Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Encuesta de AARP muestra un apoyo casi universal para el Seguro Social a sus 85 años

Pero a una mayoría de los encuestados le preocupa el futuro del programa.

Edificio del Seguro Social en Washington, D.C.

GETTY IMAGES

In English | En su 85° año de existencia, el Seguro Social disfruta de un apoyo de más del 90% entre demócratas, republicanos e independientes, según los resultados de una encuesta de AARP entre 1,441 personas de 18 años y mayores.

La encuesta, que se llevó a cabo entre el 14 y el 27 de julio, muestra un apoyo casi universal para el Seguro Social: un 96% de los encuestados dijeron que el Seguro Social es, o bien el programa gubernamental más importante, o un programa importante en comparación con otros programas del Gobierno. Y 2 de cada 5 de los encuestados indicaron que dependerán del Seguro Social como una fuente considerable de ingresos en la jubilación. Más de 69 millones de personas —y casi 9 de cada 10 adultos de 65 años o más— reciben beneficios del Seguro Social, según la Administración del Seguro Social (SSA, por sus siglas en inglés).     

“Queda sumamente claro que las personas de todas las generaciones en el país valoran la estabilidad económica que el Seguro Social ha ofrecido durante estos últimos 85 años, aun más ahora que enfrentamos los retos económicos y de salud de una pandemia global”, dijo Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo Legislativo y Compromiso de AARP. “Ante tantas personas en Estados Unidos que luchan por pagar un seguro de salud o cubrir sus necesidades básicas, el Seguro Social es más importante que nunca, y AARP jamás dejará de luchar para fortalecer el Seguro Social y asegurar que todos los que trabajan tan duro en este país reciban los beneficios que se han ganado”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Una gran parte de la jubilación

Los ingresos por jubilación tradicionalmente provienen de varias fuentes. Una son los beneficios del Seguro Social, otra, el pago de pensiones y en tercer lugar, las cuentas individuales de jubilación, como las 401(k) o las IRA. Luego están los ahorros personales y, finalmente, las inversiones. Esto sigue siendo así para algunos, pero entre las fuentes de ingresos más importantes, el 39% de los encuestados por AARP dijeron que dependen o esperan depender principalmente de los beneficios del Seguro Social, seguido por las cuentas individuales de jubilación (34%) y las pensiones pagadas por sus empleadores (17%).

Entre los encuestados, el 81% informaron que dependían hasta cierto punto de los pagos del Seguro Social, o dependían sustancialmente o planeaban depender de esos beneficios. El 48% dijeron lo mismo acerca de las pensiones pagadas por el empleador, mientras que el 70% dijeron que dependían hasta cierto punto o sustancialmente de sus cuentas individuales de jubilación. El 65% dijeron que dependían de los ingresos de sus ahorros e inversiones.

La COVID-19 y la ola de desempleo que desató la pandemia han resaltado la importancia del Seguro Social, según los resultados de la encuesta: el 56% dijeron que el Seguro Social es más importante ahora que antes de la pandemia. Solo el 1% indicó que el Seguro Social es menos importante ahora que antes del coronavirus. El índice de desempleo general en julio fue del 10.2%, el más alto desde abril de 1983. Para los trabajadores de 55 años y más, la tasa fue del 8.8%.

La mayoría de las personas desearían que los pagos del Seguro Social fueran mayores. El pago por jubilación promedio del Seguro Social es de aproximadamente $1,503 al mes, y el 65% de los encuestados indicaron que consideraban esta cifra demasiado baja. Solo el 3% consideraron que era muy alta.

Preocupación por el futuro

Entre los encuestados, el apoyo al Seguro Social fue alto a través del espectro político: el 93% de los republicanos, el 99% de los demócratas y el 92% de los independientes ven el Seguro Social como un programa gubernamental importante. Pero si bien las personas de todas las afiliaciones políticas valoran el Seguro Social, a la mayoría les preocupa: el 57% de los encuestados no confían en el futuro del programa. Entre sus razones: 

  • No confían en que el Gobierno cumpla sus promesas (29%)
  • Piensan que los fondos se están agotando (26%)
  • Dicen que los políticos han tomado dinero de los fondos del Seguro Social en el pasado (16%)

Aunque el Fondo de Fideicomiso del Seguro Social para los jubilados podría agotarse para el 2034, los ingresos continuos del impuesto sobre la nómina permitiría al sistema seguir pagando el 76% de los beneficios programados, según la más reciente proyección anual de la Junta de Fideicomisarios del Seguro Social. Se proyecta que el fondo de fideicomiso del seguro por discapacidad podrá pagar beneficios completos hasta el 2065, según las últimas proyecciones, y a partir de esa fecha, podrá pagar el 92% de los beneficios.   

La encuesta de AARP, que marca el aniversario de la firma de la Ley de Seguro Social el 14 de agosto de 1935, muestra que la mayoría de las personas creen que el Seguro Social es un programa que se debe conservar. Una gran mayoría —el 89%— dice que sería injusto para las personas jubiladas o próximas a jubilarse hacer grandes cambios al Seguro Social que los afectarían. Cerca del 88% dicen que el Seguro Social hace posible que los adultos mayores en el país sean independientes y no tengan que depender de sus familias. Y el 88% también dicen que el Seguro Social proporciona seguridad financiera para todas las personas en el país; sin estos beneficios, quienes más dependen de ellos realmente sufrirían.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.