Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

Los latinos dependen del Seguro Social

Para uno de cada cuatro jubilados es su única fuente de ingresos.

In English | Muchos latinos mayores cobraron sueldos relativamente bajos en el transcurso de su vida, tuvieron empleos que no ofrecían planes de ahorro para la jubilación y no pudieron ahorrar lo suficiente para sus últimos años.

Lea también: El crucial aporte de los hispanos al Seguro Social.

Pareja de hispanos mayores mostrándose afecto

Jay S. Simon/Getty Images

Los ingresos del Seguro Social son fuente vital para muchos jubilados latinos.

Consecuentemente, más de uno de cada cuatro mayores de 65 años dependen exclusivamente del Seguro Social para cubrir sus gastos básicos en la jubilación, según un informe publicado el jueves 12 de mayo.

Si no fuera por esos beneficios mensuales, cerca de la mitad de los latinos mayores de 65 años vivirían en la pobreza, indica el informe elaborado por el Instituto para el Envejecimiento Edward R. Roybal, de la USC (University of Southern California).

Según el informe, en el 2008, el 26% de los latinos mayores de 65 años no tuvo otro ingreso que el Seguro Social, y para otro 7%, el beneficio gubernamental representó el 90 % de sus ingresos.

“Actualmente, el Seguro Social es la única fuente de ingresos de jubilación sólida y confiable para los trabajadores de bajos ingresos, por lo que es importante garantizar la viabilidad del programa para los trabajadores latinos de hoy, los del futuro y los que se encuentran jubilados”, señaló el director ejecutivo del citado instituto William A. Vega, coautor del informe, junto con su compañero Zachary D. Gassoumis.

Los informes abarcan a los asiáticos, afroamericanos y latinos

Titulado “Impacto sobre la población latina del Seguro Social y los cambios propuestos en los beneficios” (PDF), el informe fue encargado por AARP. Se trata del tercer informe que analiza la importancia de los beneficios del Seguro Social entre determinados grupos étnicos. Los otros dos informes (en inglés) se centraban en los asiáticoestadounidenses y los afroamericanos.

El informe señala que pese a que, ahora, los latinos suman unos 50 millones y son el grupo poblacional de más rápido crecimiento de Estados Unidos, el porcentaje de los que califican para el Seguro Social es menor que en otros grupos. Eso se debe a que la población latina es relativamente joven, lo que significa que los latinos aportarán por años al Seguro Social. Muchos de ellos no comenzarán a cobrar los beneficios hasta la segunda mitad de este siglo.

Citando datos del censo nacional de 2004, el informe dice que las madres latinas eran menos propensas que las blancas a reinsertarse en la fuerza laboral, incluso después de 10 años del nacimiento de sus hijos.

Las madres latinas enfrentan problemas

Como resultado, es probable que muchas deban depender en mayor medida del Seguro Social para llegar a fin de mes cuando se jubilen, porque no tendrán planes 401(k) provistos por empleadores ni otros ahorros a los cuales recurrir.

Y eso podría ser un problema: En determinadas ciudades, los jubilados ya están notando que sus beneficios del Seguro Social no les alcanzan para cubrir los gastos básicos.

En Los Ángeles y en la ciudad de Nueva York, las ciudades que presentan porcentajes de residentes latinos superiores a los promedio, el beneficio de jubilación mensual promedio del Seguro Social en el 2008 era de $1.018 para el hombre latino y $795 para la mujer del mismo grupo étnico. Pero en el 2009, el valor del alquiler por un apartamento de un dormitorio superaba esas cantidades: un promedio de $1.061 en Los Ángeles y $1.195 en Nueva York, según el informe.

“La promesa de la seguridad jubilatoria que proporciona el Seguro Social para millones de estadounidenses tiene una significación particular para los latinos, tanto ahora como en el futuro, como demostró esta importante investigación”, declaró Fernando Torres-Gil, integrante de la Junta Directiva de AARP.

El informe “pone de relieve la necesidad de que nuestros funcionarios electos consideren el efecto que cualquier cambio propuesto al programa tendrá en todos los estadounidenses, a medida que trabajan para fortalecer la seguridad en la jubilación para las generaciones futuras”.

Carole Fleck es redactora de AARP Bulletin.

hablan nuestros expertos

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO