Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Hacer una 'revisión financiera' está en tu lista de resoluciones para el 2020?

Toma estas 5 medidas cada año para proteger tus ahorros jubilatorios.

Persona mayor en una cocina mientras hace cuentas en una mesa y un computador portátil.

E+/ GETTY IMAGES

In English | La mayoría de las personas conocen la importancia de hacerse un examen médico cada año.

Pero al comienzo de un nuevo año, es prudente realizar una verificación de todas tus finanzas personales. Mucho puede cambiar en un año.

Las carteras de inversiones se pueden volver más riesgosas por los cambios de precios en los mercados financieros. Los gastos excesivos pueden arruinar presupuestos. Los planes patrimoniales pueden cambiar drásticamente después de una muerte inesperada.

Las personas que viven de ingresos fijos también tienen menos opciones. Así que adoptar un enfoque proactivo para manejar tu salud financiera puede impulsar tus probabilidades de mantenerte en buen camino —y ayudarte a evitar sorpresas desagradables que podrían perjudicar tus ahorros—.

Con el 2020 a la vuelta de la esquina, estas son cinco cosas que los asesores financieros recomiendan que los adultos mayores hagan de inmediato:

1. Comparte datos financieros con tu cónyuge

Con demasiada frecuencia, solamente un miembro de la familia sabe cuánto dinero entra y sale cada mes, en cuál firma financiera están las cuentas 401(k), qué tan grandes —o pequeños— son sus saldos o cuáles pólizas de seguro de vida se deben usar si el "director financiero" del hogar muere de repente.

Esa falta de transparencia financiera puede causar problemas, dice Anthony Ogorek, fundador y director ejecutivo de Ogorek Wealth Management en Williamsville, Nueva York.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"Una pareja casada se considera una unidad económica", dice. "A menudo, el cónyuge que no dirige las finanzas se queda a oscuras".

Su consejo: asegúrate de que ambos cónyuges conozcan toda la información financiera del hogar.

2. Haz un plan en caso de una muerte

Casi nadie desea hablar de lo que ocurrirá si un cónyuge muere, pero es esencial para el cónyuge sobreviviente tener un plan de acción sobre cómo proceder con las finanzas.

"Asegúrate de que cada cónyuge entienda qué hacer en caso de una muerte inesperada", dice Ogorek. "Si no sabes qué tienes como unidad familiar, dónde está o con quién [cuál contador público certificado o asesor financiero] trabajarás, y ocurre lo peor, es una experiencia muy traumática".

Ten todo por escrito en lo que Sandra McPeak de Wells Fargo Advisors en Rolling Hills Estates, California, llama una "carta familiar".

'No conviene dejar a un cónyuge o a tus hijos con un archivador lleno o sin ninguna información en absoluto'.  

— Sandra McPeak, Wells Fargo Advisors

Crea un documento (enlace va a una página en inglés) que incluya pólizas de seguro; cuentas de inversión y de ahorro; los nombres de tu contador y abogado patrimonial; al igual que cualquier dinero que debas por préstamos de auto, tarjetas de crédito o hipotecas. Incluye el nombre de las instituciones financieras, números de cuenta, saldos, información de contactos clave y contraseñas de cuentas en internet.

"Idealmente, debe ser de una o dos páginas", aconseja McPeak. "La carta le permite a mi cónyuge ponerse en mi lugar y administrar las cosas sin problemas.

No conviene dejar a un cónyuge o a tus hijos con un archivador lleno o sin ninguna información en absoluto", expresa. "Debe incluir cosas básicas, como, '¿Tenemos una hipoteca? Y, si es así, ¿se paga automáticamente o con un cheque? ¿Tenemos seguro? ¿Quiénes son los beneficiarios? ¿Tenemos una caja de seguridad? ¿Dónde está la llave y qué hay adentro?'".

3. Haz una evaluación de saldos

¿Cuán saludables están tus finanzas al aproximarse el 2020?

Para averiguarlo, suma todos tus activos, como los saldos de cuentas de ahorros jubilatorios, bonos, efectivo, certificados de depósito y el valor líquido de la vivienda. Luego, resta los pasivos, o el dinero que debes por préstamos de auto, tarjetas de crédito e hipotecas.

Mientras más tengas de sobra, más sólida es tu posición financiera.

"Averigua cuál es tu patrimonio neto en la actualidad", dice Lewis Altfest, presidente de Altfest Personal Wealth Management en la ciudad de Nueva York. Eso te ayudará a conocer tu posición en cuanto al conflicto eterno entre los activos y los gastos.

¿La buena noticia? Con el aumento de alrededor del 24% del amplio mercado de valores de EE.UU. en el 2019, medido por el índice S&P 500, es probable que tu patrimonio neto haya aumentado bastante si tenías valores locales.

Por lo tanto, Altfest dice que ahora puede ser el momento de recompensarte con una sola celebración, como unas vacaciones. Pero no gastes todas tus ganancias.

"Puede que haya dificultades a la vuelta de la esquina", dice.

4. Revisa el nivel de riesgo de tu cartera de inversiones

La buena noticia es que el alza en el mercado de valores en el 2019 probablemente aumentó los saldos de tus planes IRA y 401(k).

La mala noticia es que las grandes ganancias pueden haberte dejado una cantidad demasiado alta de acciones en tu cartera de inversiones.

'No caigas en la tentación y digas, "Mira qué bien me va. Quizás debería invertir más en acciones". Eso es lo opuesto a lo que debes hacer'.

— Lewis Altfest, Altfest Personal Wealth Management

Lo que era una combinación del 60% en acciones y el 40% en bonos y efectivo a principios del 2019 podría ser ahora un 70% de acciones y un 30% de ingresos fijos.

En resumen, tu cartera de inversiones posiblemente sea más riesgosa que lo que requiere tu plan financiero. Eso podría causar pérdidas más grandes si no pones tu combinación de valores en orden y las acciones bajan en el 2020, informa Altfest.

"Los jubilados no tienen manera de ponerse al día en cuanto a los ingresos, así que tienen que ser un poco más conservadores", señala Altfest. "Este es el momento de poner la distribución de acciones y bonos en orden".

No es tiempo de ser codicioso, indica.

"Hazlo ahora", dice Altfest. "No caigas en la tentación y digas, 'Mira qué bien me va. Quizás debería invertir más en acciones'. Eso es lo opuesto a lo que debes hacer".

5. Evalúa tus gastos

¿Te adheriste a tu presupuesto y protegiste tus ahorros en vez de malgastarlos?

Analiza tus gastos del último año para obtener la respuesta, aconseja Altfest.

"La mayoría de las personas subestiman sus gastos", dice.

Según Altfest, un truco simple de contabilidad para verificar cuánto efectivo has usado es mirar el saldo de tu cuenta de ahorros al final del año pasado y compararlo con el actual. Para obtener un panorama aún más claro de tus gastos totales anuales, incluye tus ingresos del Seguro Social y pensiones, y agrégalos a la cantidad de ahorros que has gastado.

"Ver esa cantidad de gastos podría ser un llamado de atención", expresa Altfest. Si has gastado más del 4% de tus ahorros totales en un año —lo que es una regla general cuando se trata de usar ahorros jubilatorios—, tendrás que hacer ajustes y gastar tu dinero de una manera más sistemática, dice.

Puede tener más sentido recortar los grandes gastos o hacer recortes en hábitos de gastos más frecuentes.

"Si te gusta comer en tu restaurante francés favorito, solo hazlo una vez a la semana en vez de dos", aconseja Altfest.

Por último: ahora es el momento de sentarte con tus hijos adultos y hablarles sobre tu situación financiera, dice McPeak.

Comunícales cómo te gustaría manejar los asuntos del final de la vida, como los poderes para la atención médica, el cuidado a largo plazo y si piensas o no que tu hogar es lo suficientemente seguro para vivir a medida que envejezcas. No te olvides de comunicar claramente el contenido de tu testamento, quién recibe qué y por qué, para evitar conflictos familiares en el futuro, explica.

El escritor independiente Adam Shell fue periodista de temas de mercado y Wall Street para USA Today.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO