Skip to content
 

¿Mis contribuciones al Seguro Social generan intereses?

No para ti. El dinero que contribuyes al Seguro Social es un impuesto sobre el ingreso que ayuda a pagar un beneficio jubilatorio y por discapacidad nacional. No se deposita en una cuenta a tu nombre, no te devuelve los intereses cuando te jubilas y los beneficios no recibidos no son reembolsados a tu familia cuando mueres (aunque pueden cobrar los beneficios para sobrevivientes si estabas recibiendo, o tenías derecho a recibir, pagos del Seguro Social).

En cambio, el Seguro Social funciona como un sistema de reparto. Las contribuciones de los trabajadores de hoy cubren los beneficios para las personas con discapacidades y los jubilados actuales. Cualquier dinero que no sea necesario para pagar a los beneficiarios actuales permanece en los fondos fiduciarios del Seguro Social. Los trabajadores más jóvenes pagarán los beneficios de los asalariados de hoy cuando se jubilen. 

Necesitas otros ahorros para la jubilación

Entonces, si bien el Seguro Social existe para apoyar económicamente a las personas en la vejez, no es una manera de ahorrar dinero para la jubilación, como una cuenta IRA o un plan 401(k). Se trata de un beneficio garantizado muy parecido a un seguro, algo que el Gobierno reconoció al darle al programa su nombre formal: Seguro para envejecientes, sobrevivientes y por incapacidad (OASDI, como aparece en tu nómina).

Al igual que las primas de los seguros, que van a parar a un fondo común para pagar a otros asegurados cuando presentan una reclamación, los impuestos sobre la nómina y el trabajo por cuenta propia que financian el Seguro Social se destinan al pago de beneficios para los jubilados actuales. Al igual que con el seguro, tú o tu familia cobrarán del fondo común cuando reúnan los requisitos para ello y presenten una solicitud.

Los pagos de impuestos del Seguro Social generan intereses colectivamente: se invierten en bonos especiales del Tesoro que están garantizados por el Gobierno federal y pagan una tasa de interés de mercado, que se vuelve a invertir en el fondo común que paga los beneficios. Pero tus contribuciones no se depositan en una cuenta personal que genere intereses para ti.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Los beneficios de por vida a menudo exceden los pagos

Debido a la forma en que está estructurado el programa, la cantidad que recibirás del Seguro Social no se limita a lo que aportas. La cantidad de tu beneficio jubilatorio se calcula a partir de los ingresos de tu vida laboral, utilizando un promedio ajustado a la inflación de tus ingresos mensuales en tus 35 años de mayores ingresos. Y lo seguirás recibiendo mientras vivas.

No se garantiza que las personas recuperen lo que contribuyeron al Seguro Social y a Medicare, que se financia parcialmente con el mismo impuesto sobre la nómina. El que lo hagas dependerá de tus ingresos de por vida y de cuánto tiempo vivas después de empezar a cobrar los beneficios. Los beneficios del Seguro Social son progresivos, lo que significa que los trabajadores de ingresos más bajos obtienen un beneficio mayor en relación con sus ingresos.

Según el Urban Institute, la mayoría de los hogares reciben más beneficios totales de lo que pagan a los programas. Esta organización de investigación sin fines de lucro produce un informe anual sobre el tema, en el que estima las contribuciones y los beneficios de por vida para una variedad de trabajadores hipotéticos. (Los cálculos no incluyen los pagos de beneficios por discapacidad o la parte de los impuestos sobre la nómina que los financian).

Por ejemplo, el estudio del 2022 del instituto (en inglés) presenta las siguientes estimaciones para los trabajadores que cumplieron 65 años en el 2020.

  • Un hombre soltero que gana un ingreso promedio y alcanza la expectativa de vida promedio pagará $405,000 al Seguro Social y Medicare y recibirá $573,000 en beneficios.
  • Una mujer soltera en la misma situación pagará $405,000 a los programas y recibirá $646,000 en beneficios, porque las mujeres viven más años. 
  • Un matrimonio en el que un cónyuge recibe un ingreso promedio y el otro recibe un ingreso bajo, pagará $586,000 combinados y recibirá $1.1 millones en beneficios.

Estas proyecciones dependerán de una serie de factores, entre ellos el impacto por los ajustes anuales por costo de vida (COLA) y la salud fiscal del Seguro Social.

El informe anual de 2022 de los fideicomisarios del Seguro Social estima que sin cambios legislativos en la forma en que se financia el programa, el superávit actual en los fondos fiduciarios se agotará en 2035. En ese caso, la SSA solo podrá pagar de los impuestos que recibe cada año y los beneficios serían alrededor de un 20% más bajos, alterando significativamente el cálculo de los beneficios de por vida. AARP aboga por esfuerzos para salvaguardar las finanzas del Seguro Social.

Ten en cuenta que

Si quieres saber cuánto has pagado hasta ahora en impuestos al Seguro Social y a Medicare, crea una cuenta My Social Security en línea y revisa tu estado de cuenta del Seguro Social, que rastrea esa información y proporciona estimaciones de tus beneficios futuros.

Actualizado el 15 de julio del 2022