Skip to content
 

Debate sobre los ahorros para jubilarse

¿Pueden los fondos de inversión para el retiro proteger al inversionista de pérdidas?

Los fondos de inversión ajustados a la fecha de jubilación (target-date funds), se anunciaron como una vía fácil y sólida a la jubilación, ya que elimina el aspecto incierto de las inversiones.

Uno escoge una fecha para jubilarse, el fondo reparte sus inversiones en atención a esa fecha. Mientras más se acerca la fecha de jubilación, más conservadoras se vuelven sus inversiones.

Pero desde el comienzo de la recesión, el rendimiento de tales fondos ha disminuido. Muchos fondos adaptados a los que tienen previsto jubilarse este año perdieron en grande en el 2008, especialmente en el cuarto trimestre. Algunos fondos perdieron hasta el 41% de su valor cuando los mercados cayeron en picada.

Esas pérdidas suscitaron las críticas de grupos como Morningstar y el Employee Benefit Research Institute (EBRI, Instituto de Investigaciones Sobre los Beneficios de los Empleados) en Washington.

El Task Force on the Middle Class (Grupo de Trabajo Sobre la Clase Media) del gobierno del presidente Obama ha pedido un reexamen de los "target-date funds" y que estos divulguen con más claridad el riesgo de pérdidas que conllevan.

Ejecutivos del sector siguen defendiendo los fondos. Dicen que las críticas se han centrado injustamente en los fondos con mayores pérdidas y que se ha prestado poca atención a la subsiguiente recuperación.

Aunque el mercado bursátil de Estados Unidos sufrió un descenso de un 38%, los fondos planeados con el 2010 como fecha de jubilación perdieron un promedio de un 24% de su valor, señala John Ameriks, uno de los principales de la firma Vanguard Investment Counseling and Research, que asesora a inversionistas.

Los ejecutivos dicen que muchos inversionistas no entienden bien cómo funcionan los fondos de inversión ajustados a la fecha de jubilación. Y que tampoco recuerdan que, aun con las pérdidas, los inversionistas en esos fondos salieron mejor que si hubieran manejado su dinero ellos mismos.

Algunos fondos han sido reestructurados desde la caída del mercado. En abril del 2009, la compañía Charles Schwab Investment Management reestructuró sus "target-date funds", aumentando las inversiones de renta fija. Pero la compañía dice que los cambios ya estaban en trámite aun antes de la inestabilidad del mercado y que no fueron su consecuencia.

Según Daniel Kern, director ejecutivo y administrador de carteras de valores en Charles Schwab Management Investment, el motivo principal fue "la consciencia de que los jubilados -y los que se acercan a la jubilación- en realidad necesitan conservar sus inversiones más que hacerlas crecer; de ahí la transición a más inversiones de renta fija".

Su popularidad comenzó en el 2006

Los fondos de inversión ajustados a la fecha de jubilación recibieron un gran estímulo en el 2006, cuando el Departamento del Trabajo autorizó su uso como "opción por defecto" en los planes de ahorro laborales. Eso significó que a partir de entoces se podría inscribir automáticamente en esos fondos -que mezclan una gran variedad de acciones, bonos y otras inversiones- a los empleados que no seleccionaran el modo específico de invertir sus ahorros.

Según datos recopilados por EBRI y el Investment Company Institute (Instituto de Empresas Inversionistas), al final del 2008, 15,4 millones de personas tenían en su cuenta 401(k) unos $161.000 millones ($161 billion) en fondos administrados con miras a una fecha. Algunas proyecciones indican que en el 2013 el monto de esos fondos superará $1.000.000 de millones ($1 trillion).

Michael Kay, planificador financiero certificado de la compañía Financial Focus, de Livingston, Nueva Jersey, dice que un problema con esos fondos es que presuponen incorrectamente que todos los inversionistas del mismo grupo demográfico tienen los mismos recursos, tolerancia de riesgo, metas y objetivos.

"La idea de que los inversionistas poco sofisticados se benefician de seguir una regla general ajena es irresponsable", dice, "y en la mayoría de los casos, improcedente".

Robert Isbitts, principal asesor de inversiones en Emerald Asset Advisors en Weston, Florida, también se opone a poner en "piloto automático" los ahorros para la jubilación.

"Los fondos de inversión ajustados a la fecha de jubilación no tienen la capacidad de adaptarse a los cambios en el mercado financiero en general", dice. "Igual que sucede en el resto de la vida, cuando se invierte para la jubilación, los obstáculos y las sorpresas surgen inesperadamente, y hay que adaptarse".

Según Jonathan Shelon, administrador de carteras de valores de Fidelity Freedom Fund, muchos inversionistas creen -equivocadamente- que cuando un fondo encaminado a la jubilación llega a la fecha establecida, consiste exclusivamente en inversiones sin riesgo.

Algunos asesores financieros dicen que sus clientes creen que lo que tengan en su cuenta en la fecha seleccionada es lo que tendrán el resto de la vida.

La importancia de que los activos crezcan en los años posteriores a la jubilación

En vista de que hoy en día las personas pueden esperar vivir de 15 a 20 años más después de la jubilación, el fondo tiene que conservar la posibilidad de crecer, dice Shelon.

El fondo tiene que contener acciones, bonos e inversiones a corto plazo durante muchos años antes de llegar a la mezcla más conservadora: sólo un 20% de acciones (las inversiones más riesgosas pero con mayor potencial de crecimiento).

Aunque en las inversiones para la jubilación no hay una "talla única" que les sirva bien a todos, dijo, es válida la idea de que hay una talla que les sirva bien a casi todos. Ese es el propósito de los fondos de inversión ajustados a la fecha de jubilación. No serán perfectos, pero para la mayoría de las personas, sus estrategias son eficaces, mantiene Shelon.

Dada la amplia variedad de fondos que ofrece el mercado, dice Kern, de Charles Schwab, es importante seleccionar una distribución de activos que compagine con la tolerancia de riesgo del comprador y su necesidad de acumular ahorros para la jubilación.

En el 2010, los "target-date funds" siguen experimentando altibajos. Según Morningstar, en los tres meses que terminaron el 23 de julio del presente año, esos fondos descendieron en valor un promedio de un 5,6%. Durante ese período, el Índice Industrial Dow Jones cayó un 7%.

Sheryl Nance-Nash es escritora independiente y se especializa en las finanzas personales. Vive en Nueva York.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO