Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Lo que deben saber los conductores mayores sobre la renovación de la licencia

Algunos estados requieren un examen de la vista, renovar en persona o hacer una prueba escrita.


spinner image un hombre sonriendo sostiene su licencia de conducir desde el asiento de su auto
Getty Images

Son muchos los conductores mayores que se sientan al volante cada día.

La American Automobile Association (AAA) informa que, para el 2030, más de 70 millones de personas en Estados Unidos tendrán 65 años o más, y hasta el 90% de ellas tendrán una licencia de conducir.  

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

​Si bien ningún estado del país requiere que los conductores dejen de conducir a una edad determinada, las agencias que otorgan las licencias tienen ciertas reglamentaciones para que los conductores mayores continúen conduciendo en forma segura. Esas reglamentaciones incluyen medidas para determinar si un conductor todavía está en condiciones de renovar su licencia.

Entonces, ¿qué es lo que debes saber cuando tu licencia está por vencerse?  

Según el lugar donde vivas, tu edad y tus aptitudes para conducir, la renovación de la licencia puede ser simple o algo más compleja. Los procedimientos para renovar la licencia de conducir varían según el estado (en inglés).  

Pero en la mayoría de ellos se requiere comprobante de visión adecuada al momento de renovar (o cada dos renovaciones). En algunos estados, esto se aplica a todos los conductores, mientras que en otros varía por edad. Por ejemplo, en Maryland, se requiere a partir de los 40 años; en Maine, a partir de los 62, y en Florida, a partir de los 80, según el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS, Instituto de Seguro para la Seguridad en las Carreteras). 

​“Es una medida sensata por parte de los estados examinar a los conductores para asegurar que pueden demostrar su habilidad para conducir en forma segura”, dice William Van Tassel, gerente de programas de capacitación de conductores de la AAA. “Si no puedes ver, no puedes conducir”. ​​

Muchos estados también requieren que los adultos mayores renueven la licencia en persona, entre ellos, California, Idaho y Dakota del Norte, donde no se permite renovar la licencia en línea o por correo a partir de los 70 años, y Kansas y Ohio, que requieren la renovación en persona para los adultos de 65 años o más.  

El Insurance Institute for Highway Safety ha estudiado el modo en que las políticas de renovación de licencias influyen en los accidentes o muertes por accidente, dice Jessica Cicchino, vicepresidenta de investigación del IIHS. El efecto no es siempre lo que el público podría esperar.

​​“Los informes que hemos visto asociados con índices más bajos de muerte para adultos mayores requieren la renovación en persona o un comprobante de visión adecuada, y esos han demostrado ser efectivos solo para personas de 85 años o más”, dice.​​ 

Un estado evalúa con algo más de profundidad a los conductores mayores: en Illinois, todos los conductores que renueven la licencia deben completar una prueba de visión, y el estado requiere que todos hagan una prueba escrita cada ocho años, a menos que el conductor tenga un historial sin ninguna infracción de tráfico. 

Además, Illinois es el único estado que requiere que los conductores de 75 años o más aprueben un examen práctico de conducción para renovar la licencia. 

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Ese requisito “demostró estar asociado con índices más bajos de reclamos de seguro para los conductores de 75 años o más, especialmente en áreas urbanas”, dice Cicchino.

Refresca tus habilidades para conducir 

Como la mayoría de los conductores mayores no han estudiado para un examen de conducción desde que eran adolescentes, la renovación de la licencia puede ser un buen momento para refrescar habilidades y conocimientos. 

En las décadas que han transcurrido desde la primera prueba de los conductores mayores, se han modificado muchas leyes y muchas prácticas. Por ejemplo, todos los estados pusieron en efecto leyes “Move Over” (moverse a un lado) a partir del 2007 para proteger a los agentes del orden y los técnicos de servicio que se encuentran a un lado de la carretera ocupándose de un accidente o de un vehículo descompuesto, y aun así, muchos conductores todavía no saben que esa ley existe, según un informe reciente de la AAA Foundation for Traffic Safety. 

See more Salud y bienestar offers >

“Eso es algo relativamente nuevo para los conductores... Además, muchos estados están agregando más rotondas, y nosotros ayudamos a que los conductores conozcan las técnicas básicas para utilizarlas”, dice Van Tassel.​​

Las siguientes son cuatro maneras de mejorar tus conocimientos sobre la conducción de vehículos: 

1. Repasa los requisitos para conducir​​

Incluso si tu estado no requiere pruebas prácticas o exámenes escritos, es posible que tu médico o algún familiar te pida que evalúes tu aptitud para conducir, especialmente si tienes síntomas cognitivos o de movilidad que podrían afectar tu capacidad de conducción. O tal vez solo desees actualizar tus habilidades porque te pone nervioso conducir de noche o cuando hay mal tiempo, dice Van Tassel, quien sugiere tomar un curso de actualización en línea o en persona.​​ ​ 

Los cursos de seguridad ofrecidos por AARP (en inglés) u otras organizaciones, como la AAA, pueden ayudar a los conductores mayores a familiarizarse con las leyes estatales actuales y las nuevas tecnologías de los automóviles, como el frenado automático de emergencia y la tecnología de advertencia de los puntos ciegos, y brindar una actualización general de las técnicas para conducir en forma segura. ​

Algunas compañías de seguro de automóviles a menudo ofrecen un descuento a los conductores que completan estos cursos. 

Illinois ofrece un programa llamado Super Seniors que incluye una revisión de las técnicas de conducción seguras y de las leyes de conducción del estado, junto con un cuadernillo de tareas y exámenes de práctica. Otros estados, como California, alientan a los conductores de 55 años o más a que tomen cursos de repaso que incluyan técnicas de conducción defensiva, información actualizada sobre las leyes para vehículos motorizados y los efectos que los medicamentos, la fatiga, el alcohol y las limitaciones visuales o auditivas tienen en la capacidad de conducir de una persona.

“En nuestro curso de actualización dedicamos mucho tiempo a cómo los medicamentos, tanto de venta libre como recetados, pueden afectar la conducción de vehículos”, dice Van Tassel. “Nuestro consejo principal es hablar con tu médico o farmacéutico y asegurarte de que lo que estás tomando no afecta la conducción. Y si la afecta, no conducir mientras lo tomas”​​. 

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

2. Lee las reglamentaciones

Todos los estados tienen un manual para conductores. Van Tassel recomienda buscar uno en la oficina local o en el sitio web del DMV para mantenerte actualizado sobre la seguridad en la carretera. También puedes encontrar el manual en la mayoría de los programas de conducción segura en línea o en una aplicación. 

​“Contiene lo que el estado espera que los conductores sepan antes de conducir un vehículo, e incluye muchos detalles, desde el derecho de paso hasta la detención segura del automóvil, y otras cosas más recientes”, dice Van Tassel. 

​3. Toma una lección en el auto para evaluar tu capacidad para conducir 

Una o dos sesiones con un instructor profesional pueden darte más confianza para conducir. 

​“El conductor recibe comentarios inmediatos sobre cómo conduce en general, y algunos consejos para mejorar”, dice Van Tassel. ​​​ 

Tomar una lección de conducir también puede ser útil para los conductores que podrían haber adoptado malos hábitos a lo largo de los años, dice Van Tassel. 

​4. Advierte y toma nota de tus limitaciones para conducir 

Muchos conductores mayores limitan la conducción automáticamente a medida que envejecen, dice Cicchino, pero es una buena idea prestar atención a lo que podría estar causando problemas para conducir, ya se trate de una mala visión, dificultad para conducir de noche o problemas de navegación. 

“Vemos que en los lugares donde se han implementado medidas como restricciones basadas en la visión en las licencias de los conductores, eso refuerza las conductas que los adultos mayores ya habían adoptado basándose en limitaciones que ya sabían que tenían”, dice Cicchino. 

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.