Skip to content
 

Decorar para vender

Diez consejos prácticos y económicos que le ayudarán a colgar más rápido el cartel de ¡vendida!

Si tiene una casa o un apartamento en el mercado y lleva varios meses buscando sin éxito un comprador, seguro que sabe el desgaste emocional y financiero que se sufre durante este proceso. ¿Qué hacer para atraer nuevas ofertas? Pruebe estos 10 consejos.

Vea también: Reviva su hogar con color.

1.- Neutro e impersonal, ¡dos conceptos que venden!

Es cierto que cada casa cuenta una historia y, a medida que nos vamos haciendo mayores, vamos acumulando y personalizando más nuestro hogar. Cuando enseñamos la casa a un posible comprador, sin embargo, lo que queremos es evitarle distracciones para que pueda imaginar a su propia familia viviendo en nuestro hogar. No piense en el comprador como en una visita que disfrutará viendo sus fotos de familia, los dibujos que hacen sus nietos en la escuela o esa colección de tacitas de porcelana. El objetivo es que cada cuarto se vea amplio, despejado y lleno de posibilidades. Para ello, saque del cuarto los muebles y pequeños accesorios que no estén en uso o que no tengan una utilidad clara. Es mejor ver un espacio vacío que, por ejemplo, una mesita llena de fotos y pequeños adornos.

Si su sofá es de un color muy fuerte o de un estampado muy llamativo, considere ponerle una funda en un color suave y liso.

2.- Reformas que aumentan el valor de la vivienda

Decidir qué reformas hacer con el objetivo de vender la casa más rápido u obtener un mayor beneficio, depende fundamentalmente del dinero que esté dispuesto a invertir. Mi recomendación es que consulte el Reporte Cost vs. Value (Coste comparado con Valor) para ver qué reformas reportan un mayor beneficio en relación con su coste.

Le adelanto que, en el año 2011, las reformas que están añadiendo más valor a las viviendas incluyen el reemplazo de la puerta de entrada y de la puerta del garaje, el arreglo (moderado) de la cocina y la adición de una terraza de madera.

3.- La importancia del color y de una mano de pintura

Preste especial atención a los colores en que tenga pintados cada cuarto. Aunque a usted le encante el rojo oscuro de su sala, el verde de la cocina o las cenefas decorativas del baño, corre el riesgo de que no sean del agrado del comprador y le distraigan del potencial real que tienen esas habitaciones. Mi recomendación es que invierta en unos cuantos botes de pintura y pinte todas las paredes en tonos lo más neutros y luminosos posibles. Una buena opción son los colores crema o vainilla u otros tonos cálidos que tiendan a agrandar los espacios. Evite en lo posible las paredes totalmente blancas ya que suelen resultar frías y poco acogedoras.

Le comparto otro buen truco: si tiene dos cuartos contiguos pequeños (como la cocina y el comedor), pinte ambos del mismo color para unificar el espacio y hacer que luzcan más grandes.

Siguiente: Limpiar, arreglar y organizar. >>

4.- Limpiar, arreglar y organizar

Este es también el momento de hacer una buena limpieza, arreglar lo que esté roto o estropeado y organizar roperos y gabinetes (sí… los compradores potenciales ¡le abrirán los roperos y gaveteros!). A ojos de un comprador, una casa limpia y cuidada es un reflejo de sus dueños y del estado general del resto de la casa. En otras palabras, si la casa está limpia, arreglada y organizada, ¡seguro que los dueños se han ocupado también de mantener en buen estado el tejado o de reparar la caldera! Aunque tenga que gastar algo de dinero en contratar a un servicio de limpieza por un día, le aseguro que es un gasto que merece la pena. Si no conoce ningún servicio de limpieza de confianza, consulte sitios de internet como Angie’s List, en las que otros usuarios comparten sus experiencias con distintos servicios relacionados con el hogar.

5. No se olvide de refrescar el ambiente

Antes de recibir a un posible comprador, airee bien la casa, utilice un espray que neutralice olores en el sofá y las cortinas y encienda un par de velas con un aroma limpio y suave. Si tiene un triturador de basuras en la cocina, eche varios trozos de limón enteros para remover olores y refrescar el ambiente. Ponga también un ramo de flores frescas en la sala, la cocina e incluso en el baño para añadir un toque decorativo y un rico aroma.

Como estamos en época de alergias y hay mucha gente sensible a los animales domésticos, deje ese día a sus perros o gatos con un vecino o alguien de la familia y elimine cualquier rastro de ellos como correas, comederos o cajas con arena.

6.- Cómo iluminar y añadir ambiente

La luz y la luminosidad de una casa son factores con gran impacto en los compradores potenciales. Cuando vaya a mostrar su casa, asegúrese de descorrer bien las cortinas y de dar un buen lavado a los cristales de las ventanas para que entre la máxima luz natural. Compruebe también los vatios de los bombillos que tenga en cada cuarto y recuerde la recomendación de los profesionales de tener 100 vatios por cada 50 pies cuadrados (4,6 metros cuadrados). Para añadir además ambiente, combine la luz del techo con otras fuentes de luz indirectas como una lámpara colgante encima de la mesa del comedor o una lámpara de piso al lado del sillón o del sofá.

7.- Mejoras en el exterior

Si su casa cuenta con un pequeño patio o jardín, este es el momento de mantener el césped o grama y las plantas o arbustos con un aspecto cuidado y saludable. Aquí tiene un par de buenos trucos: si la puerta de entrada está vieja o desgastada no dude en el valor de darle una mano de pintura. Compre también unas macetas simples con flores en colores alegres y póngalas en el camino o en las escaleras que lleven a la puerta de entrada. Ambas ideas requieren una inversión mínima pero pondrán de buen humor al comprador cuando entre a ver su casa. Lo mismo le digo de los muebles de jardín. Si los que tiene están ya gastados o descoloridos, invierta en un conjunto nuevo de mesa, sillas y sombrilla (los encontrará a precios muy económicos) y limpie bien la parrilla. El objetivo es hacer soñar al comprador con las largas tardes de verano de las que podrá disfrutar en su jardín.

Siguiente: La cocina y el baño. >>

8.- La cocina y el baño

Como seguro que ha oído, la cocina y el baño son los dos cuartos que “venden” una casa. Reformarlos completamente, sin embargo, está con frecuencia por encima de nuestras posibilidades. Aquí tiene unas cuantas ideas para refrescarlos o darles un aire nuevo gastando muy poco:

  • Si los gabinetes de su cocina se ven muy gastados, considere pintarlos usando la pintura adecuada. Las pinturas con una base de aceite ofrecen mejor cobertura para los gabinetes, pero emiten vapores que pueden resultar perjudiciales para la salud y por tanto deben aplicarse con la ventilación adecuada. Si tiene cualquier duda sobre cuál es el mejor tipo de pintura para sus gabinetes, consulte a un profesional en la ferretería o en la tienda de pinturas.

Otra mejora sencilla y económica que produce muy buenos resultados es cambiar los tiradores de los gabinetes y de los cajones o gaveteros. Lo mejor es escogerlos con líneas sencillas y estilizadas para que añadan un toque más moderno a la cocina.

  • Asegúrese de que los grifos, el inodoro y la regadera del baño cierren bien y no goteen.
  • Aproveche también en el baño el poder decorativo de los textiles y renueve las toallas que estén a la vista y las cortinas de la tina. Si tiene el espacio, ponga una pequeña cesta con jabones y toallas de manos individuales por si el comprador que visite su casa necesita usar el lavabo.

9.- No intente vender nada más

Aunque a veces resulte tentador, intentar vender junto con la casa algunos de los muebles, la cortadora de césped o las herramientas del jardín, suele ser un error. Mi consejo es que no abrume al comprador con otras ofertas y se concentre en la casa o apartamento que quiera vender. Una vez haya cerrado el trato, ya habrá tiempo de negociar la venta de algunos de los enseres que tenga en la casa y que no se quiera llevar.

10.- Pequeños arreglos con gran impacto

  • Si al decidir poner la casa o apartamento a la venta se ha deshecho de algunos muebles o los ha movido de sitio, es probable que hayan dejado detrás una muesca en la alfombra. Para quitarla, ponga encima un par de cubitos de hielo y deje que se derritan un poco. Iguale a continuación las fibras de la alfombra usando los dientes de un tenedor.
  • Disimule un poco los cercos que a veces dejan los vasos húmedos en las mesas de madera frotándolos con un poco de mayonesa. Saque a continuación brillo con un paño suave.
  • Si tiene manchas de grasa o de aceite en el concreto del garaje o afuera donde estacione su auto, mójelas con agua caliente y espolvoree bicarbonato o detergente del lavavajillas sobre la mancha. Deje actuar unos minutos y frote después con un cepillo duro.

Cristina Mella es una experta en decoración y estilo de vida, que escribe columnas especializadas en el hogar en su sitio web cristinamella.com.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto