Skip to content
 

Renueve su hogar con una limpieza de primavera

Productos naturales que harán magia en su casa.

Recuerdo desde bien pequeña como con la primavera llegaba el momento de la “gran limpieza”, esa tradición que tantos seguimos manteniendo y pasando a nuestros hijos. Hoy quiero ayudarle con ideas sencillas y sugerencias de productos naturales de limpieza que le puedan facilitar estas tareas domésticas.

Vea también: 5 ideas económicas para hacer compost.

Dónde comenzar

Comience aspirando detenidamente, tanto en los pisos como en las paredes y los techos. Si necesita una aspiradora nueva, estudie bien las recomendaciones de compañías como Consumer Reports que comparan distintas opciones, prestaciones y precios. A la hora de limpiar el polvo, empiece siempre por arriba, e incluya el marco de las ventanas y los ventiladores de techo. Aspire al final el polvo que se haya posado en el piso.

Si no se cuenta con una aspiradora, la mejor opción es atar un trapo limpio al final de una escoba y pasarlo por las paredes. Para limpiar el techo se puede usar el mismo sistema, pero con mucha precaución ya que habrá que subirse a una pequeña escalera. Tras limpiar bien el polvo, se puede usar el mismo trapo bien escurrido para limpiar las paredes y el techo con un limpiador casero. Combine agua templada (unos cuatro litros) con una taza de amoníaco, media taza de vinagre blanco y un cuarto de taza de bicarbonato.

Consejo para mover los muebles. Compre en la ferretería círculos de fieltro de distintos tamaños y los pegue a las patas de los muebles. De este modo será más sencillo deslizarlos cuando necesite limpiar.

Siguiente: Sáquele brillo a los pisos. »

Sáquele brillo a los pisos

  • Si vive en una casa con patio o jardín y tiene alfombras sintéticas que puedan mojarse, sáquelas afuera y deles una buena lavada ayudándose de una manguera y un champú para alfombras (le comparto un buen secreto: añada al limpiador un par de tacitas de vinagre blanco y verá como los colores de la alfombra se ven más brillantes). Una vez aclaradas, deje que se sequen al sol.
  • Si tiene moqueta o alfombras de pared a pared, mi sugerencia es que contrate los servicios de una de las muchas compañías que se especializan en hacer este trabajo o alquile una máquina limpiadora en una ferretería o en un supermercado grande (aquí una lista en inglés de compañías que alquilan éstas máquinas). Los precios suelen ser razonables (tendrá que pagar el jabón aparte), pero es un trabajo pesado y sólo debe hacerlo si cuenta con ayuda. 
  • Si tiene pisos de cerámica o de linóleo que hayan perdido el brillo, utilice una cera líquida o en pasta especialmente designada para este tipo de superficies.
  • Para los pisos de madera, la mejor opción es limpiarlos primero con un paño húmedo y unas gotas del detergente que use para lavar los platos. Extienda a continuación una cera apropiada para ese tipo de piso y, tras dejarla secar, saque brillo con un paño suave.

Un secreto para sacar brillo. Primero limpie los pisos de madera con agua y un chorrito de vinagre blanco, para lo cual se debe usar una bayeta o una fregona muy escurrida (el exceso de agua puede dañar el piso). Mezcle a continuación en una botella de espray aceite de oliva y vinagre a partes iguales. Rocíe esta mezcla en el piso y saque brillo con un paño suave y seco. Reserve este trabajo para un día en que sus nietos estén de visita y encárguelos de sacar brillo al piso con un paño atado a los pies.

Vinagre blanco para sus ventanas

A la hora de limpiar las ventanas, la opción más efectiva y más económica es recurrir a los limpiadores naturales. Todo lo que necesita es mezclar a partes iguales vinagre blanco y agua caliente. Para sacar brillo al vidrio, nada más efectivo que el antiguo método de secar el cristal con papeles de periódico.

Siguiente: 3 limpiadores naturales mágicos. »

Limpiadores  naturales

Aunque hoy en día es fácil encontrar productos de limpieza beneficiosos para el medio ambiente o ‘verdes’, ¡suelen ser mucho más caros! La realidad es que nuestras madres y abuelas eran ya pioneras en usar los productos naturales que están ahora tan de moda en la limpieza diaria. Hagamos un rápido repaso:

El vinagre blanco es muy eficaz en la limpieza general de la casa, especialmente para eliminar la grasa, los malos olores, los restos de jabón e incluso el moho. Es también un suavizante natural, así que es una buena alternativa a los suavizantes comerciales para la ropa (simplemente añada una taza de vinagre blanco al ciclo de escurrido).

El olor a vinagre se evapora rápidamente. Bastará ventilar el cuarto unos minutos para que desaparezca por completo.

El bicarbonato de sodio (baking soda), tan popular en nuestros hogares cuando éramos niños, es un abrasivo suave conocido por sus propiedades desodorantes naturales (mantenga una caja de bicarbonato abierta en el refrigerador y eliminará los malos olores). Es también el perfecto sustituto de esos limpiadores en polvo que usamos para limpiar la cocina y el baño.

El limón está presente en muchos productos de limpieza comerciales por ser un desinfectante y antiséptico natural capaz de eliminar la mayoría de las bacterias que crecen en el hogar. Es la mejor opción para limpiar superficies con gérmenes como los mostradores de la cocina, el fregadero, la tabla de picar o el microondas. Además, ¡deja siempre un aroma fresco y rico!

Cristina Mella es una experta en decoración y estilo de vida, que escribe columnas especializadas en el hogar en su sitio web cristinamella.com.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto