Skip to content
 

10 lugares soleados donde jubilarse

Ciudades en California, Texas, Utah, Florida y más.

Diez lugares soleados donde jubilarse - Las Cruces, Nuevo México.

Foto: © Corbis. Todos los derechos reservados.

Las Cruces, Nuevo México es uno de los diez mejores lugares soleados donde jubilarse.

In English | No todos se imaginan pasar su jubilación en un lugar cálido y soleado. Sin embargo, muchos lo hacen, y la buena noticia es que hay varias opciones atractivas, tantas que incluso se pone difícil la decisión de dónde dirigirse en esta nueva etapa de la vida.

Vea también: 5 paraísos donde jubilarse en el 2013.

Con el fin de ayudarlo a tomar esa decisión, AARP recorrió el país y encontró diez magníficos lugares donde casi siempre brilla el sol. Además, el cielo azul acentúa el paisaje y el magnífico clima invita a salir a jugar a la gente y a encontrarse con otros que tienen los mismos intereses.

Para estar en nuestra lista, las ciudades tenían que presentar, como mínimo, 250 días completamente despejados o parcialmente nublados al año.

También buscamos lugares que presentaran otras atracciones además del clima, como una identidad cultural propia, una serie de actividades para jubilados, cercanía a atracciones al aire libre de primera calidad, y otros.

Además, como en todas nuestras listas de sitios extraordinarios donde jubilarse, seleccionamos lugares que respondan a nuestros estándares de habitabilidad: bajos índices de criminalidad, una economía sólida, un estilo de vida saludable y actividades recreativas.

Así que, tome un par de gafas de sol, póngase un protector solar de graduación alta, comience a leer y descubra cuál de estas ciudades acariciadas por el sol se adapta mejor a sus objetivos y sueños para su jubilación.

Siguiente: Asheville, Carolina del Norte. »

Diez lugares soleados donde jubilarse - Asheville, Carolina del Norte.

Foto: © Harrison Shull / Shullphoto

Largos senderos parecen conducir al cielo azul en Asheville y sus alrededores, Carolina del Norte.

Asheville, Carolina del Norte

Asheville ha cambiado notablemente desde su apogeo como el lugar de veraneo de descendientes de familias adineradas, de apellidos Rockefeller o Vanderbilt. Sin embargo, sigue siendo una ciudad serenamente bella ubicada en las montañas Blue Ridge (en inglés), donde se puede apreciar parte de la mejor arquitectura de comienzos del siglo XX  en el Sur. Asheville es también un importante centro artístico y de actividades recreativas al aire libre, gracias al maravilloso clima que presenta la mayor parte del año.

Hace unos años, la revista Forbes ubicó a Asheville en la sexta posición entre los mejores lugares de Estados Unidos para negocios y carreras profesionales, a pesar de que la mayoría de la gente llega aquí por su oferta cultural: los artistas locales se reúnen en ferias artesanales y exhiben su trabajo en Pack Square, el distrito artístico de la ciudad, con museos y el teatro Diana Wortham Theatre para 500 personas. Hay música en vivo en varios lugares. La ciudad cuenta con numerosas librerías independientes, como Malaprop's, la célebre librería y café de la comunidad.

La Asheville Symphony interpreta en el Thomas Wolfe Auditorium, que recibe a 2.300 personas. 

Otras atracciones son el Biltmore Estate, una mansión del siglo XIX construida por George Washington Vanderbilt, y el distrito histórico que la rodea. Los puntos de interés arquitectónico del centro de la ciudad incluyen la cúpula de tejas de la iglesia de St. Lawrence y la alcaldía de la ciudad, con su techo color rosa de estilo art déco.

¿Desventajas? El costo de vida aquí se ubica en el cuarto superior entre todas las grandes ciudades de Estados Unidos —debido en gran parte a los altos precios de las propiedades— mientras que el ingreso familiar medio se encuentra en el cuarto inferior.

Sin embargo, el porcentaje de la población de 65 o más años es alto, lo que refleja la afluencia de jubilados adinerados. UNC, Asheville, tiene uno de los mayores centros de enseñanza continua del país, donde se concentra casi la mitad de los 3.400 estudiantes de la universidad.

Dé paseos por el Great Smoky Mountains National Park que casi siempre tiene un clima soleado o busque serenidad entre los pinos del bosque Pisgah National Forest. La región está entrecruzada por senderos para practicar senderismo, ciclismo de montaña o equitación. En los riachuelos de la zona se pueden pescar truchas; y otros como el río French Broad atraen a los aficionados para la práctica de canotaje en sus aguas rápidas.

Asheville cuenta con varios hospitales y bastantes médicos para una ciudad de su tamaño. El Mission Hospital ha ganado premios por la atención que presta a pacientes con derrames cerebrales y, además, funciona como centro de investigación. Esta zona también es La Meca de los masajes, la acupuntura, la medicina natural y otros tratamientos alternativos. Sin embargo, algunas veces, la mejor medicina es una caminata por las colinas que rodean la ciudad.

Siguiente: Grand Junction, Colorado »

Diez lugares soleados donde jubilarse - Grand Junction, Colorado.

Foto: © Corbis. Todos los derechos reservados.

Hay tierras y rocas rojas, ríos serpenteantes y —sí— fósiles de dinosaurios en abundancia en los soleados alrededores de Grand Junction, Colorado.

Grand Junction, Colorado

Grand Junction (en inglés) parece tener tantos atractivos que ni siquiera los promotores de turismo saben en qué centrarse cuando enumeran los encantos de la ciudad: ¡Paisajes inspiradores! ¡Un centro encantador! ¡Aventuras al aire libre! ¡Un paraíso del golf! ¡La ciudad del vino!

Esta es una de esas ciudades que saltaron a escena en la última década, cuando la gente comenzó a cansarse del barullo urbano de Denver y Salt Lake City.

Grand Junction, con una población de 58.444 habitantes, está situada en el desierto alto, entre dos atractivos naturales: el Colorado National Monument, al oeste de la ciudad, presenta altísimos monolitos, amplias mesetas y cañones. Y el Grand Mesa, al este, con más de 300 lagos, es una de las montañas de cima plana más grandes del mundo. Forma parte de una extensión contigua de casi 3,2 millones de acres de tierras públicas: la grandeza combinada de Grand Mesa y los bosques nacionales Uncompahgre y Gunnison.

Súmele a esto la ubicación de Grand Junction, en la confluencia de los ríos Colorado y Gunnison. Las posibilidades de realizar actividades al aire libre no faltan. Senderismo, ciclismo, golf, paseos en balsa, canotaje, alpinismo, pesca, pesca en el hielo, esquí, todo está aquí y en abundancia.

La zona céntrica de Grand Junction presenta un ligero encanto occidental y una de las calles con galerías de esculturas más grande del país: casi 100 esculturas en total. Entre los 189 restaurantes disponibles hay locales de cadenas reconocidas, establecimientos elegantes, cafeterías, bares y clubes bailables. Hay, incluso, una respetable cantidad de museos y centros de arte escénico, como el Avalon Theater (construido en 1923), la Orquesta Sinfónica de Grand Junction y el Museum of Western Colorado.

En lo que se refiere al vino, el Grand Valley es el productor de frutas de Colorado, y los agricultores dedicados a la uva producen una gran cantidad de merlot, cabernet sauvignon y syrah, aunque también están representadas otras variedades. El festival del vino llega a su pico máximo, todos los años, en la Colorado Mountain Winefest, en Palisade, 10 millas al este de Grand Junction.

La zona presenta una calidad de aire y agua por encima del promedio y cuenta con más médicos per cápita que el promedio estadounidense. La tasa de delitos —violentos y contra la propiedad— es superior al promedio, tal vez debido al elevado consumo de droga y alcohol entre la juventud. La temporada baja se extiende desde diciembre hasta fines de febrero. El verano puede ser caluroso (el promedio de temperatura máxima en julio: 93 ºF), pero, por lo general, sólo por algunas pocas semanas. De modo que hay que remitirse a todo lo bueno que dice el departamento Relaciones Públicas —y muchos jubilados— de Grand Junction.

Siguiente: Sarasota, Florida »

Diez lugares soleados donde jubilarse - Museo en Sarasota, FL.

Foto: © John Coletti

Sarasota no es sólo playas: en la imagen, el sol calienta el patio de un museo en la zona costera de esta ciudad de Florida.

Sarasota, Florida

Si alguna vez soñó con jubilarse en la mejor playa de Estados Unidos, esta podría ser su oportunidad: entre las docenas de playas de Sarasota y sus alrededores, Siesta Beach ha sido considerada la mejor playa de Estados Unidos por Dr. Beach, merced a sus blancas arenas, el agua cristalina y a la amplia zona para tomar sol, jugar u observar al resto de la gente.

El centro de gravedad de Sarasota, situada al sur de Tampa, sobre la Costa del Golfo de Florida, está en la playa, pero esta ciudad de 52.025 habitantes ofrece mucho más que la posibilidad de enterrar los pies en la arena.

Comience con el escenario artístico, que incluye una renombrada colección de Rubens en el Ringling Museum of Art, contiguo a la Ca D'Zan Mansion de John Ringling, un impresionante, aunque tal vez recargado, homenaje a la arquitectura veneciana gótica. Sarasota también cuenta con su propio teatro de ópera, compañía de ballet, orquesta sinfónica y varios teatros, todo esto en un moderno centro rodeado de agua.

Los barrios históricos de la ciudad incluyen al distrito artístico Towles Court, que alberga coloridas casas de madera, galerías, tiendas y restaurantes. Main Street es ideal para caminar, y para entrar y salir de las pintorescas tiendas y restaurantes y de los bulliciosos bares. Towles Court ofrece paseos de arte, que presentan obras de artistas locales.

Si busca diversiones naturales que no tengan que ver con la playa, aventúrese en el parque Myakka River State Park, que ofrece cientos de millas de senderos para caminatas, lugares para acampar, cabañas para alquilar y paseos en hidrodeslizadores. La naturaleza del lugar cobija halcones de cola roja, nutrias, zorros y cocodrilos. ¿Y distracciones concebidas por el hombre? El golf y el tenis son importantes en Sarasota, que cuenta con docenas de campos de golf públicos y privados y cientos de canchas de tenis. Para los fanáticos del béisbol, el Ed Smith Stadium es centro de entrenamiento de primavera de los Orioles de Baltimore y sede de una franquicia de la liga menor.

Sarasota recibió un duro golpe durante la crisis habitacional y todavía se está recuperando. Las ejecuciones hipotecarias son un problema importante, pero eso también significa que usted podría elegir una casa con un significativo descuento. El desempleo es superior al promedio nacional, y la mayoría de los empleos se encuadran en las áreas de venta minorista, turismo y hotelería, y no son bien remunerados. Sin embargo, los precios de la mayoría de los bienes y servicios están alineados con los ingresos, de modo que el índice de costo de vida está dentro del promedio.

El índice de criminalidad está por encima del promedio, pero la mayoría de los residentes dicen que son felices viviendo en este lugar, y la mayoría son bastante saludables: la tasa de obesidad está por debajo del promedio nacional (a pesar de que la tasa de diabetes está ligeramente por encima del promedio). Si bien no hay pruebas científicas que lo comprueben, la buena salud y la felicidad podrían estar vinculadas con el hecho de disfrutar unos momentos, todos los días, en algunas de las mejores playas del mundo.

Siguiente: San Diego, California »

Diez lugares soleados donde jubilarse - San Diego, California.

Foto: © P.E. Reed

Una de las tantas laderas de las colinas que rodean los barrios de San Diego y que le dan diferentes vistas a la ciudad.

San Diego, California

A los residentes de San Diego les gusta decir que su ciudad costera es más pequeña, más amistosa y, simplemente, mejor que Los Ángeles. Esto es verdad en algunos aspectos, aunque San Diego no es una ciudad pequeña: es la decimoséptima área metropolitana más grande de Estados Unidos (con aproximadamente 3,1 millones de habitantes), y limita con dos ciudades mexicanas (Tijuana y Tecate) que le suman otro millón y medio de personas.

En cuanto a los días de sol, San Diego se jacta de presentar 146 días completamente despejados al año, pero tiene muchos días parcialmente soleados para determinar las altas temperaturas promedio, que oscilan entre los 60 °F en invierno y los 70 °F en verano.

El Condado de San Diego posee millas de playas, como Coronado Beach, que recientemente fue  nombrada una de las diez mejores playas del país. La ciudad es más ordenada que Los Ángeles, lo que tal vez se deba a los numerosos e importantes establecimientos militares, como el complejo de bases navales más grande del país y la base del Cuerpo de Infantería de Marina Camp Pendleton.

El trazado de la ciudad también contribuye a la sensación de ser una ciudad manejable: la zona occidental del Condado de San Diego es una meseta recortada por cañones profundos, y los planificadores diseñaron muchos parques y espacios abiertos que logran que los barrios parezcan pequeños. Sin embargo, abundan los recursos de las grandes ciudades, como una importante universidad con un centro médico y un hospital escuela (University of California, San Diego); prósperas industrias dedicadas a la biotecnología, ciencias de la computación y telecomunicaciones; lugares para cenar, vida nocturna y espectáculos que le hacen la competencia a otras ciudades importantes. En el barrio histórico Gaslamp (Historic Gaslamp Quarter) hay 135 establecimientos gastronómicos, 70 tiendas y más de una docena de hoteles. La ciudad cuenta con un creciente ambiente artístico que se aprecia en ferias mensuales como North Park Nights y, tal vez, el mejor zoológico del mundo.

La ciudad cuenta con más de 100 barrios, que van desde comunidades en las playas exclusivas como La Jolla (conocido por sus galerías de arte) y Coronado (reconocido por sus cabañas de playa de estilo victoriano), hasta lugares más económicos como Pacific Beach y East Village. Hacia el este se encuentran las montañas Santa Ana y el Monte Palomar. El parque Anza-Borrego Desert State Park ocupa, con sus 600.000 acres, la mayor parte de la zona noreste del condado, y el bosque Cleveland National Forest, de 460.000 acres, ocupa el centro del condado.

Las muchas y diversas actividades recreativas al aire libre contribuyen a las bajas tasas de diabetes, hipertensión y cáncer que presentan los ciudadanos de San Diego.

El lado negativo: el desempleo está por encima del promedio nacional, y la tasa de ejecuciones hipotecarias es alta. Los destructivos incendios tal vez sean la mayor desventaja de San Diego. En octubre del 2007, un enorme incendio quemó 369.000 acres del condado; medio millón de personas fueron evacuadas, y 1.600 viviendas resultaron destruidas.

Siguiente: Las Cruces, Nuevo México »

Diez lugares soleados donde jubilarse - Las Cruces, Nuevo México.

Foto: © Corbis. Todos los derechos reservados.

Rayos del sol sobre un campo en las afueras de Las Cruces, donde sobresalen los espacios abiertos que dan una sensación de relajamiento.

Las Cruces, Nuevo México

Con el lema “Manténgase radiante” (“Stay Sunny”) —y un promedio de 350 días de sol al año—, Las Cruces atrae a los adoradores del sol que buscan un sitio donde pasar la jubilación.

Las Cruces da la sensación de ser una ciudad pequeña. La Full-Tilt Fiesta Season, que dura cuatro meses, comienza alrededor del Día del Trabajo y tiene varios picos, incluido el armado de la enchilada más grande del mundo y el Día de los Muertos, el 1 de noviembre.

Hace varios años, AARP The Magazine llamó a Las Cruces “ciudad soñada para la jubilación” por ser económica, por tener un buen clima e interesantes recursos recreativos. La revista Hispanic también la señaló como una ciudad habitable para los hispanos.

Las Cruces (90.000 habitantes) se encuentra 45 millas al norte de la frontera con México. Historic Mesilla (2.200), un antiguo empalme de servicios de diligencias donde Billy the Kid fue sentenciado a la horca, está cinco millas al oeste de Las Cruces.

La tasa de desempleo es baja —6,3 % en octubre del 2011—, pero muchos empleos ofrecen bajas remuneraciones y más de una quinta parte de sus habitantes viven por debajo de la línea de pobreza.

Una gran parte del centro de Las Cruces fue demolida en la década de 1960 —échenle la culpa a la “renovación urbana”—, así que lo más parecido a un centro con lo que cuenta la ciudad son las franjas comerciales a lo largo de Telshor Boulevard y Lohman Avenue.

Sin embargo, hay esperanzas: la ciudad es sede del campus principal de la New Mexico State University (NMSU, con 16.200 estudiantes inscritos), que sostiene un prolífico ambiente artístico y musical. COAS Book, que almacena medio millón de títulos, ofrece frecuentes sesiones de lectura y firma de libros. La Orquesta Sinfónica de Las Cruces, conformada en su mayoría por estudiantes y docentes de NMSU, ofrece conciertos en el Music Center Recital Hall. En Mesilla, restaurantes, tiendas y galerías bordean la Plaza, que es un hito histórico nacional, en tanto el Fountain Theatre, el teatro más antiguo de Nuevo México, exhibe películas extranjeras y alternativas.

Los lugareños también concurren al mercado agrícola y artesanal de los miércoles y los sábados, que data de 1857, y el último domingo de cada mes se reúnen ciclistas, caminantes, corredores, bailarines y hasta levantadores de pesas en el Young Park para quemar calorías en la ciclovía.

Fuera de la ciudad, las grandes extensiones de tierras públicas esperan: Las Cruces está en la confluencia de los desiertos de Chihuahua y Sonora, y las montañas Rocosas y Sierra Madre. La oficina local de la Bureau of Land Management (Oficina de Administración de Tierras) mantiene 45.000 millas de caminos y senderos que se extienden hasta la frontera con Arizona.

El número de médicos y camas de hospitales por habitante es mucho menor que el promedio, pero la expectativa de vida es alta. Algo que, sin duda, está relacionado con todo ese sol.

Siguiente: San Luis Obispo, California »

Diez lugares soleados donde jubilarse - San Luis Obispo, California.

Foto: © Anastasia Kontaxaki

Puede ser que el camino en San Luis Obispo sea menos transitado, pero, según los especialistas, se lo recorre con más felicidad.

San Luis Obispo, California

Con frecuencia, la Costa Central de California se pierde en el ajetreo de las grandes ciudades del estado, y eso está bien para los habitantes de San Luis Obispo, quienes están felices de reservarse este tramo del Estado Dorado para ellos.

Ubicado a mitad de camino entre San Francisco y Los Ángeles, el Condado de San Luis Obispo (SLO) se jacta de sus playas, viñedos ondulantes (y vinerías), históricas misiones españolas, un floreciente ambiente artístico y suntuosas opciones para salir a cenar. También es la sede de Cal Poly (California Polytechnic State University, con 18.360 estudiantes inscritos), un importante centro de estudios estatal —que ofrece carreras de cuatro años de duración— donde los alumnos contribuyen a la relajada sensación que transmite la ciudad.

En el libro Thrive, del escritor Dan Buettner, el autor indica que San Luis Obispo es una de las ciudades más felices del mundo. Las razones, en parte, se deben a una antigua ordenanza que prohíbe restaurantes que atienden clientes en su automóvil, a una prohibición casi total de fumar en público y a la promoción de caminatas, ciclismo e interacción con la comunidad. Por ejemplo el mercado agrícola semanal, los paseos comunitarios en bicicleta de los jueves por la noche y los festivales artísticos y culturales hacen que los vecinos se congreguen en las calles próximas a Mission Plaza, en el centro de la ciudad. San Luis Obisto se encuentra cerca de la playa, pero las ciudades cercanas —Morro Bay, Baywood-Los Osos y Grover Beach, entre ellas— se encuentran sobre la costa.

Una cantidad de impresionantes parques estatales se despliegan a lo largo de la costa, como Pismo Dunes Natural Preserve, Morro Bay State Park y el agreste y bello Montana de Oro State Park. Tierra adentro, muy cerca de San Luis Obispo, se encuentra el límite norte del bosque Los Padres Nacional Forest. Estas extensiones de tierras públicas ofrecen una vertiginosa variedad de actividades recreativas, desde pesca deportiva y ciclismo de montaña, hasta surf, senderismo, alpinismo, canotaje, navegación, golf e incluso la actividad de observar a las ballenas y mucho más.

Cerca del 85 % de los 45.119 habitantes de San Luis Obispo son blancos, de modo que si está buscando diversidad, esta tal vez no sea la ciudad para usted. La economía local ha salido bien parada de la recesión, en gran medida debido al hecho de que Cal Poly y el Condado de San Luis Obispo son los dos empleadores más importantes de la zona.

El lugar más conocido de San Luis Obispo —Hearst Castle— es una de las tantas atracciones culturales. El Madonna Inn, caprichosamente diseñado, data de 1958. El Big Fremont Theater, un edificio estilo art déco construido en la década del 40, todavía exhibe estrenos recientes. El San Luis Obispo International Film Festival (Festival Internacional de Cine de San Luis Obispo) es un importante evento anual que, muchas veces, cuenta con la presencia de importantes estrellas. Además, en la ciudad hay un consultorio médico diseñado por Frank Lloyd Wright, lo que resulta un extraño diseño comercial para este artista.

Siguiente: St. George, Utah »

Diez lugares soleados donde jubilarse - St. George, Utah.

Foto: © Corbis. Todos los derechos reservados.

Recorrer a pie paisajes que parecen de otro mundo es una de las diversiones al aire libre que atraen a los jubilados.

St. George, Utah

Si le gustan los espacios abiertos y el clima soleado y seco, y se acomoda a vivir sin la sofisticación de una gran ciudad, St. George es el lugar para usted. Los turistas vienen a divertirse en el asombroso paisaje de piedra rojiza que se encuentra en el cercano Zion National Park, pero la mayoría de la gente que se ha establecido aquí proviene de algún otro lugar de Utah: casi el 70 % de los habitantes pertenece a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (LDS).

La ciudad se encuentra en el vértice sudoeste de Utah, 110 millas al noreste de Las Vegas, en una región del país muy conocido por su aridez. Los veranos son calurosos y los inviernos suaves y, por lo general, sin nieve.

St. George (71.000 habitantes) experimentó un frenético crecimiento durante el auge inmobiliario, pero se ha enfriado significativamente y, actualmente, las colinas están llenas de condominios con ejecuciones hipotecarias. Sin embargo, la ciudad se mantiene en la lista principal para los jubilados que están buscando buenos paisajes y sol.

El corazón del lugar es el Templo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de 1877, que domina la ciudad con su brillante construcción blanca de 175 pies de altura. No se puede ingresar al templo si no se es miembro de la Iglesia, pero todos son bienvenidos en el Tabernáculo, igualmente impresionante, que se terminó de construir en 1876. Sus 2.000 paneles de vidrio fueron traídos desde Nueva York y el reloj provino de Londres. Los logros de la iglesia están a la par de sus prohibiciones: por ejemplo, si a usted le gusta el buen vino, prepárese para ir a comprarlo hasta las Vegas, ya que en el área de St. George existen tan solo dos licorerías propiedad del estado.

St. George se jacta de poder ofrecer un menú artístico y cultural muy decente, lo que incluye el St. George Art Museum, un centro regional para fotógrafos paisajistas y artistas visuales. El Eccles Fine Arts Center también ofrece obras teatrales, recitales y exhibiciones. Y, el Tuacahn Amphitheatre, para 1.920 personas, en la cercana Ivins, monta obras y espectáculos ambulantes.

Varios campos de golf de primer nivel han convertido a St. George en la capital del golf de Utah. Para los amantes de la naturaleza, la ciudad está a una hora en auto del Zion Nacional Park. El Cañón Bryce, el Cañón Glen y la ladera norte del Gran Cañón invitan a sencillos paseos de un día. Se puede esquiar en el cercano Brian Head Resort, y hay varios lagos bastante grandes como para pescar y pasear en bote.

La mayoría de estos lugares están dentro del bosque Dixie National Forest, que cubre casi 2 millones de acres del sur de Utah y es un espacio amplio y abierto para practicar senderismo, ciclismo y montar a caballo.

St. George es extremadamente seguro y saludable. Y, aunque el centro médico grande más cercano está en Las Vegas, la expectativa de vida de sus habitantes es alta, tal vez debido a todo ese sol y a la vida sana.

Siguiente: Santa Fe, Nuevo México »

Diez lugares soleados donde jubilarse - Santa Fe, Nuevo México.

Foto: © Corbis. Todos los derechos reservados.

En Santa Fe, donde se puede apreciar la estética y la cultura, se encuentra el restaurante Top Chef.

Santa Fe, Nuevo México

Indígenas estadounidenses, españoles, estadounidenses, Santa Fe ha mezclado culturas desde que la ciudad fue fundada hace 400 años. Actualmente, es también un imán para los amantes del arte, los artistas y los jubilados a quienes les atrae la luz natural del lugar, el paisaje montañoso y la creatividad.

Santa Fe (73.000 habitantes) se encuentra 55 millas al noreste de Albuquerque, al pie de las montañas Rocosas del Sur. La mitad de los habitantes del área metropolitana son hispanos, algunos provenientes de familias que han vivido aquí por 10 generaciones o más.

Santa Fe es un epicentro de la pintura y escultura. También cuenta con una orquesta sinfónica, varios coros, el teatro Santa Fe Opera y festivales anuales de música de cámara, folk y bluegrass, teatro alternativo y mucho más. Además presenta un gran ambiente gastronómico: Trattoria Nostrani ha ganado numerosos premios, y otros establecimientos, como El Farol, emplean a chefs innovadores. Los encontrará rondando el mercado agrícola de los martes y sábados, en busca de chiles originarios del lugar, damascos de montaña, biscochitos (galletas tradicionales de Nuevo México) y otros productos.

Los domingos, recorra los puestos de artesanías frente a la antigua plaza de la ciudad, próxima al Palacio de los Gobernadores, el edificio público más antiguo de EE. UU., que fue construido a comienzos del siglo XVII. O camine entre la enorme cantidad de tiendas, galerías, cafeterías y bares, o visite el New Mexico History Museum, de 96.000 pies cuadrados, uno de entre la docena de museos que posee Santa Fe. La fila de galerías que se extiende a lo largo de Canyon Road, fue declarada una de las mejores calles de Estados Unidos por la American Planning Association.

Si busca actividades bajo el sol, vaya a las montañas Sangre de Cristo, donde podrá caminar o andar en bicicleta durante días por los bosques que rodean la ciudad. ¿Necesita un compañero para caminar? Llame a Trails of Santa Fe Stewardship Coalition. Para esquiar, vaya a Ski Santa Fe, a tan sólo 16 millas de la ciudad, o conduzca por dos horas y media hasta llegar a las pendientes de nivel internacional de Taos Ski Valley.

La economía local es mixta, con muy bajo desempleo, pero con una población en aumento y propiedades muy caras que han hecho subir el costo de vida.

Santa Fe formó parte de la lista de los 10 lugares más saludables de Estados Unidos, de AARP The Magazine en el 2008, debido a la alta expectativa de vida de sus habitantes. Pero ocupa uno de los últimos lugares de Estados Unidos en cantidad de camas de hospital per cápita, de modo que la gente muchas veces se traslada a Albuquerque para recibir tratamientos más complejos. Santa Fe cuenta con un gran número de médicos, por lo que es fácil disponer de atención médica primaria, como así también de todas las formas de curaciones alternativas y prácticas de medicina integral, incluida la vieja y querida terapia de luz solar.

Siguiente: Bend, Oregón »

Diez lugares soleados donde jubilarse - Bend, Oregón.

Foto: © Chase Jarvis

Los lagos, los ríos, los senderos y las montañas de Bend brillan con más fuerza gracias a los cielos, generalmente, despejados y al clima seco.

Bend, Oregón

Bend es la soleada meseta donde van a secarse los habitantes de Oregón, saturados de agua. Las tormentas que empapan las cadenas montañosas Coast y Cascade se agotan antes de llegar aquí, de modo que los días despejados son más frecuentes que los nublados. Esta zona desértica, de 151.000 habitantes, se encuentra en la periferia del bosque Deschutes National Forest, 120 millas al sudeste de Portland, y a poca distancia de lugares en los que se puede practicar esquí, senderismo, ciclismo de montaña, pesca con mosca, alpinismo y canotaje en aguas rápidas.

El río Deschutes serpentea a través de la ciudad, atraviesa pintorescos parques y tranquilos barrios de cabañas y casas victorianas. El distrito comercial presenta docenas de tiendas y restaurantes, además de muchas galerías y librerías.

La economía se basa en la recreación y la construcción, y la recesión pegó fuerte: la tasa de desempleo de Bend (12,7 % en octubre del 2011) es alta y el costo de vida está entre los diez más altos de todas las metrópolis de Estados Unidos.

Pero si no necesita trabajar, Bend presenta muchísimas cualidades. La mayoría de los habitantes mayores de 62 años no pagan impuestos estatales sobre su pensión, lo que, tal vez, explique el crecimiento poblacional del 47 % registrado en Bend, desde el 2000 al 2009.

La zona no es un semillero cultural ni educativo, pero brinda algunas opciones. El Central Oregon Community College (COCC, con 4.100 alumnos inscritos) ofrece cursos que no otorgan créditos. La biblioteca pública del Condado de Deschutes posee un edificio central de 40.000 pies cuadrados en Bend, cuatro filiales y una librería móvil. El High Desert Museum cuenta con más de 18.500 piezas y busca activamente voluntarios para la protección de la vida silvestre y para leer a grupos escolares. El Tower Theatre, que recibe a 465 personas fue construido en 1940, exhibe películas independientes y presenta a músicos ambulantes.

Una gran atracción es el Mount Bachelor Ski Resort. Aficionados a la pesca y remeros se congregan en los Cascades Lakes, unas pocas millas al sur. El río Deschutes ofrece la posibilidad de practicar canotaje en aguas rápidas y pesca con mosca en entornos de primer nivel. Smith Rock, con peñascos de 550 pies, atrae a los alpinistas. El Cascade Cycling Classic es una de las carreras de bicicleta más antigua del país y el Deschutes National Forest cuenta con extensos senderos.

La tasa de delitos violentos es muy baja y la de delitos contra la propiedad es media. Los ladrones son muchas veces un problema en lugares donde es grande la brecha entre ricos y pobres. La expectativa de vida de los habitantes de Bend es grande; sin embargo, a pesar de haber muchos médicos, no hay tantas camas en los hospitales. Para llegar a hospitales más grandes, en Portland o Willamette Valley, hay que viajar bastante y atravesar cerros.

Pero si usted está enamorado de los espacios abiertos donde brilla el sol, las ventajas de Bend superan sus desventajas.

Siguiente: Fort Worth, Texas »

Diez lugares soleados donde jubilarse - Fort Worth, Texas.

Foto: © 2008 Dave Shafer.

Si bien la economía urbana ha empujado a los vaqueros a las afueras de Fort Worth, el espíritu del Antiguo Oeste todavía domina en esta ciudad.

Fort Worth, Texas

Fort Worth comenzó como una parada en el Chisholm Trail —la ruta principal del ganado entre San Antonio, Texas, y Kansas, pasando por Oklahoma—, y por años la ciudad estuvo dominada por los corrales de ganado y una mala reputación asociada con formas de diversión pendencieras. Actualmente, la diversión continúa, pero a un ritmo menos agresivo, debido en parte a los jubilados que buscan el sol que brilla 242 días al año.

Casi el 90 % de sus 2 millones de habitantes viven en el Condado de Tarrant, que incluye Fort Worth (682.000 habitantes), Arlington (371.000 habitantes) y Euless (52.000 habitantes), y que estuvo entre las 100 mejores ciudades pequeñas en el 2008, una lista de la revista Money.

La economía es fuerte. En Fort Worth están las sedes de American Airlines y Radio Shack, entre otras empresas. El mercado laboral ha impulsado el crecimiento de la población y muchos de los recién llegados vienen de lejos: casi 60.000 habitantes de la ciudad nacieron en Asia, una de las razones de cubrir empleos del rubro ingeniería con personas capacitadas en China, Corea del Sur y Japón.

La mayor parte del crecimiento poblacional registrado desde el 2000 se dio entre hispanos, con más de 150.000 habitantes oriundos de México en la zona. El crecimiento está impulsando la renovación de los edificios desocupados. Los propietarios que no pueden mejorar sus viviendas pueden recibir asistencia en el evento anual denominado Cowtown Brush Up, donde cientos de voluntarios salen con pintura y materiales donados para arreglar las viviendas de los vecinos.

La educación superior es muy importante aquí —Tarrant County College (32.000 inscritos); University of Texas, Arlington (25.000 inscritos); y Texas Christian University (8.300 inscritos)—, aunque no es una ciudad universitaria. Después del trabajo, las personas se dirigen a Sundance Square, un distrito de entretenimientos que abarca 35 cuadras, y que presenta una arquitectura del siglo XIX, maravillosamente preservada. Otro gran éxito es Billy Bob’s Texas, una taberna tan grande como un supermercado Wal-Mart, donde se puede montar un toro vivo dentro del bar.

Fort Worth presenta óperas en el Bass Performance Hall, el Museum of Modern Art (diseñado por Tadao Ando) y el Amon Carter Museum.

Fort Worth cuenta con un extenso sistema de parques. Los ciclistas pueden realizar un paseo de 35 millas por senderos exclusivos a lo largo del río Trinity, o tomar un sendero de 20 millas que llega hasta el parque estatal Lake Mineral Wells. Sin embargo, Fort Worth también presenta grandes congestiones de tránsito y, a pesar del clima agradable, los niveles de ozono están entre los más altos del país. Es un lugar duro para vivir si se sufre de asma o alergias.

Fort Worth tiene una baja cantidad de médicos y camas de hospitales, pero Dallas compensa esta situación. La ciudad presenta índices de cardiopatías, de delitos violentos y a la propiedad muy por encima de los promedios nacionales.

De todos modos, a los lugareños les gusta decir que están satisfechos con la vida. Así es el estilo vaquero.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto