Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

El legado de Sylvia Rivera

De los disturbios de Stonewall al movimiento gay, la activista hispana ha liderado la lucha por la igualdad.

In English| Una mujer transgénero puertorriqueña-venezolana de 17 años de edad llamada Sylvia Rivera ayudó a iniciar los disturbios de Stonewall cuando, con otros clientes del bar para homosexuales de Greenwich Village se negaron a rendirse tranquilamente al arresto durante una de las periódicas redadas policiales de la época. La lucha contra la policía, según David Carter, autor de Stonewall: The Riots That Sparked the Gay Revolution, incluyó “cualquier cosa y todo aquello que la multitud que estaba afuera pudiera alcanzar: basura, tarros de basura, trozos de vidrio, fuego, ladrillos, adoquines y una viga”.

Vea también: Los hispanos y la lucha por los derechos LGBT.

“Estábamos hartos de que nos humillaran —escribió Rivera en The Question of Equality: Lesbian and Gay Politics in America Since Stonewall— y las cosas simplemente comenzaron a suceder". De hecho, una de las citas más famosas de los disturbios de Stonewall se le atribuye a Rivera: “No me quiero perder ni un instante de esto. ¡Es la revolución!”.

En los años subsiguientes, Rivera influyó en la formación de grupos pro derechos civiles como el Gay Liberation Front y la Gay Activist Alliance, y se mantuvo involucrada en el activismo juvenil puertorriqueño y afronorteamericano durante toda su vida. Pero a medida que los movimientos por los derechos de los homosexuales buscaron mayor aceptación y comenzaron a distanciarse de los asuntos de los transgéneros y otros temas importantes para Rivera, se sintió rechazada. “Cuando las cosas comenzaron a establecerse más —señala Rivera en una entrevista en Village Voice, del año 1995—, fue como si dijeran: ‘Ya no te necesitamos más’”.

El movimiento finalmente redescubrió a Rivera, otorgándole un lugar de honor en la marcha del orgullo gay de la ciudad de Nueva York, que marcó el 25 aniversario de Stonewall, en 1984.

“El movimiento me había dejado de lado, como en un estante, pero me bajaron y me desempolvaron —le comentó Rivera al New York Times en 1995—. Aún así fue bello. Caminé por la calle 58 y los jóvenes me llamaban desde la vereda: ‘Sylvia, Sylvia, gracias, sabemos lo que hiciste’. Después de eso, volví al estante", dijo Rivera.

Hoy, cada vez que se recuerdan los disturbios de Stonewall, a Sylvia, que murió en el 2002, la bajan de ese estante y ocupa un lugar de honor en la celebración.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO