Skip to content
 

España

En Costa de Sol encontrará pueblos pintorescos, playas tranquilas y más.

In English | España cuenta con ciudades legendarias: Madrid, Barcelona, Sevilla, Toledo, Valencia, Bilbao. También ofrece una mezcla de atracciones difíciles de igualar, ni siquiera en Europa, con montañas nevadas, una espectacular costa mediterránea, vetustos pueblos encumbrados, cocina fabulosa y clima inmejorable. Pero hay otro motivo para considerar seriamente la idea de establecerse en España cuando se jubile: la crisis económica ha rebajado drásticamente el precio de la vivienda en muchas zonas, a veces tanto como un 40%. España rebosa de ofertas inmobiliarias. 

La Costa del Sol —150 millas de costa andaluza que comienza cerca de Gibraltar y se extiende hacia el este por la orilla meridional de España— es un destino vacacional muy conocido, con balnearios atiborrados de visitantes y comercios orientados a los turistas (Imagínese Málaga y Marbella). Pero también cuenta con pueblos pintorescos y playas tranquilas que todavía no han descubierto la gente que va “armada” con mapas. Lo mejor de todo es que los estadounidenses que se han afincado en ese país dicen que ahí se puede vivir más barato que en Estados Unidos.

"No hay impuesto sobre las ventas y el impuesto sobre la propiedad inmobiliaria es muy bajo comparado con Estados Unidos", dice June Whitton, de 76 años, que vive con su esposo, Phillip, de 74, en un apartamento de tres dormitorios en el pueblito de Fuengirola. "Phillip paga sólo $230 al mes por el mejor seguro médico y los medicamentos prescritos por un doctor cuestan una tercera parte de lo que cuestan en EE.UU." El matrimonio se mudó de San Francisco a España hace 17 años, después de que se enamoraron de la Costa del Sol durante unas vacaciones. "Tiene clubes sociales, campos de golf, asociaciones de excursionistas, prácticamente todo lo que uno pudiera desear", dice. "Los expatriados son amistosos y serviciales. Somos una gran familia". En cuanto al panorama inmobiliario, "en estos momentos es un mercado que favorece al comprador". Pero, desde luego, no se trata exclusivamente del dinero. Desempeña un importante papel el "sol" de la Costa del Sol. Casi siempre los cielos están claros y azules, y los paraguas resultan casi tan innecesarios como los abrigos. June Whitton llama a su localidad "el cielo".

Christoper Carnrick, de 54 años, también dice haber encontrado su pedacito de gloria aquí. Después de jubilarse de su empleo —en una compañía farmacéutica de Seattle— hace cinco años, él y su pareja, Arthur Knighton, de 43 años, se mudaron a un "pueblo blanco" llamado Torrox en el extremo oriental de la costa. "Es como retroceder en el tiempo", dice, y describe como compra frutas y vegetales frescos a los niños del pueblo, a precios increíblemente bajos. La pareja vive en una casa de dos dormitorios construida hace unos 300 años, por la que pagaron $180.000. "No pensamos que nos alcanzaría el dinero para comprar nada", se maravilla Carnrick. "Le dijimos agente inmobiliario que queríamos un jardín y un naranjo y un limonero". Consiguieron lo que querían, y además "una terraza increíble con vista al mar, donde hacemos tertulias durante la cena en los veranos". Y, a modo de actividades complementarias, han empezado a ofrecer excursiones culinarias y publicado un libro —Dinner for Six at 8:00 (Cena para seis a las 8:00)— para los estadounidenses que quieran aprender de la cocina y la cultura española. "Aquí se puede disfrutar de una vida muy agradable", asegura Carnrick.

qué ofrececosta del sol

<h3><span>Clima</span></h3>

El clima es idílico, con más de 300 días de sol al año y una temperatura media de 55 a 60 grados Fahrenheit (13 a 16 centígrados) en invierno. En julio y agosto por lo general hace mucho calor.

<h3><span>COMUNIDAD DE EXPATRIADOS</span></h3>

Suma al menos 1.000 estadounidenses, grupo que se queda pequeño cuando se compara con los miles de británicos hambrientos de sol que se han asentado en las cercanías.

<h3><span>COSTO DE VIDA</span></h3>

Aunque depende de la ciudad —Marbella es muy cara— los estadounidenses dicen que se puede vivir con frugalidad con $20.000 al año, y cómodamente con $25.000. Cena para dos: entre $35 y $50.

<h3><span>PRECIO DE LA VIVIENDA</span></h3>

Las casas elegantes de dos dormitorios cuestan de $200.000 en adelante, y los impuestos sobre la propiedad inmobiliaria son bajos. Alquileres: entre $700 y $2.000, según la ubicación.

<h3><span>ATENCIÓN MÉDICA</span></h3>

Muy buena. La mayoría de los expatriados compran un seguro privado, que cuesta mucho menos que en Estados Unidos.

<h3><span>CULTURA Y ESPARCIMIENTO</span></h3>

Al menos 70 campos de golf, navegación a vela, reservas naturales. Se pueden realizar excursiones culturales a sitios extraordinarios —Gibraltar, Sevilla, Alhambra de Granada y hasta Tánger, Marruecos— en un solo día.

<h3><span>ACCESO A Estados Unidos</span></h3>

Fácil. Hay un importante aeropuerto regional en Málaga —considerada la puerta de entrada a la Costa del Sol— donde se puede tomar un autobús, tren o vuelo a Madrid o Barcelona, y desde ahí un vuelo directo a cualquiera de las principales ciudades de Estados Unidos.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto