Skip to content
 

Hogar, dulce hogar de aves

Se pueden atraer bandadas de aves si se siguen algunos pasos simples.

In English | Vivo cerca del corazón de una de las ciudades más grandes del país, en una típica casa a las afueras de la ciudad, pero con una diferencia respecto las otras parecidas en la misma calle.

La Audubon Society (Sociedad Audubon) ha declarado mi propiedad de medio acre como hábitat de aves.

Seguro, a nadie le molesta que mi patio esté ampliamente arbolado, con pinos maduros, robles y arces que contribuyen a que mi terreno se convierta en una comunidad de cardenales, palomas, petirrojos y muchas otras especies.

Pero no son sólo los árboles —mis vecinos también tienen muchos— los que atraen a muchísimas aves cada día, durante todo el año. Ellas vienen por todo lo demás, aquellas mismas cosas que constituyen las necesidades que cualquier humano necesita para sobrevivir: comida, agua y refugio.

Tenga suficiente de cada uno, en un ambiente libre de pesticidas que contenga plantas originarias, y si usted vive en Pensilvania, en el norte de Virginia o Portland, Oregón, su lugar puede ser candidato al reconocimiento de Audubon Society como un auténtico hábitat de aves. (Viene con una placa metálica para colocar delante del jardín, además de los derechos para presumir)

Si usted vive en otro lugar, no recibirá una placa, pero aún así, puede atraer aves, muchas, para disfrutar del panorama, sonido y actividad que brindan.

Comida

Semillas

Colocar semillas es el modo más sencillo para atraer aves. Para atraer la mayor cantidad de variedades, gaste un poco más en comprar semillas de girasol de aceite negro. No es su sabor lo que atrae a las bandadas en masa, “las aves no tienen sentido del gusto", explica Steven Saffier, coordinador de Audubon At Home (Audubon en casa), de Pensilvania, sino las delgadas cáscaras de los “aceites” altamente nutritivas que se pueden abrir por prácticamente cualquier pico. Las semillas de girasol a rayas son menos nutritivas, y sus cáscaras más gruesas son más difíciles de romper para los gorriones domésticos y los mirlos. Es un punto a tener en cuenta si quiere evitar estas aves dañinas —especie invasiva que se abalanza sobre las aves nativas, o aves agresivas que espantan a otras—.

El cártamo es favorito de los cardenales y lo comen las aves de pico grueso, los carboneros y las palomas; también tiene una cubierta gruesa. Saffier prefiere mezclar partes iguales de cártamo con girasol de aceite negro para espantar a las aves dañinas.

Las peores semillas, dice, son las “mezclas” económicas cuyos rellenos de baja calidad como mijo colorado y avena son rechazados por muchas aves. Asuma que los más caprichosos van a elegir la opción selecta (y escasa) de girasol en mezclas, y deje la mayor parte sin tocar y diseminada por el suelo.

Grasas y ficción

Las tortas de grasa de pella son un suplemento alimenticio bienvenido durante todo el año, especialmente, entre los pájaros carpinteros, los azules, carboneros y cardenales, que se vuelve crucial para todas las variedades durante el invierno. Fabricada con grasa dura (usualmente de la matanza de ganado vacuno y ovejas), mezclada con semillas, granos, nueces o comida, la grasa de pella proporciona un tipo de energía altamente concentrado que ayuda a las aves a desarrollar una capa protectora con aspecto graso durante el invierno que las ayuda a mantener el calor del cuerpo.

Hogar de Aves

National Geographic Creative/Getty Images

Otras fuentes alimenticias que atraen a las aves:

Trocitos de grasa vacuna remanente, cortados de pedacitos de carne; se venden usualmente por monedas o se tiran. Pregúntele a su carnicero o almacenero.

Corte manzanas, uvas o bayas en trocitos del tamaño de una semilla. Las aves no pueden masticar, pero tienen una excelente visión y son atraídos hacia los colores brillantes de estos alimentos que se parecen mucho a la fruta del acebo, el cornejo y otros árboles.

La manteca de maní es una fuente de grasa de valor en invierno, pero durante los meses más cálidos, se derrite si están al aire libre y se pone rancia rápidamente. Los maníes con o sin cáscara son mejores para los meses más cálidos.

El pan, tal vez el alimento humano más popular para las aves, puede ser peligroso. Al aire libre, el pan rápidamente se pone mohoso, y cuando se come, puede causar una enfermedad pulmonar mortal en las aves.

Comederos

Según la especie del ave, los comederos en forma de bandeja o de plataforma atraerán a las variedades más salvajes. Sin embargo, no ofrecen protección contra el clima, y sin un buen drenaje, la semilla húmeda favorece el crecimiento de hongos y bacterias. Los comederos en forma tubular también tienen un atractivo masivo y mantienen la semilla seca y limpia; aquellos con perchas sobre los puertos de alimentación están específicamente diseñados para jilgueros y carboneros, que se alimentan de arriba hacia abajo. A los pinzones, arrendajos, cardenales, cerillos, pico gruesos y canarios les gustan las "tolvas" o las casas clásicas, mientras que los comederos de cardo son para aves pequeñas como los jilgueros y los cabecita negra.

También puede simplemente colocar comida en el suelo, sobre una roca plana, en un plato hondo o sobre el césped para los que se alimentan del piso, como las palomas, los canarios, los juncos y los pavos silvestres.

Para obtener mejores resultados, elija una variedad de comederos, llenos de una combinación de alimentos, semillas en algunos y frutas o grasas en otros. Los comederos pueden colgarse uno cerca de otro (a pesar de que los comederos de los colibríes deben estar por lo menos, veinte pies uno de otro), pero la ubicación es importante: lo ideal sería que estén a unos pocos pies del lugar cubierto más cercano, por ejemplo, arbustos, y a no más de 3 pies de la casa.

“Si las aves se asustan con el comedero, vuelan a lo que consideran el hábitat más cercano, que puede ser el reflejo de una ventana de vidrio", indica Saffier, de Audubon. “Cuando los comederos están a más de tres pies, las aves alcanzan la velocidad suficiente como para lastimarse o matarse al chocar contra una ventana”.

Hogar de Aves

Terry Wild/Terry Wild Stock

Agua

Una bañera de aves (o varias) proporciona agua para beber y para bañarse. Si el agua tiene una profundidad mayor a 4 pulgadas, coloque una piedra en el medio para ofrecerles una percha a las aves.
Las aves se sienten especialmente atraídas por el sonido del agua “en movimiento”, lo que lleva a que una fuente o una laguna en el patio resulten más atractivas, o un buen agregado, para el baño de las aves. Las aves también volarán por los aspersores para lograr un baño rápido.

Una alternativa sencilla: llene potes plásticos o tapas de basureros con agua y colóquelos en distintos lugares de su propiedad; lo ideal sería cerca de arbustos tupidos. Esta opción es una fuente simple e importante de agua en invierno, ya que muchos propietarios almacenan las bañeras de aves para evitar que se congelen y quiebren. Sin importar cuál sea el origen del agua —y nuevamente, más es mejor— no utilice químicos para limpiar el agua o lavar los contenedores. El agua estancada debe cambiarse al menos una vez por semana; lo mejor sería cada dos o tres días.

Refugio

Las casas para aves proporcionan refugio instantáneo, pero para atraer a un inquilino ya, opte por la simplicidad. La madera sin pintar o las casas de colores en tono tierra, como marrón, gris o blanco, atraerán a las aves más que los colores estridentes o los diseños elaborados. A pesar de que las aves no son territoriales al alimentarse, lo son cuando se trata de refugio; por lo tanto, intente colocar casas para aves a unos 50 pies de distancia una de otra o en cada esquina de su propiedad. Ya sea colgadas de los árboles o colocadas sobre postes, las casas para aves con mayor probabilidad de ser ocupadas tienden a ser las más lejanas a su casa y cercanas a una zona protegida como matas, arbustos grandes o árboles.

Una pila de malezas, colocada en la esquina de su propiedad, puede proporcionar material para que las aves construyan sus nidos. Esta pila puede incluir pequeñas ramitas y ramas, trozos de corteza, parras o hilo de barrilete cortado de unas 4 pulgadas de largo, pelo de mascota, restos de plantas perennes u hojas secas. Una cosa para evitar: pelusa de secadora. Cuando se humedecen, pierden su suavidad y no se secan.

¿Va a cortar un árbol en su propiedad? Deje una parte para los pájaros carpinteros y otras aves. Los insectos también constituyen una gran fuente de su plato favorito. Y mientras las plantas autóctonas silvestres representan una gran y preferida fuente de alimentos, muchos tipos también ofrecen refugio y material para nidos. (Entérese qué plantas se adecuan mejor a su área, información en inglés) Si está de humor para plantar, no se olvide que el mejor tipo de árboles para atraer aves, indica Saffier, corresponde a los robles, cerezos, abedules, pinos y acebos.

Hogar de Aves

Judy White/GardenPhotos.com

Defensa contra las ardillas

Ámelas o déjelas, las ardillas son bichos asombrosos, cuya proliferación de recursos sin límites es igualada sólo por su apetito interminable. Si las ardillas se comen el alimento que usted les dejó a las aves, intente estos trucos:

Mezcle pimienta de cayena con semillas para aves. Al no tener papilas gustativas, a las aves no les preocupan las especias picantes, pero las ardillas tienden a evitarlas. La grasa de pella preparada con sabor a pimiento picante disuade a las ardillas.

Coloque los comederos en un poste de metal o PVC que sea difícil de trepar, en lugar de sobre un poste de madera o en ramas. Rodee el poste con un deflector a prueba de ardillas, una barrera con forma de cono a unos 4 pies del suelo para que les resulte aún más difícil de alcanzar.

Coloque un resorte alrededor del poste, amarrando un extremo a la base del comedero. Cuando las ardillas lo alcanzan, su peso las arrastra al suelo.

Pegue cinta adhesiva de aluminio alrededor de los postes para frustrar el ascenso de las ardillas. A diferencia de la cinta adhesiva de tela, es resbalosa y difícil de trepar.
__________________________________________________________

Sid Kirchheimer escribe sobre salud y asuntos del consumidor.

Siguiente Artículo

Lea Esto