Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

El retiro cerca y los ahorros lejos

Con menos pensiones y más deudas están en situación distinta a la de sus padres.

In English | La generación que dio origen al hula-hula, Woodstock y Jimi Hendrix alcanza, este año, la edad en que los estadounidenses tradicionalmente se jubilan y, lamentablemente, no están preparados. Cuando el mayor de los boomers —personas nacidas entre 1946 y 1964— cumpla los 65 años, esta generación deberá enfrentar una jubilación que, probablemente, será más complicada que la de sus padres.

Cuatro huevos pintados de color oro

Getty Images

Llegar a la edad de jubilación con pocos ahorros y muchas deudas crea estrés y reduce la calidad de vida.

El persistente tormento provocado por la recesión más grave desde la Segunda Guerra Mundial tiene parte de la culpa. Muchos boomers están a punto de terminar su vida laboral sin haber recuperado por completo el dinero perdido en los mercados de valores y sus viviendas.

Esto se traduce en menos dinero para financiar sus años de jubilación, que podrían extenderse hasta tres décadas, dado que la expectativa de vida para ellos podría llegar a los 90 años.

Una encuesta recién publicada reveló que el 25% de las personas de 46 a 64 años manifestaron que no tenían ahorros para la jubilación y el 26% que no contaban con ahorros personales.

La situación es casi igual de penosa para los adultos de más de 65 años: el 22% no posee ahorros para la jubilación y el 14% no tiene ahorros personales, de acuerdo con una encuesta realizada en noviembre por Harris Interactive a 2.151 adultos.

Del mismo modo, una encuesta realizada por Pew Research, en mayo, reveló que la mitad de todos los boomers manifiestan que la situación económica de su grupo familiar empeoró en el último año. Una quinta parte dice tener un nivel de vida inferior al de sus padres a la misma edad.

¿Igual puedo jubilarme?

“La recesión contribuyó con esta sensación general de incertidumbre”, dice Rob Hoxton, planificador financiero certificado y presidente de Hoxton Financial en Shepherdstown, West Virginia. “Ha habido personas que han acudido a nosotros y nos han dicho: ¿Pueden arreglar mi situación para que aún pueda jubilarme?”.

“Las personas consideran que merecen una jubilación y que debería ser parecida a la que tuvieron sus padres”, afirma. “Permanentemente, debemos compatibilizar sus expectativas respecto de lo que ellos creen que tienen derecho a recibir, con la realidad de que jubilarse es muy costoso y que van a vivir, por lo menos, 30 años más”.

“Dialogamos mucho”, agrega Hoxton, “y tratamos de llegar a una solución viable. Pero, quizás, no sea lo que ellos imaginaron en un principio”.

Y ciertamente, para la generación de estadounidenses de la posguerra, que nacieron entre 1946 y 1964, la vida como jubilados será mucho más complicada que la de sus padres.

¿Qué hacer con muchas deudas y menos dinero? >>

Salarios congelados y muchas deudas

En cierta medida, los boomers tienen muchas más deudas, porque sus salarios permanecieron prácticamente estancados durante años, dice Christian Weller, profesor de política pública de la University of Massachusetts en Boston y miembro del Center for American Progress, un grupo de investigación de Washington.

Sumado a su tendencia a gastar más de lo que deberían y a ahorrar menos de lo que se considera adecuado para jubilarse, se presenta una perspectiva inquietante.

Quedarse sin dinero

Cuando la “generación silenciosa” —personas nacidas entre 1925 y 1945— comenzó a jubilarse hace más de 20 años, fueron el último grupo en quedar ampliamente cubierto por las pensiones tradicionales. Actualmente, solo el 10% de las compañías privadas ofrecen a sus empleados ingresos garantizados de por vida al jubilarse, de acuerdo con el Bureau of Labor Statistics (Oficina de Estadísticas Laborales).

En consecuencia, los planes 401(k) se convirtieron en la primera fuente de ingresos para la jubilación de los trabajadores de todas las edades. Pero, debido a que esos planes están ligados al mercado de valores, es casi imposible saber cómo van a rendir.

Si los inversores no han ahorrado lo suficiente, o el valor de sus carteras y viviendas bajaron justo antes de llegar a la edad de jubilarse, quizás tengan que soportar más deudas durante su jubilación. Peor aún, podrían quedarse sin dinero en sus últimos años de vida.

“Las personas trabajan más tiempo debido a esta situación. Se dan cuenta de que no pueden jubilarse tan jóvenes como lo hicieron sus padres”, explica Richard Johnson, miembro del Urban Institute con sede en Washington.

“Desde principios de la década del 90, los índices de participación laboral de los hombres han aumentado. Muchas personas no se jubilan o se jubilan más tarde, y esto se debe a la situación económica”.

Los costos del cuidado de la salud son una gran preocupación

Muchos trabajadores deciden seguir trabajando, solo para conservar su seguro de salud, en especial, cuando las compañías progresivamente cancelan la cobertura a los jubilados para controlar los gastos.

Según algunas proyecciones, los boomers necesitarán entre $200.000 y $500.000 durante su jubilación para pagar deducibles y gastos que Medicare no cubre, incluidos la atención odontológica, los audífonos y otros tratamientos.

Los beneficios del Seguro Social tampoco alcanzarán. En el 2002, los beneficios reemplazaron el 39% del salario promedio de los jubilados y eso se reducirá a un 28% en el 2030, cuando los boomers más jóvenes alcancen la edad de jubilarse, de acuerdo con el Center for Retirement Research (Centro de Investigaciones sobre la Jubilación) de Boston College.

“Para las personas que se jubilan hoy, probablemente, su nivel de vida baje en comparación con las personas que se jubilaron hace 30 años”, dice Johnson.

“También, el proceso de jubilación ahora es más complejo”, afirma Johnson. “Antes las personas dejaban su trabajo y pasaban a ser jubilados tiempo completo. Ahora las personas se jubilan en etapas, cambian a empleos de jornada parcial o dejan la jubilación para incorporarse nuevamente a la fuerza laboral. Esto no era algo que se viera tanto en la década del 80”.

Trabajar más tiempo para costear la jubilación

En 1985, solo el 18% de las personas de 65 a 69 años eran parte de la fuerza laboral. En el 2010, el porcentaje de trabajadores en ese grupo, prácticamente, se duplicó al 32%, explica Sara Rix, asesora principal de política estratégica de AARP.

Rix predice que la generación que llegó a la mayoría de edad en la década del 60 aprovechará los avances tecnológicos, se mantendrá saludable y en buen estado físico ya cerca de sus últimos años de vida, y, probablemente, no transen respecto de cómo quieren vivir como jubilados.

“No veo a los boomers moderándose o arreglándose de la forma que lo hizo la generación de sus padres”, afirma Rix. “Van a seguir trabajando para finalmente poder financiar la jubilación que desean”.

Carole Fleck es redactora principal de AARP Bulletin.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO