Skip to content
 

Cítricos bajo techo

Este artículo  es cortesía de The Victory Garden, como se ve en la televisión pública.

¿No es originario de la Florida? Bueno, ¡no descarte aún el cultivar sus propios limones! El gurú de los cítricos, Byron Martin, de Logge’s Greenhouses (Invernaderos Logge) en Danielson, Connecticut, comparte sus consejos para cultivar cítricos en maceta que crezcan sanos y sean fértiles.

¿Qué puedo cultivar?

Aunque todas las plantas cítricas son aptas para cultivarse en macetas, existen unas cuantas que se ajustan al crecimiento en maceta más que otras. En general aquellas que crecen y florecen libremente o guardan sus frutos por períodos extensos de tiempo le dan grandes satisfacciones al especialista de jardínes interiores. Algunas variedades que se ajustan a la descripción son los limones, de los cuales el tipo Ponderosa y Meyer son elecciones excelentes. Además, el limón persa y el limón verde se desempeñan bien en maceteros.

La naranja tipo Calamondín tiene una larga historia en cultivo en macetas, porque mantiene sus frutas por meses y tiene un hábito de crecimiento compacto. Los Kumquats o naranjas enanas, que también conservan bien su fruta, son los más aptos para las macetas. Dos tipos novedosos que vale la pena tomar en cuenta son el Citron Buddhist Hand (Mano de buda), con su fruta alargada como dedos y el Kaffir, que se usa bastante en la cocina del sureste asiático. La naranja de sangre tiene un atractivo ornamental por el color morado de su carne, pero  tarda en crecer. Los cítricos comestibles, como naranjas, mandarinas, pomelos y otros híbridos, también son ideales, pero no crecen tan rápido y tienden a crecer y florecer según la estación.

Una vez que ha decidido qué cultivar, sólo aplique las siguientes técnicas, fáciles de seguir y que le llevarán a obtener una planta sana y fértil:

La temperatura

Para cultivar cítricos en macetas, se necesita un poco de luz solar directa que los ayudará  a florecer y dar fruto. La exposición hacia el este, oeste y sur es buena. La única exposición que hay que evitar es hacia el norte. Durante los meses de invierno es mejor mantener temperaturas por encima de los 60° Fahrenheit, ya que esto ayudará a mantener activo el sistema de raíces. En otras épocas del año, cuando los días son más largos, obviamente el tema de la temperatura no es un problema en muchos lugares.

Sembrar, podar y alimentar

Primero que nada es importante cultivar cítricos en maceteros de arcilla desde el principio. La arcilla asegura un buen drenaje y aireación y estimula el desarrollo de un sistema de raíces saludable. Segundo, no use un macetero grande, en otras palabras, comience con un macetero pequeño y utilice maceteros más grandes a medida que crece la planta.

Dependiendo de cómo quiere usted que se vea al final su planta —alta y con forma de árbol o corta y tupida— puede recurrir al podado para controlar el crecimiento. Sin podar de forma radical, la planta naturalmente crece estirada en un solo tallo. Pero desde el principio al podar bastante el tallo central, usted puede hacer que los capullos auxiliares comiencen a crecer, lo cual crea una estructura más llena para la planta.

Eche bastante agua cuando la tierra se vea seca en la superficie, pero tenga en cuenta que a las plantas de cítricos les va mejor cuando pasan por un período de sequedad entre irrigaciones. Esto permite que el oxígeno llegue a las raíces, lo cual ayuda a mantenerlas sanas. Al mismo tiempo, trate de que su cítrico no se marchite mucho. Fertilice a niveles moderados con un fertilizante balanceado y soluble, de preferencia uno que contenga oligominerales añadidos. El usar demasiado fertilizante —aunque haga que sus plantas crezcan más rápido— tiende a causar un crecimiento débil, lo que crea una mayor susceptibilidad a enfermedades. Una aplicación de fertilizante diluido una o dos veces al mes es adecuado; descontinúe el fertilizante al final del otoño y durante el invierno.

Combatir plagas y enfermedades

Finalmente, es probable que el reto más grande cuando se trata de cultivar cítricos en macetas sea mantener un sistema de raíces sano. Una de las causas principales de la declinación y muerte de los cítricos en macetero es la enfermedad de la raíz. La enfermedad es más prevaleciente durante los meses de invierno cuando las plantas están bajo el estrés de temperaturas frías y poca luz. Los insectos —principalmente las cochinillas algodonosas y las cochinillas— también pueden causar problemas y en ocasiones la arañuela roja puede ser un problema si las plantas pasan el verano afuera y se guardan en el invierno. Todos estos problemas de plagas son relativamente fáciles de controlar con aplicaciones de aceite de nim, un producto natural que es seguro tanto para el ambiente como para el jardinero.

Este artículo apareció originalmente en The Victory Garden.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto