Skip to content
 

Cómo fabricar un auto más seguro, pero con estilo

La industria automotriz busca satisfacer los deseos y las necesidades de la generación 'baby boomers'.

In English | Cuando Tony Barcena, un agente de seguros de 57 años, residente en Winter Park, Florida, salió en busca de un nuevo automóvil, quería algo con estilo. “Me considero una persona bastante moderna”, dice.

Así que hace dos semanas compró un Hyundai Sonata del 2011. A Barcena le atrajo sus líneas elegantes y aros de aleación. Un auto “clásico” que le recordaba al Mercedes, pero con las características esenciales que le permitirán conducirlo con facilidad a medida que envejezca. Incluso, tiene Bluetooth con sistema de teléfono de manos libres, un sistema de navegación integrado y una visibilidad “extraordinaria”. También, es liviano y fácil de estacionar.

“El auto en sí es increíble”, dice. Pero, lo que es más importante; “no es un carro para ancianos. Tiene estilo”.

Y he ahí la clave del problema para la atribulada industria automovilística.

“Los boomers (nacidos entre 1946 y 1964) son diferentes; más modernos”, dice George Kang, vicepresidente de estrategias para Edmunds.com. Sin embargo, esta generación puede beneficiarse de características que adaptan a las realidades de cuerpos que van envejeciendo; aunque no lo quieran admitir.

Encontrar una manera de satisfacer tanto las necesidades como los deseos de este mercado es crítico para el bienestar futuro de toda la industria automotriz, particularmente para los fabricantes estadounidenses que recién salen de la bancarrota. Para el 2015, nada menos que 66 millones de personas, o un quinto de la población de Estados Unidos, tendrá 60 años o más. Ya hoy en día casi la mitad de todos los compradores de autos nuevos en el país son de la generación boomers.

“Es un mercado muy atractivo”, dice David Cole, director emérito del Center for Automotive Research (Centro para investigaciones automovilísticas). Aparte de las cifras, los boomers representan un renglón demográfico con una cantidad considerable de ingreso disponible. “Si es un fabricante de automóviles, y no le presta atención a este mercado, estará cometiendo un grave error”.

Cómo fabricar para boomers

Cómo conquistar propiamente a los boomers parece ser asunto de desconcierto entre los fabricantes. Están aterrados de promocionar abiertamente productos que puedan ser percibidos como geriátricos o viejos.

“Si ese grupo demográfico llega a sospechar que ese auto está diseñado para adultos mayores, fracasará”, dice Kang. Los fabricantes de autos lo saben, y están tan preocupados de no ser percibidos como que atienden los gustos de los adultos mayores, que les asusta hasta discutir sus iniciativas. Pero, claramente, están tomando pasos para servir a este mercado.

GM: Cambios disimulados

De todos, el enfoque más radical es el de General Motors, al juzgar por el recorrido exclusivo que le ofreció a AARP Bulletin a través de una de sus instalaciones en su Centro técnico de Warren, Michigan. En vez de incorporar un puñado de características que apreciarían los clientes mayores, como manijas más grandes en las puertas para sujetarse más fácilmente, por ejemplo, GM prefiere estudiar las necesidades que tienen las personas de mayor edad con la esperanza de desarrollar desde cero vehículos que los satisfagan. A este esfuerzo lo llaman Independence Project (Proyecto Independencia).

El proyecto comenzó hace tres años con una investigación exhaustiva sobre las preferencias de los boomers, pero sin preguntarles explícitamente. Los investigadores siguieron de cerca a docenas de boomers alrededor del mundo durante seis meses, para ver cómo viven y se desenvuelven. Carl Wellborn, jefe de ingeniería y gerente de proyectos para investigación y desarrollo, admite que parte de los problemas de GM en años recientes tiene su origen en la arrogancia: presumir que conocían los automóviles que los clientes preferían conducir. “Históricamente, no hemos hecho un gran trabajo al atender las necesidades del cliente”, dice.

Basado en ese caudal de investigación, GM desarmó por completo varios de sus vehículos existentes y los volvió a armar con modificaciones diseñadas desde cero con el propósito de atender las necesidades reveladas en las investigaciones, y los resultados descansan en el Warren Technical Center.

Autos para el cliente objetivo

Las paredes están virtualmente vacías, excepto por cuatro afiches con fotos de estadounidenses de mayor edad, cada uno cerca de un prototipo diferente. Está Joseph, de 64 años, quien sonríe sobre un auto compacto. El está jubilado y vive de una pequeña pensión. Cerca de un SUV se encuentra Luis y su esposa, Marta, ambos de 65 años. Ambos son jubilados y tienen más ingreso disponible para gastar en un auto, y forman parte de la generación sándwich, con hijos en el hogar y padres ancianos. Gunther, de 60 años, trabaja como cirujano y aparece con su esposa, Eve, de 59, junto a un vehículo deportivo caro.

El auto compacto incluye una puerta frontal que se desliza hacia atrás, a 150 grados, que se quita por completo del medio, brindando fácil acceso. La columna obstructiva llamada Pilar B, que divide la apertura de la puerta frontal y la trasera en los vehículos livianos de pasajeros, se elimina, por lo que puede cargar y descargar con facilidad artículos grandes como una tabla de surfing o, según sea el caso, una silla de ruedas. Los asientos también se aplanan por completo en el piso para permitir más espacio.

El SUV, un Saturn Vue modificado, presenta un umbral más estrecho  —la franja de metal en la parte inferior del marco de la puerta— lo cual hace más fácil la entrada y salida del vehículo. El parabrisas es más alto, por lo que usted no tendrá que contorsionarse para ver los semáforos. En la parte posterior, el descansa-cabezas se retrae automáticamente en el asiento cuando no hay pasajeros, brindando mayor visibilidad.

El piso del área del maletero en el auto deportivo es totalmente plano, lo cual provee un espacio abierto fácil de cargar. El auto está diseñado para atraer a los conductores de mayor edad, activos y con vitalidad, que “quieren volver a vivir su juventud”, dice Wellborn. “Estamos ofreciendo mucha ayuda, pero lo estamos ocultando bajo un manto de modernidad”.

Luego de una serie de grupos de ensayo, “entendemos que la reacción fue lo suficientemente fuerte como para ameritar una acción dinámica de nuestra parte”, dice Wellborn. ¿Qué significa esto en términos reales? GM no lo explica más allá de decir que, de ser adoptados, estos cambios aparecerían en vehículos fabricados de aquí a tres años. Aun así, dice Wellborn, estos cambios no se promocionarían únicamente para los conductores de mayor edad.

Preparativos para el auge; lento pero seguro

“No nos verán nunca diseñando un vehículo solamente para personas mayores de 60 o 70 años”, dice Klaus Busse, director de diseño interior para Chrysler Group. Por el contrario, como muchos de sus competidores, Chrysler parece tomar un enfoque poco sistemático, en el que se incluyen accesorios que les agraden a los conductores mayores, pero sin necesidad de ponerle el sello de “geriátrico” a todo el vehículo.

El Jeep Grand Cherokee del 2011, por ejemplo, se baja por completo al pulsar un botón, facilitando el entrar y salir de él. El panel de instrumentos muestra la velocidad en números grandes, amplias agarraderas facilitan el abrir las puertas, y cinco pulgadas adicionales de espacio para las piernas en la parte posterior del automóvil son una bendición para cualquier pasajero con problemas en las rodillas. “Tenemos muchísimos artefactos de valor para estas personas”, dice Busse. Sólo, que no le hacen publicidad a eso. Añade que se sentiría “orgulloso” de ver a un octogenario conduciendo un Cherokee.

Incorporar la tecnología

En Ford, los estándares de ingeniería deben incluir a los conductores de todas las edades, de acuerdo a su portavoz, Robert Parker. “Visibilidad, ingreso, egreso, funcionamiento de los accesorios, comodidad, diseño; todos son tomados en cuenta”, dice. Pero según él, los “boomers no quieren vehículos diseñados para gente mayor”, entonces, ¿cómo podrá Ford diseñar un automóvil para todo el mundo? Tecnología es parte de la respuesta de Ford.

Parker hace referencia a MyFord Touch infotainment system, un sistema que permite a los conductores utilizar comandos de voz para operar todo, desde los controles de temperatura hasta el audio y el teléfono libre de manos, como un ejemplo de tecnología que les gustará a los compradores de mayor edad, pues les permite conducir sin apartar su vista de la carretera.

Bob Zeinstra, gerente nacional de Toyota para publicidad y planificación estratégica, dice que los boomers “continúan comprando nuestros autos, y queremos continuar atendiendo sus necesidades a medida que envejecen”. El Toyota Sienna del 2011, cuyo comprador promedio es mayor de 60 años, ofrece la opción del primer asiento instalado de fábrica que se eleva y desciende dentro y fuera del vehículo, para las personas que tienen dificultad subiendo por sí solas.

¿Fallos en el enfoque?

Según algunos, estos son sólo esfuerzos tímidos, sin compromiso. “Por lo que he visto, no hay nadie enfocando este mercado”, dice Tom Mutchler, ingeniero automotriz para Consumer Reports. “Pienso que todos están tratando de atraer a un usuario más joven”. Dice que, como los autos se han vuelto más elegantes, la visibilidad dentro de ellos también se ha vuelto más difícil. Dice que “los fabricantes de automóviles tienen mucho que hacer para cultivar este mercado”.

Gerald C. Meyers está de acuerdo. Él es profesor en la Escuela de Negocios Stephen M. Ross School, de la University of Michigan, y también es un conductor de 82 años de edad. “Se necesita hacer mucho más para que las personas se sientan cómodas a medida que envejecen”, dice. Y, si su caso es un indicio, los boomers no dejarán de conducir hasta que no sea absolutamente necesario.

Reinventar lo viejo para rejuvenecerlo

Como prueba de la paradoja que enfrentan los fabricantes de autos, solamente dé un vistazo a otra división de GM, la cual está tomando una dirección completamente diferente a la de Independence Project.

Los modelos Buick están siendo rediseñados en sedanes de líneas elegantes al estilo europeo para contrarrestar su reputación como sobrios cajones móviles. La idea es atraer a una “clientela universal; es decir, un auto que pueda atraer a clientes de todas las edades”, según Craig Bierley, director de publicidad y promociones de Buick y GMC. Pero esta es una marca con seguidores leales y clientes que han comprado 15 Buicks a lo largo de sus vidas.

Si se dirige a un usuario más joven, el modelo Buick corre el riesgo de antagonizar a sus actuales clientes, dice Meyers. Se pregunta cómo una marca “puede representar todo para todas las personas”.

John Kuiper, como excepción, piensa que no se puede. Un asesor financiero de 55 años y residente en Plainwell, Michigan, Kuiper es propietario de cinco Buicks, legado de sus padres. El soporta las burlas de sus amigos, quienes le dicen que está “conduciendo un auto para viejos” porque le gusta el recorrido cómodo, sus interiores amplios y el enorme maletero; algo que, según él, no tienen los nuevos modelos “más pequeños y estilizados”. Añade que “si comprara un auto nuevo, probablemente no sería un Buick”.

Está todavía por verse si los fabricantes de autos desarrollarán o no autos que se adapten a los conductores de mayor edad y que a la vez atraigan a todo tipo de usuario. Mientras tanto, cuando usted vaya en busca de un nuevo vehículo, hágase algunas preguntas que el concesionario no puede contestar. ¿Cómo es la visibilidad, al retroceder de una entrada de vehículos o de un estacionamiento? ¿Son fáciles de leer los indicadores? ¿Tiene que agacharse incómodamente en su asiento para poder ver los semáforos? Al final, hacer estas preguntas y tener estos requerimientos, podría ayudar a forzar a los fabricantes de automóviles a construir mejores autos para todos.

____________________________________________________________

Julie Halpert vive en Michigan y ha cubierto las noticias de la industria automotriz por dos décadas.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto