Skip to content
 

Haga que su dinero le dure toda la vida

Tres maneras de estirar sus ahorros después de jubilarse.

In English | El año pasado, mi esposo y yo hicimos una prueba para saber cómo andaban nuestras finanzas. Si dejáramos de trabajar, ¿cuánto podríamos retirar razonablemente de nuestros ahorros cada mes, teniendo en mente nuestras metas personales y familiares?

Los dos habíamos dejado nuestros trabajos de muchos años. Tenemos nuevos proyectos a nuestro alcance, entre otros, esta columna que escribiré mensualmente sobre finanzas personales. Aun así, necesitamos saber con certeza lo que nos espera, teniendo en cuenta la caída de nuestras inversiones durante la década pasada. Si adoptamos una modalidad de reducción de costos, y vivimos solamente de los ahorros, del Seguro Social y de los ingresos imprevistos, ¿cuál sería nuestro futuro?

Mientras estudiaba esto, pensé en el famoso ensayo de Isaiah Berlin acerca del erizo, que sabe una cosa importante, y el zorro, que sabe muchas cosas diferentes.

Usted es un erizo si está ahorrando dinero para la jubilación. El camino único y el más sencillo, es igual para todo el mundo: ahorre más, gaste menos, diversifique sus inversiones.

Cuando empieza a vivir de sus ahorros, usted es un zorro. Hay varios caminos que debe considerar, en base a su edad, salud, ahorros, pensiones, metas en cuanto a legados, circunstancias familiares, tolerancia al riesgo y condiciones del mercado. Si usted gasta mucho al principio, es posible que su dinero no le dure para toda la vida.

Si existe un buen momento para consultar a un planificador financiero, es ahora, precisamente cuando se está preguntando si puede, y cuándo, podría jubilarse. Necesita a alguien para que haga los cálculos según varias situaciones de ahorros e inversiones, y que lo ayude a armonizar sus gastos futuros con su ingreso disponible. (Por favor, elija un planificador financiero que cobre solamente por su asesoramiento y que no venda productos financieros).

El número mágico es 4%. Deberá hacer planes para no retirar más de 4% del total de sus ahorros en el primer año. Lo más sencillo es que retire una suma global, la deposite en el banco o en un fondo de inversiones del mercado monetario y calcule que pagará 12 meses de sus cuentas mensuales.

En cada año siguiente, aumente la cantidad que va a retirar de acuerdo al porcentaje de aumento de la inflación. De esta forma, su dinero debería durarle 30 años, suponiendo que empieza con una cartera con la mitad de las inversiones en acciones diversificadas o en fondos de inversiones de acciones y la otra mitad en bonos diversificados, y reinvierte los dividendos.

Cuatro por ciento no es mucho dinero, si el total es pequeño. Por ejemplo, son $4.000 de $100.000. Eso debería ser suficiente si usted tiene una pensión además del Seguro Social. De no ser así, mientras más pronto lo determine mejor será. Mientras todavía está trabajando puede concentrarse en la ''preparación para la jubilación'', es decir, aumentar los ahorros, eliminar gastos, reducir la deuda.

Si se jubiló recientemente y está retirando más de 4%, la situación es peligrosa. Se está arriesgando a que se le acabe el dinero. Propóngase modificar su presupuesto de manera que pueda retirar ese prudente 4% el próximo año, y hacer ajustes de acuerdo a la inflación en los próximos años.

Si usted ha dicho ''nunca jamás'' a las acciones y mantiene solamente las inversiones de ingresos fijos, tiene que empezar con menos de 4% para que su dinero dure, dice el planificador Tom Orecchio de Modera Wealth Management. Eso significa probablemente que no podrá jubilarse tan pronto como había previsto o tendrá que reducir los gastos o agregar más ingresos.

Cada 5 años más o menos, vuelva a hacer los cálculos. Si está haciendo planes solamente para 20 años de jubilación, tal vez pueda empezar por retirar 5%, más los ajustes futuros debido a la inflación.

Dentro de la regla tradicional del 4%, hay muchas formas diferentes de crear una corriente de ingresos que dure toda la vida. Voy a analizar tres de ellas para darle algunas ideas.

Estrategia del rendimiento total. Usted diversifica sus inversiones en acciones y bonos, de la manera habitual. En un año cuando las acciones suben 4% o más, tome el total de la cantidad que va a retirar de la parte de las acciones de su cartera de inversiones.

Si el mercado sube menos del 4%, retire parte del dinero de las acciones y parte de los bonos. Si el mercado está bajo ese año, retire todo el 4% de la parte de los bonos, para darles a sus acciones el tiempo necesario para recuperarse. Para que sea más sencillo, utilice fondos de inversiones, no acciones individuales. Mi planificador personal utiliza este método.

La estrategia del cubo. En este caso, usted decide que la utilidad de sus inversiones se reciba en diferentes períodos.

Por ejemplo, quizás establezca cinco cubos. Todo el contenido del cubo 1 se utilizará en sus primeros cinco años como jubilado; incluirá efectivo, certificados de depósito o una anualidad que pague un ingreso mensual por cinco años. El cubo 2, para los años seis a diez, puede incluir un fondo de bonos de corto plazo y algunos bonos del Tesoro.

Los cubos 3 y 4, para los años 11 a 15 y 16 a 20, pueden tener bonos intermedios y fondos de bonos o fondos de inversiones equilibrados con acciones y bonos. El cubo 5, para el dinero que usted no ha previsto utilizar por más de 20 años, puede invertirse más agresivamente en acciones. Cada tres años más o menos, vuelva a agregar fondos a los cubos que usará dentro de poco tiempo con dinero del siguiente cubo que está arriba.

Michael Kitces, director de investigación del Pinnacle Advisory Group, dice que las personas que usan el método de los cubos suelen terminar con la misma distribución equilibrada de acciones y bonos que los inversionistas que adoptan la estrategia del rendimiento total.

La estrategia del piso de ingresos. Cubra sus necesidades básicas de ingresos comprando una anualidad con pagos de por vida que empiecen en la fecha que ha previsto para su jubilación.

O, cuando se jubile, coloque parte de su dinero en una anualidad de pago inmediato, que le enviará un cheque mensual. Invierta el resto en acciones y bonos, y retire el dinero de acuerdo a la regla del 4%.

Un estudio realizado en 2010 por la empresa Gallant Distribution Consulting Research en Sherborn, Massachusetts, determinó que más de la mitad de los planificadores financieros ahora prefieren el enfoque del cubo o del ingreso. ''La gente se siente a gusto con este enfoque'', dice el planificador John Sestina.

Pero, ¿y si se da cuenta de que el dinero no le va a durar? Hay otras opciones: trabajar por más tiempo o regresar a trabajar, sacar dinero de su casa, agregar un apartamento sobre el garaje de su hijo. Como ya he dicho, tiene que actuar como un zorro.

Jane Bryant Quinn es experta en finanzas personales y autora de Making the Most of Your Money NOW. Su columna, Financially Speaking (Hablemos de finanzas), se publicará mensualmente en el Bulletin y en línea.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO