Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

7 formas de reducir los impuestos sobre los beneficios del Seguro Social

Decisiones para reducir tu ingreso tributable que pueden limitar la porción de tus beneficios que se lleva el IRS.

Para muchos adultos mayores, los pagos del Seguro Social son una ayuda financiera indispensable. También pueden estar sujetos al pago del impuesto sobre los ingresos, algo que a veces sorprende a los nuevos beneficiarios que no saben que el IRS puede llevarse una parte de sus beneficios. 

Ese no es el caso de todos los beneficiarios del Seguro Social. Si tu ingreso total está por debajo de ciertos límites, tus beneficios no pagan impuestos. Lamentablemente, esos límites son muy bajos. 

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Según las leyes federales, los beneficios del Seguro Social pagan impuestos si tu “ingreso combinado” —es decir, ingresos brutos ajustados (AGI) más intereses libres de impuestos más la mitad de tus beneficios— es de al menos $25,000 para un contribuyente individual o $32,000 para una pareja casada que presenta una declaración conjunta. 

Por debajo de ese nivel, los beneficios no pagan impuestos (la mayoría de las personas para las que el Seguro Social es el único ingreso están dentro de esta categoría). Si tu ingreso combinado es entre $25,000 y $34,000 (contribuyente individual) o entre $32,000 y $44,000 (pareja casada), hasta el 50% de los beneficios que recibes del Seguro Social está sujeto a impuestos. Si el ingreso combinado es más de $34,000 para los contribuyentes individuales o $44,000 para las parejas, el 85% de los beneficios paga impuestos.

Esas reglamentaciones significan que los jubilados tienen opciones para reducir o eliminar el pago de impuestos sobre sus beneficios. En pocas palabras: “Se trata de reducir los ingresos”, dice Tim Steffen, director de Planificación Avanzada en Baird, una empresa de gestión patrimonial. 

Reducir el ingreso no siempre es lo mejor para tu solidez financiera, y si estás ganando mucho más de los límites de ingresos impuestos por el IRS, en realidad no puedes hacer mucho para evitar pagar impuestos sobre los beneficios.

Pero si tus ingresos están cerca de alguno de los límites, al reducir tu ingreso bruto ajustado por medio de algunas inversiones o con distribuciones de cuentas de jubilación con ventajas tributarias u otros medios, podrías hacer que más de tus beneficios (actuales o futuros) estén protegidos del IRS. Estas son algunas de las opciones.

1. Prioriza los retiros de cuentas jubilatorias que no pagan impuestos

Si tienes la opción, retira distribuciones de un plan Roth 401(k) o de una cuenta Roth IRA en vez de hacerlo de una cuenta jubilatoria tradicional

Lo bueno de una cuenta Roth es que los retiros no pagan impuestos, siempre y cuando la cuenta haya estado abierta al menos cinco años. Eso significa que toda distribución que tomes “no contará como ingreso tributable para el cálculo del Seguro Social”, dice Nicole Birkett-Brunkhorst, planificadora patrimonial en U.S. Bank y analista certificada del Seguro Social.

Si tus ingresos provienen solamente del Seguro Social y de una cuenta Roth que no paga impuestos, tienes buenas probabilidades de mantener la porción tributable de tus beneficios en casi cero, dice Noah Harden, gerente regional de Planificación Patrimonial en Comerica Bank. 

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Si has pensado convertir una cuenta IRA tradicional a una cuenta Roth IRA para beneficiarte de esas ventajas impositivas, este podría ser un buen momento, dice Steffen. Un mercado bajista como el actual reduce el precio de las acciones y los saldos de las cuentas IRA, por lo que el impacto de los impuestos al convertir a una cuenta Roth será menor que cuando las acciones se vendían a precios más altos. 

2. Dona tus distribuciones mínimas obligatorias a una organización benéfica

Restaurantes

Carrabba's Italian Grill®

Ahorra un 10% en el servicio de comida en el restaurante o en pedidos por teléfono de entrega de comida en el auto

See more Restaurantes offers >

Si estás en una edad en la que debes retirar distribuciones mínimas obligatorias (RMD) de tus cuentas jubilatorias, puedes evitar que ese dinero cuente como ingreso imponible donándolo a una entidad benéfica a más tardar el 31 de diciembre de cada año. 

“Esta es una buena estrategia para alguien que está obligado a retirar dinero de una cuenta IRA, pero no lo necesita”, dice Steffen. En este caso, recuerda que la donación de la distribución mínima requerida de una cuenta IRA o un plan 401(k) tradicionales debe transferirse directamente desde esa cuenta a la organización benéfica. 

3. Haz retiros de una cuenta IRA o de un plan 401(k) antes de solicitar beneficios del Seguro Social

Esta estrategia tiene dos ventajas. En primer lugar, retirar dinero de cuentas de jubilación con impuestos diferidos reducirá el saldo de las cuentas y, por lo tanto, también el tamaño de tus distribuciones mínimas obligatorias en el futuro (que se determinan, en parte, en función de cuánto dinero hay en la cuenta). Por extensión, también se reducirá tu ingreso bruto ajustado en el futuro.

Y en segundo lugar, generar ingresos de tus cuentas jubilatorias temprano te permite demorar el Seguro Social, lo que te dará beneficios más altos. Tu beneficio mensual aumenta entre el 5 y el 8% por cada año que esperas después de la edad mínima de 62 años para solicitar los pagos.

4. Haz contribuciones deducibles de impuestos a cuentas jubilatorias

Según tu nivel de ingresos y dependiendo de si tienes un plan de jubilación patrocinado por tu empleador, como un 401(k), las contribuciones a una cuenta IRA pueden deducirse total o parcialmente de los impuestos. De ese modo, se reduce tu ingreso bruto ajustado.

El IRS fija límites cada año para las contribuciones a cuentas IRA que pueden deducirse de impuestos. Aún estás a tiempo para maximizar tu oportunidad para el año fiscal 2022: las personas mayores de 50 años que generan ingresos pueden hacer una contribución de hasta $7,000 antes de impuestos a una cuenta IRA hasta el 18 de abril. Para el año fiscal 2023, el límite de esa contribución aumenta a $7,500. 

Las contribuciones a una cuenta de ahorros para la salud (HSA) también pueden estar libres de impuestos y reducir tu ingreso imponible, observa Harden.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

5. Aplaza los ingresos del trabajo ocasional

Si ganas dinero extra conduciendo para Uber, paseando perros para Rover.com o brindando servicios de consultoría en forma independiente, puedes reducir tu ingreso imponible de varias maneras, dice Mark Steber, vicepresidente sénior y director ejecutivo de Información Impositiva en Jackson Hewitt Tax Service. 

Por ejemplo, podrías:

  • Aplazar el ingreso para el año siguiente enviando las facturas después del 31 de diciembre. 
  • Tomar gastos de negocios que tenías planeados para el año siguiente —como una impresora nueva para la oficina en casa o un curso de desarrollo profesional— y pasarlos al año en curso para aprovechar la deducción impositiva antes.
  • Contribuir dinero antes de impuestos a una cuenta jubilatoria que reúna los requisitos, tales como una cuenta IRA tradicional, un plan 401(k) de un solo participante o una cuenta IRA SEP (plan de pensión simplificada para empleados). 

O simplemente, si estás cerca de uno de los límites de ingresos y lo que ahorrarías en impuestos si no superas ese límite compensaría los ingresos que dejarías de ganar, puedes decidir trabajar un poco menos.

6. Utiliza las pérdidas para cancelar las ganancias de inversión

Las carteras de acciones sujetas a impuestos se vieron muy afectadas en el mercado bajista. Si vendes algunas de las acciones deprimidas, puedes utilizar esas pérdidas para cancelar el ingreso que has obtenido con ganancias de capital, y cancelar posiblemente hasta $3,000 de ingresos ordinarios. Esta estrategia, conocida como aprovechamiento de pérdidas para fines fiscales es una forma de “efectivizar una pérdida y aplicarla como una deducción de los impuestos”, dice Birkett-Brunkhorst.

7. Oriéntate hacia una cartera de inversiones fiscalmente eficiente.

Colocar en las cuentas de inversiones sujetas a impuestos muchos activos que generan grandes ingresos —como los fideicomisos de inversiones en propiedades inmobiliarias, las acciones que pagan dividendos o casi todos los tipos de bonos— puede aumentar el impacto impositivo en tus beneficios del Seguro Social. Una estrategia alternativa podría ser colocar las inversiones que generan ingresos en cuentas con impuestos diferidos, como las cuentas IRA o los planes 401(k). 

Tus cuentas imponibles deben contener mayormente acciones de crecimiento. En ese caso, solo generas ganancias de capital cuando vendes las acciones, y la tasa de impuestos que se aplica a esas ganancias es más favorable que la que se aplica a los ingresos ordinarios: 0% para las personas con un ingreso imponible por debajo de $44,625, y 15% para un ingreso de entre $44,625 y $492,300 en el año fiscal 2023.

“Si tienes inversiones con un tratamiento ventajoso de las ganancias de capital o con dividendos potencialmente más bajos, eso reducirá tu ingreso bruto ajustado y, en consecuencia, la cantidad de tus beneficios del Seguro Social que pagan impuestos”, dice Harden.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.