Skip to content
 

Cómo manejar las finanzas familiares

Tenga cuidado si su pareja le dice "mi amor, yo me encargo de todo".

In English | Detesto decir esto de mi propio género, pero las mujeres a menudo no prestamos suficiente atención a los asuntos financieros del hogar. Usualmente, esto es fomentado por los hombres a quienes les gusta manejar todo directamente. Ambas partes necesitan enfrentar la realidad. Las finanzas familiares son asunto de todos.

Vea también: Es mi familia responsable de mis deudas.

A menudo escucho historias sobre mujeres que recientemente enviudaron, provenientes de matrimonios tradicionales, que entran en pánico cuando se dan cuenta que ahora les toca tomar las decisiones financieras.

También, historias sobre esposos que, cariñosamente, les dicen "no te molestes, yo me ocupo", lo que no contribuye a preparar a estas mujeres para una vida sin ellos.

Incluso las esposas más jóvenes pudieran desconocer los pormenores de las inversiones de sus cónyuges, o de dónde provendrá su ingreso de jubilación.

A menudo, las parejas dividen las tareas del hogar basado en el género, aunque ambos estén empleados. Ella cocina, lava la ropa, supervisa a los hijos y, quizás, paga las facturas. Él se hace cargo de las decisiones sobre el seguro y las inversiones, le da mantenimiento al automóvil y saca la basura. Eso no tiene sentido para ninguno de los dos.

Este tema viene a mi mente debido a un correo electrónico remitido por AARP. Una mujer entendió mal los detalles de su cobertura bajo el seguro médico para jubilados de su esposo, (quien vive en un hogar de cuidados a largo plazo), y canceló por error la cobertura para medicamentos justo el día antes de someterse a una cirugía por cáncer. La aseguradora rehusó restablecer la cobertura. Sus hijos radicaron una apelación y, mientras tanto, la suscribieron a Medicare Parte D.

Ella logró subsanar el error. La aseguradora finalmente restableció la cobertura, y ahora ella puede escoger entre su antiguo plan y la Parte D de Medicare. A veces, sin embargo, los errores pueden cambiar la vida de manera permanente.

Es por esto que ambas partes de una pareja necesitan tener un entendimiento profundo de las finanzas familiares, incluso aquellos hombres cuyas esposas son las verdaderas genios del hogar. La mejor manera de aprender es a través de la práctica. Pueden alternarse para pagar las facturas. Cada uno puede manejar una parte diferente de las inversiones. Al contestar juntos las siguientes cinco preguntas, ambos estarán preparados.

Siguiente: Conozca lo que puede hacer>>

1. ¿Cuál es su ingreso anual y cuánto le cuesta su estilo de vida? La primera pregunta en la mente de una viuda (o viudo) que no le ha prestado mucha atención a las finanzas familiares es: "¿Tengo suficiente dinero?" Es aterrador no saberlo.

Para prevenir esto, usted y su cónyuge deben crear un archivo de presupuesto. Incluya todas las fuentes de ingreso que tendrá disponibles después de que el primero de los dos fallezca, y los ingresos anuales de la actualidad. Reste sus gastos, incluidos los impuestos. Esto le dará al cónyuge sobreviviente un plan que le mostrará en términos generales cómo ella (o él) podrá mantenerse en ausencia de la pareja.

Para tener una mejor idea de qué tan bien están manejando el dinero como pareja, considere suscribirse a uno de los servicios gratuitos por internet de manejo de dinero. Usted ingresa la información de todas sus cuentas financieras; cuentas bancarias, de inversiones, préstamos y tarjetas de crédito. El servicio rastrea sus entradas y salidas de dinero y el valor de sus inversiones.

2. ¿Qué hago con los pagos globales? Si la parte sobreviviente recibirá beneficios por seguros de vida o por una herencia, dialogue sobre cómo manejarlos. Adjunte una nota a la póliza o al testamento para ayudarse a recordar la conversación.

3. ¿Cómo manejo las inversiones existentes? Algunas viudas comienzan a leer libros sobre finanzas y descubren el pequeño secreto de que las inversiones simples no son difíciles de hacer. Guardan parte del dinero en el banco, o en un fondo del mercado monetario para ayudarse a pagar los gastos durante los siguientes tres a cinco años e invierten el resto en fondos mutuos de bajo costo que incluyen bonos y acciones. Sin embargo, otras mujeres puede que nunca se sientan seguras con el manejo de dinero. Los esposos deberán ayudarlas mediante la contratación de un asesor financiero experimentado.

4. ¿Qué hay sobre la cobertura para medicamentos recetados, el cuidado a largo plazo y el seguro de vida del cónyuge sobreviviente? Discuta qué deberá retener, actualizar (como el nombre de los beneficiarios) y cancelar (por ejemplo, el cónyuge sobreviviente puede no necesitar un seguro de vida). Agregue una nota de "recordatorio" a cada póliza.

5. ¿Dónde están todos los registros financieros? Guarde en carpetas rotuladas: estados bancarios (y la llave de la caja de seguridad); contraseñas de sus cuentas por internet; su número del Seguro Social; planes de jubilación y otras inversiones; pólizas de seguro; testamentos, fideicomisos, poder para la toma de decisiones médicas y poder notarial; préstamos; títulos de propiedad; acuerdos de compraventa con algún socio de negocios; beneficios como empleado; evidencia de cualquier dinero que le adeudan; documentos personales como certificados de matrimonio; declaraciones de impuestos recientes; documentos relacionados a bancarrotas para prevenir que la viuda sea responsabilizada por deudas ya liquidadas por un tribunal; los nombres y contactos de sus asesores —corredores, planificadores, agentes de seguros—.

Luego de un período inicial de puro terror, la mayoría de los cónyuges sobrevivientes logran dominar los asuntos de dinero. Su plan, como pareja, debe ser saltar la etapa del terror para moverse directamente a una de tranquilidad.

Jane Bryant Quinn es experta en finanzas personales y autora de Making the Most of Your Money NOW.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO