Skip to content
 

La casa del tamaño ideal

Cómo remodelar una casa a las necesidades actuales y pensar en habitarla incluso en el futuro.

In English | Como si las experiencias adquiridas hasta alcanzar la mediana edad no fueran suficientes, la explosión de la burbuja inmobiliaria y la constante incertidumbre en las noticias económicas refuerzan una resonante verdad: la vida tiene muchos cambios.

Quizá usted esté trabajando desde su casa más seguido últimamente, o quizá no esté seguro de dónde estará trabajando el próximo trimestre. Tal vez se haya divorciado recientemente, o sus hijos recién graduados de la universidad se hayan mudado de su casa, aunque muchas de sus cosas todavía estén con usted.

Mucha gente en circunstancias similares piensa en achicar su espacio, es decir, mudarse a una casa más chica, más fácil de manejar. Pero si Simón no consigue trabajo dentro de los próximos meses, podría volver. Y puede que no pase mucho tiempo hasta que mamá ya no pueda vivir sola. Achicar su espacio puede no ser lo conveniente en este momento, pero reajustarlo podría serlo. Así como las cosas cambian, las casas también pueden cambiar.

Reajustar una casa corresponde al concepto de hacer, a partir de lo que se tiene, un mejor uso del espacio existente. Es un proceso en el cual usted analiza los espacios de su casa, cómo los utiliza actualmente y cuáles son las posibilidades prácticas de adaptarlos para que satisfagan mejor sus necesidades y estilo de vida. El resultado seguro es que podrá vivir más satisfactoriamente en su hogar de siempre si se ajusta a las necesidades, y evita el desgarrador proceso de mudarse. Ya sea que sus necesidades sean inmediatas o a futuro, puede que este sea el momento de observar su casa con nuevos ojos.

Preguntas para definir los reajustes necesarios

El proceso de reajuste comienza con un análisis de los espacios existentes dentro de su casa y cómo se utilizan. Dado que los diseños de las viviendas y los estilos de vida son diversos, no es posible formular una lista definitiva de preguntas, pero se pueden hacer las siguientes preguntas en casos específicos:

  • ¿Realmente utiliza todas las habitaciones de su casa?
  • ¿Hay habitaciones que se utilizan más para guardar muebles, libros o documentos, que para cualquier otra actividad?
  • ¿El comedor es un lugar de paso hacia otro lugar de la casa?
  • ¿Cuántas veces al año recibe visitas en el cuarto de huéspedes?
  • ¿Qué actividades rutinarias parecen incómodas o ineficientes con la actual disposición de su casa, en la cocina, baño, o donde sea que usted se relaja o hace su trabajo profesional o tiene su pasatiempo?

El objetivo es evaluar cómo usa los espacios específicos de la casa actualmente. Por ejemplo, un vestíbulo puede estar sobrando si su entrada principal es a través del garaje o del porche trasero. Del mismo modo, el salón sobredimensionado de los años 90 no quiere decir que sea funcional para todas las familias. En este espacio se pueden incorporar muchas funciones que sean compartidas cómodamente: ver televisión, comer, hacer algunos quehaceres, leer o jugar. El comedor que se usa tres veces al año puede se lo puede redefinir con el mismo propósito. Y para la mayoría de nosotros, un estudio o escritorio no siempre es suficiente; en la economía actual, más de un miembro de la familia puede estar trabajando desde la casa.

¿Cómo quiere (necesita) vivir en su casa?

Ahora, pregúntese qué tipo de espacios realmente necesita en su casa en la actualidad. Estas preguntas frecuentemente surgen a raíz de los cambios que se producen en la mediana edad, los que pueden generar nuevas exigencias para los espacios disponibles en su casa:

  • Ahora que sólo quedan ustedes dos, ¿cómo puede hacer que la casa sea realmente suya?
  • Cuando Benjamín reduzca sus horas de trabajo el año próximo y comience a escribir su autobiografía, ¿dónde trabajará? (Usted no quiere a ese muchacho desordenado su estudio).
  • Si Bety no encuentra un empleo luego de haber estado viviendo cuatro años en la universidad, regresará a casa. ¿Qué puede hacer para que se sienta cómoda?
  • Siempre ha querido pintar. ¿Dónde puede instalar su taller?
  • Cuando papá ya no pueda valerse por sí mismo, ¿dónde lo alojará en su casa?
  • ¿Qué debe hacer para poder envejecer en esta casa?

Por supuesto que hay muchas más preguntas, dependiendo del tamaño y plano de su casa. Pero las respuestas para estas preguntas pueden encontrarse en las respuestas que dio a las preguntas del primer grupo, que apuntaron a los sectores de su casa que están en desuso o no se los aprovechan.

Soluciones para llevar a cabo los ajustes

Comience por olvidarse del nombre tradicional de cada habitación. Dese la oportunidad de imaginar nuevamente cómo pueden ser usados estos espacios en función de las necesidades de la familia y de sus diferentes actividades. A menudo, la clave para descubrir los espacios buenos y utilizables es despejarlos, quitando muebles y otros artículos que se han acumulado durante años. Visualice cómo quedaría la habitación y, luego, haga un plano para decidir los cambios en la disposición de los muebles, antes de comenzar a moverlos.

Tome la sala de estar, por ejemplo, que no se usa casi nada. Podría transformarse en un estudio para un trabajo o negocio desde casa, con fácil acceso a la puerta de la entrada principal. O puede ser una “sala de charla” perfecta para conversaciones tranquilas cuando en la gran sala hay mucho ruido o escuchan música. Si la abuela viene a quedarse un tiempo prolongado, ¿podría reacomodársela como un dormitorio de fácil acceso, en la planta baja, de manera que no tenga que subir las escaleras?, ¿se podría agrandar el baño de visitas de la planta baja y convertirlo en un baño completo sólo para ella? Tal vez, a ella le gusta ayudar en las tareas de la cocina, pero le cuesta alcanzar lo que está guardado en las alacenas, y sería ideal si pudiera trabajar sentada junto a la encimera de la cocina. Quizá sea apropiada alguna reconfiguración de gabinetes o instalar alacenas o cajones extraíbles. ¿No serían lógicas estas modificaciones para su propia estrategia de envejecer en casa?

Se puede acomodar muchas otras posibilidades si se opta por reacomodar la casa a las necesidades de la familia, y así poder permanecer en el mismo hogar toda la vida (vea “Estrategias de ajuste”). Todo lo que se necesita hacer es un análisis objetivo, un poco de imaginación y la voluntad de cambiar las cosas para mejor.

Consejos para remodelar el hogar

 

<h3><span>Un estudio o escritorio más grande</span></h3>

Opciones tradionales

  • Tenga en cuenta espacios menos utilizados: la sala de estar, el comedor, las habitaciones de hijos que ya no viven con usted, el sótano o el altillo.

 

Hágalo bien, hágalo con estilo

  • Asegúrese de prever espacio para más de un escritorio, necesitará espacio para almacenar cosas y, posiblemente, para hacer reuniones. ¿Hay suficientes tomacorrientes y están en los lugares adecuados?, ¿tiene acceso a Internet?, ¿cómo acomodará los cables?
<h3><span>Un taller o lugar para sus pasatiempos</span></h3>

Opciones tradicionales

  • Piense en el espacio disponible en el sótano, habitaciones de los hijos que ya no viven con usted y el cuarto de lavandería.

 

Hágalo bien, hágalo con estilo

  • Tenga en cuenta la proximidad de un lavabo o tuberías de agua que le permitan instalar un lavatorio fácilmente. Recuerde que necesitará suficiente espacio, no sólo para moverse libremente y trabajar, sino también para almacenar los materiales y los trabajos finalizados. ¿Cómo contendrá el polvo, el material sobrante, los olores de las sustancias químicas?
<h3><span>Espacios accesibles para parientes mayores</span></h3>

Opciones tradicionales

  • La sala de estar, el comedor u otro espacio disponible en la planta baja.

 

Hágalo bien, hágalo con estilo

  • ¿Puede construir un baño de fácil acceso en la planta baja agrandando el de visitas? Asegúrese de verificar los parámetros de diseño universal. ¿Hay una puerta en el dormitorio para asegurar algo de privacidad? Tenga en cuenta, también, la necesidad de un espacio para guardar la ropa.
<h3><span>Una habitación para el hijo que viene y va</span></h3>

Opciones tradicionales

  • El espacio de un sótano con acceso externo le dará privacidad y una entrada independiente. El espacio sobre el garaje puede ser una alternativa.

 

Hágalo bien, hágalo con estilo

  • Los recuerdos de la infancia tienen que sacarse para hacer lugar a las pertenencias del adulto. Convierta el dormitorio en un espacio para dormir o para estar, con un sofá cama.
<h3><span>Necesita una cocina a su medida</span></h3>

Opciones tradicionales

  • Trabajar a la altura adecuada es muy importante para una comodidad prolongada. Determine cuán alto o cuán bajo puede alcanzar, pero de manera segura.

 

Hágalo bien, hágalo con estilo

  • Eleve los artefactos como el lavaplatos, para que sean fácilmente alcanzables. Baje la superficie de la encimera si le resulta más cómodo. Cambie el lugar de almacenaje de la vajilla y la cristalería por gabinetes más bajos. Modifique los gabinetes de manera que los alimentos y las provisiones vayan hacia usted, y no usted hacia ellos.
<h3><span>Un espacio tranquilo para leer y relajarse</span></h3>

Opciones tradicionales

  • Sala de estar, comedor o dormitorio amplio.

 

Hágalo bien, hágalo con estilo

  • Ponga un sofá pequeño o una silla con posapies en un espacio bien iluminado donde pueda escapar del ruido cercano.
<h3><span>Necesita más espacio de almacenamiento</span></h3>

Opciones tradicionales

  • Los espacios bajo las escaleras, los vestíbulos anchos y los gabinetes del garaje pueden usarse para liberar espacio en los armarios demasiado llenos.

Hágalo bien, hágalo con estilo

  • Seleccione sus pertenencias. Si usted no usa algo con frecuencia, muévalo a otro lugar, pero etiquételo para poder encontrarlo fácilmente.
<h3><span>Necesita mover el lavadero del sótano</span></h3>

Opciones tradicionales

  • Traslade el lavadero hacia donde se genera la ropa sucia, cerca de los dormitorios.

 

Hágalo bien, hágalo con estilo

  • Transforme un armario poniéndole una unidad apilable u ocupe parte de un baño. Disimúlelo con puertas.
<h3><span>Transforme el baño de visitas en uno familiar</span></h3>

Opciones tradicionales

  • Robe algo de espacio para que entre la ducha en el piso principal.

Hágalo bien, hágalo con estilo

  • Disminuya el tránsito a otros baños agrandando el baño de visitas, de manera que incluya una ducha.

__________________________________________________________

Gale Steves, autora de Right-Sizing Your Home – Make Your House Fit Your Lifestyle (Ajustando su hogar – Haga que su casa se ajuste a su estilo de vida) (Northwest Arm Press), se dedica a escribir sobre diseño de casa.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto