Skip to content
 

Mantengamos fuerte al Seguro Social

Cuánto más demoremos en fortalecer el sistema, más dolorosos serán los cambios.

In English | Durante más de 50 años, AARP ha luchado por proteger y fortalecer el Seguro Social. Estamos trabajando para asegurar que el Seguro Social pueda cumplir las promesas a todos lo que dependen del sistema hoy y en el futuro.

AARP está trabajando para garantizar que los estadounidenses puedan participar en todo debate acerca del futuro del Seguro Social y de Medicare. Por eso lanzamos Tu Voz es Tu Derecho, una conversación nacional para ayudar a fortalecer ambos programas con el fin que los adultos mayores—y los futuros jubilados— reciban los beneficios que se han ganado. Únase ahora a la conversación: Tu Voz es Tu Derecho.

Vea también: 25 preguntas sobre el Seguro Social.

Fortalecimiento del Seguro Social

Por más de 75 años, los estadounidenses han contribuido al Seguro Social y reciben, al momento de jubilarse, los beneficios que se ganaron. Sin implementar cambios, el Seguro Social podrá pagar el 100 % de los beneficios durante los próximos 20 años. A partir de entonces, el programa podrá continuar pagando el 75 % de los beneficios prometidos. Sin embargo, con pequeños ajustes graduales, podemos garantizar que las generaciones futuras reciban los beneficios que se han ganado.

Nuestros valores con respecto al Seguro Social

AARP tiene un largo historial de apoyo a las propuestas para fortalecer el Seguro Social y nos oponemos a aquellas que socavarían una jubilación segura de los adultos mayores y las generaciones futuras. Durante el debate en Washington sobre cómo fortalecer el Seguro Social, AARP luchará para asegurar que cualquier plan se base en estos valores críticos:

  • El Seguro Social debería continuar garantizando que los estadounidenses que trabajan y aportan al sistema reciban los beneficios en función de lo que ganan y contribuyen.
  • Los beneficios del Seguro Social deberían seguirle el ritmo a la inflación y durar mientras viva la persona.
  • El Seguro Social debería llevarse a un terreno de estabilidad financiera, pero cualquier ajuste al programa se debería implementar de manera gradual a fin de que las personas puedan planificar su futuro, para que los cambios no afecten a los jubilados ni a quienes están a punto de jubilarse.
  • Debemos proteger los beneficios para las personas que más dependen de ellos, incluidos los cónyuges y familias sobrevivientes, los trabajadores que ganen salarios mínimos y las personas con discapacidades que ya no puedan trabajar.
  • El Seguro Social debería mantenerse separado del resto del presupuesto federal.

Siguiente: Conozca la importancia del Seguro Social. »

Pareja descanzando en un jardin - Mantener el seguro social fuerte

Foto por: Elena Dorfman/Index Stock Imagery, Inc.

Es muy importante que el Seguro Social permanezca fuerte en el futuro.

Por qué importa el Seguro Social

Los beneficios garantizados del Seguro Social son un compromiso ineludible con las familias estadounidenses. Las empresas pueden dejar de operar, las pensiones se pueden terminar, el mercado de valores puede caer drásticamente, pero los beneficios del Seguro Social están siempre, en las buenas y en las malas.

Durante la jubilación, los estadounidenses obtienen beneficios garantizados del Seguro Social mediante los aportes que realizan a través de cada cheque de su sueldo durante toda su vida laboral. Para demostrar el significativo valor de los beneficios del Seguro Social, considere lo siguiente: se necesitan $386.000 para comprar una así llamada “anualidad” (un tipo de inversión que garantiza el pago de un flujo estable de dinero) que pague una cantidad igual al beneficio jubilatorio mensual promedio del Seguro Social, de $1.228.

Los beneficios del Seguro Social son fundamentales para la seguridad económica de la mayoría de los estadounidenses mayores. Hoy, para más de la mitad de los estadounidenses de 65 años o más, el Seguro Social representa más del 50 % del ingreso familiar; para casi un cuarto, el 90 % —o más— de dicho ingreso.

Para la mayoría de los jubilados, los beneficios del Seguro Social y el ingreso total son bastante modestos. El beneficio jubilatorio anual promedio del Seguro Social ronda los $14.700 al año y alrededor de la mitad de los adultos mayores tiene un ingreso anual de menos de $20.000.

Pero el Seguro Social es mucho más que un simple programa para la jubilación. En el 2011, entre los casi 55 millones de estadounidenses que recibieron beneficios del Seguro Social, había trabajadores con discapacidades y sus familias, y cónyuges y personas a cargo de trabajadores fallecidos.

Si bien las inversiones independientes, las pensiones y las cuentas IRA y 401(k) son una parte importante de los ahorros para la jubilación, para la mayoría de los estadounidenses el Seguro Social es la base garantizada de seguridad económica durante esta etapa de la vida. Debemos llevar a cabo algunos cambios menores para fortalecer el Seguro Social para las generaciones actuales y futuras.

Para decirle a Washington cómo fortalecería al Seguro Social para los jubilados de hoy y para las generaciones futuras, visite tuvozestuderecho.org.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO