Skip to content
 

Cómo elegir la luz adecuada y ahorrar energía en su hogar

Consejos para crear ambiente en cada habitación, con el uso de lámparas y bombillas ecológicas.

La luz es uno de los elementos más importantes y al mismo tiempo más sutiles con los que contamos a la hora de decorar. Más allá del simple hecho de alumbrar, los distintos tipos de luz le permitirán crear ambiente, reflejar estados de ánimo y convertir una simple casa en un hogar acogedor. Siga estos consejos para crear la iluminación perfecta en cada ambiente de su hogar, sin descuidar la estética al escoger lámparas y luminarias y, al mismo tiempo, poder ¡ahorrar energía!

Vea también: Decore para vender.

No obstante, a la hora de iluminar su casa, tenga siempre en cuenta estas dos reglas de oro:

  • En lugar de una sola luz en mitad del techo, combine diferentes fuentes de luz a distintas alturas.
  • Añada luces puntuales para iluminar las actividades específicas que haga en ese cuarto, como ver la televisión, cocinar o leer.

Hagamos ahora un rápido repaso de los principales cuartos del hogar y cómo iluminarlos para conseguir crear el ambiente perfecto.

La sala y el comedor

Si tiene una luz central en el techo de la sala, asegúrese de poder controlar su intensidad con un regulador. Ilumine el resto del espacio con una combinación de lámparas de piso, de mesa y de detalle. Ponga por ejemplo una lámpara de piso tipo antorcha (con el haz de luz hacia el techo) en una de las cuatro esquinas del cuarto y otra (preferiblemente con un cabezal flexible y orientable) que dirija la luz hacia abajo al lado de una butaca cómoda en la que le guste sentarse a leer. Si tiene una mesa auxiliar a un lado del sofá, ponga encima de ésta una lámpara con una pantalla que difumine la luz. Para completar la iluminación del salón, ponga un punto de luz enfocando directamente a un objeto que quiera destacar, como por ejemplo un cuadro, una pieza de cerámica o incluso una planta.

Para el comedor, utilice la iluminación para dar el máximo protagonismo a la mesa que use para comer. Las lámparas colgantes tipo araña o chandelier siguen siendo la opción más popular y en su tienda favorita encontrará una enorme cantidad de formas y diseños. Para elegir el tamaño de una lámpara que cuelgue del techo sobre la mesa, siga estas reglas:

  1. Mida el diámetro de su mesa si es redonda o la anchura si es rectangular y reste a ese número 12 pulgadas (30 cm). El resultado que obtenga es el diámetro ideal de su chandelier.
  2. Si su techo tiene una altura de 8 pies (2,4 m), deje 30 pulgadas (76 cm) entre el final del chandelier y el tablero de la mesa. Si sus techos son más altos, eleve el chandelier 3 pulgadas (8 cm) por cada pie (30 cm) adicional de altura.

Complete la iluminación del comedor añadiendo un par de lámparas pequeñas en ambos extremos del aparador o poniendo dos apliques en la pared detrás de éste.

Siguiente: Cocina, baño y dormitorios. >>

La cocina

El primer paso para iluminar la cocina es contar con una luz central en el techo que cuente con un regulador de la intensidad de la luz. Combine esta fuente de luz central con luces puntuales instaladas debajo de los gabinetes de la cocina (ideales para iluminar los mostradores) y una o dos lámparas colgantes para iluminar la zona donde prepare la comida y, si la tiene, la mesa del desayuno. Si alguno de los gabinetes de su cocina tiene puertas de cristal, considere poner debajo de las baldas pequeñas luces para añadir un punto de interés visual o llamar la atención sobre una vajilla que le guste.

El baño

Es uno de los espacios del hogar en el que necesitamos más luz tanto para asearnos como para arreglarnos (incluyendo el maquillaje y el afeitado). Es también importante que esté bien iluminado para evitar accidentes caseros entre la personas de más edad. El tipo de luces que escojamos dependerá realmente del tamaño del baño, pero en general es buena idea contar una fuente de luz potente encima del espejo o con dos apliques a ambos lados de éste. En las casas con niños o con personas mayores, mi recomendación es añadir una fuente de luz adicional en el techo encima de la regadera o de la tina para ayudar en el aseo diario.

El dormitorio

El objetivo es crear un ambiente relajante y que invite al descanso asegurándonos al mismo tiempo de contar con la iluminación adecuada para las actividades que hagamos en el cuarto. Además de una luz central en el techo de intensidad regulable, es tradicional poner dos fuentes de luz a ambos lados de la cama. Si su opción favorita son dos lamparitas en las mesitas de noche, escójalas con pantallas de un tamaño adecuado para permitirle leer sin crear sombras o molestar a la vista.

Si tiene un dormitorio pequeño o tiene muchas cosas en las mesitas de noche, sustituya las lámparas por dos apliques de luz en la pared a ambos lados de la cama. Complete la iluminación del dormitorio con una luz dentro del clóset y, si tiene un pequeño tocador para maquillarse, escoja un espejo que tenga una luz incorporada.

Siguiente: Lámparas: opciones y ventajas. >>

Lámparas y luminarias: opciones y ventajas

Las lámparas pegadas o semipegadas al techo funcionan mejor en espacios con techos bajos que necesiten una luz central brillante, como la cocina y el baño. Si tiene una de éstas lámparas en la entrada, intente suavizar la luz con bombillas que no superen los 60 vatios. Si el techo es alto, las opciones semipegadas (colgando ligeramente del techo) suelen resultar más decorativas.

Las lámparas colgantes tipo araña o chandelier son una buena opción cuando los techos son altos (9 pies = 2,7 metros). Son ideales para iluminar desde el techo un área concreta, como la mesa del comedor o las superficies de trabajo en la cocina.

Las luces empotradas en el techo están cada vez más de moda porque añaden un toque moderno a la decoración del cuarto sin gastar demasiado. Son la mejor opción cuando los techos son bajos y resultan ideales para crear ambiente sin competir con otros elementos decorativos. Dependiendo del modelo, pueden ser también ‘direccionables’, de modo que pueden usarse para enfatizar un área o un objeto.

Los rieles con focos son una serie de luces montadas en un riel metálico y su principal ventaja es la versatilidad. Dependiendo del modelo permiten mover y dirigir los cabezales de luz para adaptarlos a las necesidades de luz en distintos momentos o en distintas áreas. Asegúrese de que el acabado que elija combine con el resto de la decoración del cuarto.

Bombillas ecológicas y estrategias sencillas para ahorrar energía

Las bombillas verdes o CFL tardan un poco más en encenderse, pero usan alrededor de un 75 % menos de energía que las bombillas incandescentes tradicionales. Con el tiempo, este tipo de bombillas han ido perfeccionándose y ya no producen el zumbido que caracterizaba a las primeras versiones. Hoy en día existe una gran variedad de bombillas CFL, con tonos que se adaptan mejor a los distintos cuartos del hogar. Vea esta guía (en inglés) con consejos para comprar bombillas CFL y determinar cuántos vatios necesita para obtener la misma luz a la que está acostumbrado con las tradicionales bombillas incandescentes.

Las bombillas ecológicas son sólo una de las tantas modificaciones que puede llevar a cabo en su hogar para ahorrar en su factura eléctrica, como podrá ver en la campaña de AARP “Operativo de ahorro de energía”, creada para que las personas ayuden a sus amigos, parientes, vecinos y así mismos a ahorrar energía. También puede seguir los consejos del programa Energy Star (una iniciativa de la agencia de protección ambiental y del Departamento de Energía de Estados Unidos), y llegar a ahorrar hasta el 30% (unos $600 al año) y proteger el medio ambiente.

3 consejos prácticos que le ayudarán a ahorrar energía:

  1. Reemplace los 5 accesorios de iluminación más usados en su hogar (o sus bombillas) por productos que hayan recibido el sello de ENERGY STAR y ahorrará unos $65 al año.
  2. Use reguladores de la intensidad de la luz. Estos reguladores pueden usarse con cualquier fuente de luz y resultan excelentes tanto para crear el ambiente adecuado en cada cuarto como para ahorrar energía. Si reduce, por ejemplo, la intensidad de la luz en 25%, ahorrará un quinto de la electricidad y una bombilla que normalmente dure 4 años podría llegar a durarle 6 años. Los reguladores de la luz son relativamente baratos (encontrará muchos modelos por menos de $25) y sencillos de instalar.
  3. Procure escoger productos que tengan el sello de ENERGY STAR, como bombillas y luminarias e incluso electrodomésticos y equipos electrónicos.

_________________________________________________________

Cristina Mella es una experta en decoración y estilo de vida, que escribe columnas especializadas en el hogar en su sitio web cristinamella.com.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto