Skip to content
 

Manténgase a flote en tiempos difíciles

Sepa cómo hacer rendir sus ahorros para la jubilación.

In English | Hal y Sylvia Rawley están a punto de perder el 75 % del rendimiento de sus inversiones para la jubilación. Y, no, el matrimonio de Pearland, Texas, no se jugó los ahorros en un fondo de acciones riesgoso ni fue víctima de una estafa.

Depositaron su dinero en el banco.

En concreto, entre el 2008 y principios del 2009, los Rawley invirtieron casi todos sus ahorros en certificados de depósito (o CDs) a largo plazo.

Lea también: Puede el administrador de mi plan de jubilación aconsejarme sobre inversiones.

Al igual que anteriores generaciones de jubilados prudentes, los Rawley creyeron que sus certificados les proporcionarían ingresos razonables y, en efecto, la pareja llegó a ganar hasta un 4,5 % de interés. Pero ahora que maduran sus certificados, les va a resultar casi imposible ganar más del 1 % o 2 % si vuelven a invertir en certificados de depósito a largo plazo.

Por eso, optaron por guardar su dinero en una cuenta de ahorros en una cooperativa de crédito, donde gana un 1,1 %.
 
"Este país se construyó a fuerza de trabajar duro y ahorrar, pero ahora se maltrata a los que ahorramos", dice Hal, de 78 años, quien sirvió en la Fuerza Aérea 23 años y posteriormente trabajó más de tres décadas en el sector privado.
 
Los Rawley -y millones de estadounidenses de mayor edad que buscan ingresos seguros- han sufrido daños colaterales en la estrategia que está empleando la Reserva Federal para reanimar la moribunda economía estadounidense. Hace más de tres años, la Reserva Federal intervino para fortalecer el tambaleante sector financiero e impedir un retroceso económico de la magnitud de la Gran Depresión.

Uno de los instrumentos fundamentales de la Reserva es la tasa interbancaria federal, la tasa o tipo de interés que los bancos pagan cuando obtienen un préstamo. Si se baja esta tasa, baja el interés que pagan los certificados de depósito, las cuentas de inversión en el mercado monetario y otras inversiones a corto plazo. A finales del 2008, la tasa descendió a prácticamente cero. Desde entonces, no se ha movido.
 
La idea es que si los préstamos son baratos (que el interés que pagan las cuentas de ahorro sea bajo significa que el interés que se paga por obtener un préstamo también es bajo) más empresas e individuos pedirán dinero prestado para reinvertirlo en la economía. Otro propósito de esa política es hacer que las personas acudan al mercado bursátil en busca de un mayor rendimiento, lo que aumenta el precio de las acciones y ayuda a los inversionistas y a las empresas.

¿Está funcionando la estrategia? El país, en efecto, evitó una depresión catastrófica y hasta ahora ha esquivado una segunda recesión, pero todavía no hemos visto a la economía crecer con mucho vigor.
 
Dada la declaración de Ben Bernanke, presidente de la Junta de la Reserva Federal, al efecto de que el interés a corto plazo se mantendrá bajo hasta al menos mediados del 2013, experimentaremos casi cinco años de la política de cero interés. Eso significa que durante cinco años seguidos los depósitos asegurados (tal como los certificados de depósito) devengarán muy poco y lo poco que paguen no se mantendrá a la par con la inflación (que últimamente se aproximaba a un 4 %.
 
Siguiente: Pasos importante para poder optimizar sus ahorros >>

Son, verdaderamente, tiempos complicados. Pero usted puede sobrevivir a la guerra contra los ahorradores.

1er Paso: Evite los cargos y busque mejor rendimiento.
 
Si su banco no le paga nada por sus ahorros, considere una cooperativa de crédito. Porque son organizaciones sin fines de lucro, las cooperativas de crédito suelen pagar mejor interés. Compare las diferentes cooperativas de crédito en DepositAccounts.com.
 
"Investigando un poco, puede llegar a ganar uno o dos puntos porcentuales de interés por su dinero", dice Greg McBride, analista financiero sénior de Bankrate.com

Además, el 78 % de las cooperativas de crédito que Bankrate.com encuestó no imponen un cargo mensual por mantener una cuenta corriente, frente a solo el 45 % de los bancos.
 
Usted puede buscar cooperativas de crédito locales en aSmarterChoice.org o preguntar a sus amigos y familiares si pertenecen a una. En muchos casos, lo único que se necesita para hacerse socio es una conexión con un socio actual.

Una vez que encuentre una cooperativa de crédito, Ken Tumin de DepositAccounts.com sugiere una estrategia de dos partes: utilice la cooperativa para su cuenta corriente y realice una búsqueda en línea para ver dónde le ofrecen el mejor interés por sus ahorros. La mejor tasa de interés la pudiera ofrecer tanto un banco como una cooperativa de crédito.
 
Y si tiene una cuenta 401(k), verifique si contiene un fondo de valor estable. Estos fondos son una especie de inversión de bajo riesgo, parecidos a los fondos de inversión del mercado de dinero, pero con mayor rendimiento, y solo se pueden obtener a través de cuentas destinadas a la jubilación, como la 401(k).

2° Paso: En cuanto a bonos, opte por los de corto plazo y alta calidad

El rendimiento de los bonos del Tesoro de corto plazo y de los bonos corporativos de alta calidad está tan bajo como el nivel de aprobación que recibe el Congreso. Por eso es tentador transferir parte de su dinero a bonos de mayor rendimiento, sean de plazo más largo o de menor calidad.
 
"Pero siempre hay que sacrificar algo", señala Laura Thurow, codirectora de investigaciones relacionadas con la administración del patrimonio privado para Robert W. Baird & Co. "Es sumamente importante entender el riesgo que uno asume cuando invierte en algo de mayor rendimiento".

Y éste no es el lugar idóneo para tomar grandes riesgos. "Recuerde constantemente el propósito de su cartera de bonos", dice Christine Benz, directora de finanzas personales de Morningstar. "No es la parte de su cartera orientada al rendimiento. Su objetivo es la estabilidad".

Ese es un buen argumento a favor de mantener la mayoría de sus bonos en emisiones de alta calidad que maduren en menos de cinco años. Recuerde que el precio de los bonos baja cuando aumentan los intereses y esta volatilidad de precio es mayor cuanto más largo el plazo de maduración.

Si quiere mayor rendimiento, limite su apetito para inversiones tales como los bonos basura -los bonos de empresas cuyos balances se consideran de menor calidad- a no más del 10 % o 20 % de su cartera de bonos. Puede que gane un 7 %, pero toma el riesgo de que la compañía que paga el interés deje de pagarlo.
 
Simplemente no se exceda. Considere este tipo de inversión como el postre, no el plato principal.

Siguiente: Gane la batalla a la inflación >>

3er Paso: Para ganarle a la inflación, compre acciones que paguen dividendos

Considere lo siguiente: Si el promedio de inflación se mantiene a solo el 3,5 % en los próximos 15 años, le costará más de $1,60 pagar lo que hoy en día le cuesta $1. Para poder pagar sus cuentas futuras, considere una cartera de acciones que se mantenga a la par con la inflación.
 
Bud Hebeler del sitio web Analyze Now sigue una fórmula sencilla para calcular lo que una persona necesita: 100 menos su edad para el mínimo porcentaje de acciones que debe contener su cartera, con un máximo del 10 % más que esa cifra. A sus 78 años, su edad actual, él debe colocar aproximadamente un 23 % de su dinero en acciones.

El dinero en efectivo y los bonos prestan estabilidad, mientras que las acciones ofrecen el potencial de ganancias que a largo plazo superen la inflación. Un truco es hacer que su cartera de valores cumpla dos funciones, proporcionándole ingresos hoy, cosa que logrará si se centra en el tipo de acciones que pagan dividendos (ganancias que las empresas desembolsan a sus accionistas).

Digamos que las acciones de una compañía se venden a $25 y pagan un dividendo anual de $1 cada una. Eso significa que por cada acción que compre a un precio de $25 obtendrá ingresos anuales equivalentes a un 4 %. Si su plan 401(k) ya contiene un índice amplio del mercado de valores, ya recibe algunos dividendos. En la actualidad, el rendimiento de un fondo vinculado al índice S&P 500 es aproximadamente de un 2 %.

Puede obtener mayores dividendos si se centra en una cartera que se especialice en las empresas que pagan dividendos.

Todo esto debe brindar buenas municiones a los ahorristas que quieran defenderse de las condiciones económicas actuales.

Carla Fried ha escrito para la revista Money y para The New York Times.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO