Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

5 cosas que deberías inspeccionar o cambiar en tu auto tras un accidente

Después de un choque, aunque sea mínimo, es necesario inspeccionar y diagnosticar.

Choque entre dos autos

B Christopher / Alamy Stock Photo

In English | Un accidente automovilístico —aunque sea una pequeña abolladura en el parachoques— puede dañar muchas partes de tu vehículo. Tal vez ya sepas que, si se despliega la bolsa de aire, no puedes volver a embutirla en su compartimento. Necesitas una nueva. Pero ¿sabías que los expertos también recomiendan que inspecciones y cambies otros componentes? Aquí presentamos las partes de tu vehículo que deberían revisarse después de un accidente.

1. Sistemas de asistencia al conductor

Te parecerá que tu vehículo está bien, pero eso no significa que esté funcionando a su nivel óptimo. Los vehículos de hoy en día están repletos de tecnología sofisticada que incluye varios sensores electrónicos, cámaras y radares que monitorean constantemente tu vehículo. No se necesita un impacto fuerte para alterar estos sistemas interconectados, explica Jeff Hawkins, vicepresidente adjunto de la División de Daños Físicos Vehiculares de la American Automobile Association en Dearborn, Míchigan.

"Dependiendo de si el daño está cerca de uno de esos sensores o cámaras, podría poner en peligro al conductor”, comenta Hawkins.

Agrega también que los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) ayudan a reducir la probabilidad de un accidente al advertirle al conductor sobre posibles choques. Los detectores de puntos ciegos suenan cuando el vehículo se acerca a objetos u otros vehículos, y el frenado frontal automático de emergencia intentará detener el vehículo si el conductor no reacciona.

"Si no se restablecen estos sistemas a las condiciones previas al accidente para que se desempeñen como fueron diseñados, se podría poner en riesgo a los ocupantes del vehículo y a otras personas en la calle”, explica Hawkins.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


2. Códigos de diagnóstico de problemas

Lleva tu vehículo a un taller con la certificación Automotive Service of Excellence, que tenga acceso a la información sobre reparaciones del fabricante del equipo original (OEM). Una inspección detallada verifica la integridad estructural del armazón del vehículo y el funcionamiento correcto de los componentes de la dirección y la suspensión. Los talleres respetables también deberían tener acceso a dispositivos de escaneo para detectar códigos de diagnóstico de problemas (DTC), que se podrían haber activado por un accidente.

"El hecho de que no se encienda una luz en el tablero no significa que no se activó un código como resultado del choque, y solo es posible tener acceso a los códigos cuando se hace un escaneo del vehículo”, explica Hawkins.

Hasta una pequeña abolladura en el parachoques o golpear el bordillo de la acera podría producir cierto daño, señala Frank Leutz, de 52 años, mecánico con certificación ASE y dueño de Desert Car Care en Chandler, Arizona. Leutz también conduce el programa de radio Wrench Nation Car Talk.

"En todos los vehículos modernos hay un conector de enlace de datos que se relaciona con el sistema de las bolsas de aire, los sistemas de advertencia de choques y los sistemas correctivos de la dirección”, explica Leutz.

El mecánico conecta una computadora a este enlace de datos para recuperar los códigos de error del sistema de a bordo del vehículo; y si el motor está encendido, el escaneo también puede mostrar preliminarmente los datos en vivo y poner a prueba los circuitos.

"Es muy similar a una resonancia magnética, un escaneo completo de tu vehículo con menos probabilidades de error que confiarte con solo darle un vistazo a todo”, dice Leutz.

También agrega que si no evalúas los posibles problemas del ADAS, se podrían presentar complicaciones más adelante. Por ejemplo, cuando no se calibran bien los sistemas, tu vehículo podría tirar hacia la derecha.

"Pensarás que el vehículo está desalineado cuando, en realidad, los sistemas de cámaras no están viendo bien”, explica.

Agrega también que si alguien te dio un topetazo en el parachoques en un estacionamiento, verás la abolladura pero no verás si quedó afectado el sensor de activación de las bolsas de aire.

Amortiguador trasero de un auto dañado

psisa/Getty Images

3. Suspensión y manejabilidad

Ya sea que te hayan chocado de atrás, que hayas caído en un gran bache o que le hayas pasado encima a la bicicleta de tu hijo, es posible que tu vehículo se sienta distinto después del incidente. Leutz advierte que no debes ignorar los ruidos raros, los temblores o si el vehículo no responde como siempre. Eso puede indicar que tu vehículo tiene un serio problema. Por ejemplo, si golpeas contra una barrera del estacionamiento en un supermercado y la rueda se abolla, igual puedes manejar pero ahora hay un tambaleo desestabilizador.

"Quizás pienses que solo necesitas cambiar el neumático y el rin, pero el montaje de la mangueta es como la articulación de la muñeca que adhiere tu mano al antebrazo: hay conexiones y componentes fundamentales de la suspensión que podrían estar desviados un par de grados y eso puede afectar el manejo del vehículo, explica Leutz.

Menciona todo lo que te resulte inusual al experto en choques. Luego pregunta exactamente qué le harán al vehículo y de qué forma evaluarán los mecánicos el daño a tu auto.

4. Cinturones de seguridad

La mayoría de los dueños de vehículos no piensan en la cincha entramada de los cinturones de seguridad, pero todo conductor debería saber que esta función imprescindible de seguridad no es indestructible, comenta Leutz. Si en el choque se detonan las bolsas de aire, el vehículo también necesitará cinturones de seguridad nuevos.

"Cuando se activa la bolsa de aire, cambia la carga de presión de la hebilla del cinturón y, casi siempre, habrá un código de error de falla del sistema de cinturones de seguridad”, explica Leutz. “Dependiendo del impacto y cuán grave fue [el choque], se correlaciona directamente con un riesgo de falla de la cincha entramada".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5. Las reparaciones

Una vez concluidas las reparaciones del vehículo, Leutz dice que el mecánico debería realizar un último escaneo de los sistemas para verificar otra vez que se hayan resuelto los códigos de diagnóstico de problemas antes de entregarle el vehículo al dueño.

"Camina alrededor de tu vehículo y pídeles que señalen lo que hicieron y que expliquen los detalles”, aconseja Leutz.

Pregunta sobre los términos de la garantía con respecto a las reparaciones y solicita una inspección posterior a la reparación en 60 días.

"Es como una visita de seguimiento médica después de una operación de corazón abierto para que todos queden tranquilos. De ese modo, podrán resolverse todos los problemas que surjan”, agrega.

Por último: antes de irte del taller, haz una prueba de conducción

Gary Wollenhaupt

Cortesía de Wendy Wollenhaupt

Gary Wollenhaupt.

Hace unos años, Gary Wollenhaupt —residente de Surprise, Arizona, de 57 años— se llevó una sorpresa desagradable cuando el costo de reparación de su minivan fue de $8,000 después de que lo chocaron de atrás. Cuando fue a buscar el vehículo al taller, se veía muy bien, pero cuando se subió al asiento del conductor, algo no parecía estar como siempre.

"De camino a casa, pensé que tal vez era el asiento que no estaba bien ajustado”, recuerda Wollenhaupt. “Luego le pedí a mi esposa que se sentara en el asiento y nos dimos cuenta de que el armazón del asiento del conductor estaba torcido y curvado por el impacto del choque".

Aunque a Wollenhaupt le dijeron que habían inspeccionado el vehículo, piensa que nadie entró a verificar el asiento. Se comunicó con su compañía de seguros para informarle que las reparaciones no se habían concluido y el taller encargó un asiento nuevo.

Hawkins señala que los dueños de vehículos conocen sus vehículos mejor que nadie, lo cual incluye la sensación, los sonidos y el olor. Así que confía en tu instinto.

"Si algo te parece raro, avisa sin duda al taller de reparaciones lo antes posible para que se investigue más”, dice.

Wendy Helfenbaum colabora con artículos sobre mejoras del hogar, jardinería, autos, bienes raíces y turismo. Sus trabajos han aparecido en medios como Apartment Therapy, Houzz, BBC.com, WomansDay.com y Costco Connection.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.