea Esto