Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Cómo funciona el mercado de automóviles durante la pandemia

Suben los precios y baja el inventario de vehículos nuevos y usados en los concesionarios.

Autos dentro de un concesionario

idrisesen/Getty Images

In English | Si estás a punto de comprar un auto, prepárate para el impacto, pero no entre vehículos en la carretera, sino entre tus expectativas y la realidad.

Debido a la crisis económica durante la pandemia, aproximadamente la mitad de los compradores de autos esperan recibir importantes descuentos, según revela un estudio de Cox Automotive con sede en Atlanta, empresa propietaria de Kelley Blue Book y Autotrader.com, entre otros negocios del sector automotriz. Casi todos los compradores esperan algún tipo de oferta.

El mismo estudio advierte que esos compradores “van a sufrir una gran decepción cuando no encuentren la gran oferta que esperaban”. Esto es lo que van a encontrar: los precios han aumentado, la selección es más limitada y los fabricantes no han regresado al nivel de producción normal.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Para ser precisos, va a ser más difícil encontrar lo que buscas. Y aun si decides conformarte con algo distinto, podría costarte más de lo que esperabas.

“Sin duda estamos en un momento fuera de lo normal”, dice Ben Preston, periodista de autos para la revista sin fines de lucro Consumer Reports en Yonkers, Nueva York. “El mercado [automotriz] ha sufrido cambios varias veces al mes desde el inicio de la pandemia. Al principio, los concesionarios que permanecían abiertos hacían malabarismos por ayudar a las personas, descontando miles de dólares y ofreciendo ofertas de financiación”.

Ahora, en cambio, el siguiente ejemplo del servicio de compra y venta de autos TrueCar.com, aunque un tanto extremo, muestra un cambio radical: “Un cliente que conocemos estaba interesado en comprar un Kia Telluride [SUV], y el ajuste [recargo] que agregó el concesionario en la etiqueta adherida a la ventana, aunque parezca mentira, era de $10,000”, dice Eric Lyman, analista principal de la industria que trabaja para la empresa TrueCar, con sede en Santa Mónica, California.

Prepárate para pagar más por los modelos populares

El Telluride, con un precio a partir de $32,000 antes de añadir cualquier recargo, ha sido un éxito desde su lanzamiento hace aproximadamente un año. Es uno de los vehículos nuevos más vendidos, según un informe de los especialistas en datos sobre automóviles de iSeeCars.com, con sede en Woburn, Massachusetts.

No es inusual encontrar recargos más pequeños, pero los aumentos tan grandes son algo extraordinario, dice TrueCar. De modo que si estás pensando en comprar un auto, lo más sensato seguramente sea esperar. Cuando las fábricas alcancen de nuevo su capacidad de producción plena, tras los cierres que se produjeron durante la primavera pasada, los concesionarios volverán a llenarse de vehículos.

“La normalización de los inventarios en los concesionarios suele llevar de cuatro a seis meses” después de que la producción de un vehículo nuevo se vea seriamente afectada, como sucedió con la pandemia del coronavirus, explica Lyman.

Quizás no puedas esperar. Tal vez tu auto viejo que funcionó bien por tanto tiempo ya no sea fiable ni seguro.

“Los vehículos no se arruinan cuando es conveniente”, dice Alain Nana-Sinkam, vicepresidente de Iniciativas Estratégicas de TrueCar. O puede ser que antes no hayas necesitado un auto, pero las nuevas circunstancias lo requieran.

Si piensas posponer la compra, tienes varias opciones temporales dependiendo de dónde vivas y del tamaño de tu presupuesto para transporte: los servicios de transporte de pasajeros como Uber y Lyft, el alquiler de autos a largo plazo, los taxis, el metro u otros servicios de trenes y los autobuses. Si te decides por comprar uno ahora, considera las siguientes estrategias.

Hay una escasez de vehículos usados

Los autos de segunda mano no son la solución fácil que fueron en el pasado. “La demanda de autos usados en este momento es enorme. Y el suministro es muy limitado”, indica Preston de Consumer Reports.

No necesitas un título en economía para saber que una demanda alta combinada con un suministro reducido hace que suban los precios. Los compradores de vehículos usados a menudo gravitan hacia los autos que han terminado un contrato de arrendamiento, generalmente devueltos al final de los arrendamientos de tres años, o vehículos usados certificados que tienen millaje bajo y son modelos recientes. Los autos usados certificados suelen incluir garantías y otros incentivos que normalmente no se ofrecen con los autos usados.

“Los vehículos usados prácticamente no se vendían al comienzo de la pandemia. Y ahora los concesionarios no dan abasto”, indica Jessica Caldwell, directora ejecutiva de nuevas ideas del sitio web de investigación de autos Edmunds.com, con sede en Santa Mónica, California.

En el mejor de los casos, la pandemia ha causado una incertidumbre económica, y en el peor, es responsable de problemas económicos directos. Como resultado, muchos compradores interesados en autos nuevos dirigieron su mirada a los vehículos usados para ahorrar dinero, en particular aquellos modelos previamente arrendados o certificados.

“Los vehículos usados prácticamente no se vendían al comienzo de la pandemia. Y ahora los concesionarios no se dan abasto”.

— Jessica Caldwell, Edmunds.com

“Descubrí que la solución óptima eran los autos de cuatro o cinco años”, dice Preston. “Estaba buscando modelos del 2017, que costaran unos $20,000, así que empecé a mirar entre los modelos del 2015 y esos costaban unos $15,000. Y pensé, ¡aja!”.

Debido a que los autos más viejos son menos fiables que los nuevos, Preston sugiere consultar una guía respetada, como la que ofrece su publicación que utiliza datos para pronosticar qué autos seguirán funcionando bien con el paso del tiempo.

Un posible aspecto positivo: los concesionarios están dispuestos a pagar más para adquirir inventario y satisfacer el aumento en la demanda de autos usados. Una noticia estupenda para los propietarios de autos.

Estos pueden “esperar recibir más por sus vehículos si los venden o entregan como parte del pago”, explica Caldwell. “Pero hay que actuar ya porque no existe garantía de que estas condiciones únicas del mercado vayan a continuar por mucho tiempo”.

Por eso, si ya no necesitas tu auto, este podría ser un momento ideal para venderlo y beneficiarte de los precios más altos. Y si encuentras esa oferta fantástica en un auto nuevo o usado, tu auto viejo será más valioso de lo normal como parte del pago.

Modelos nuevos del 2019

Estos modelos tienen un porcentaje más alto de lo normal de inventario de vehículos nuevos restantes del 2019 en los concesionarios.

1. Dodge Grand Caravan, modelo minivan, 17.1%

2. Chrysler 300, modelo sedán, 13.3%

3. Genesis G70, modelo sedán, 11.2%

4. Mitsubishi Eclipse Cross, modelo SUV, 9.1%

5. Mitsubishi Outlander, modelo SUV, 9.1%

6. Dodge Journey, modelo SUV, 8.9%

7. Ram 1500 Classic, modelo camioneta, 8.3%

8. Mitsubishi Mirage G4, modelo subcompacto, 8.0%

9. Buick Encore, modelo SUV, 7.6%

10. Mitsubishi Mirage, modelo subcompacto, 6.9%

Los vehículos de segunda mano más nuevos

Estos son los principales modelos comprados y vendidos dentro del primer año.

1. Mercedes-Benz C-Class, modelo compacto, 12.4%

2. BMW 3 Series, modelo compacto, 11.8%

3. Land Rover Discovery Sport, modelo SUV, 11.8%

4. Land Rover Range Rover Evoque, modelo SUV, 10.9%

5. Mini Clubman, modelo subcompacto, 10.7%

6. BMW X1, modelo SUV, 10.4%

7. BMW X3, modelo SUV, 9.0%

8. Nissan Versa Note, modelo subcompacto, 9.0%

9. Jaguar XF, modelo sedán, 8.8%

10. Nissan Versa, modelo subcompacto, 8.7%

Fuente: iSeeCars.com

Busca modelos del año anterior

Es posible que encuentres autos del 2019 sin vender, algunos idénticos a las versiones “nuevas” del 2020 que se encuentran a la venta en la actualidad. Según un nuevo análisis realizado para AARP por iSeeCars.com, el 1.9% de todos los vehículos que quedan en los concesionarios son modelos del 2019. Pero algunos modelos tienen un suministro más grande de vehículos restantes del 2019, por lo que puede valer la pena dedicar el tiempo para averiguar si satisfacen tus necesidades.

Los modelos Dodge Grand Caravan y Dodge Journey van a ser descontinuados. Los modelos Genesis G70, Ram 1500 Classic y Buick Encore del 2019, que ahora tienen versiones del 2021 en los concesionarios, se consideran modelos con dos años de antigüedad, lo cual puede significar la posibilidad de mayores incentivos de los fabricantes de automóviles.

Busca entre vehículos que cambian de dueño rápidamente

De los autos que se compran nuevos, solo un 3.4% se venden usados dentro del primer año, según iSeeCars. Pero algunos, generalmente los modelos de lujo, lo hacen a una tasa mucho más alta, en un caso específico hasta 1 de cada 8 modelos vendidos.

El propietario original sufre la mayor pérdida por depreciación, y te da la oportunidad de comprar un vehículo prácticamente nuevo. Algunas empresas incentivan a los concesionarios para que compren este tipo de vehículos y los usen en su departamento de servicio como autos prestados para sus clientes, y luego los vendan otra vez antes de que se conviertan en modelos del año anterior, principalmente Mercedes-Benz y BMW, según iSeeCars. La empresa consideró que estos datos no eran representativos e intentó eliminarlos de las estadísticas. Pero para ti, siguen siendo vehículos casi nuevos y que vale la pena tener en cuenta.

Debes preguntar por qué un auto tan nuevo va a ser canjeado. A veces los propietarios deciden que no es el vehículo que imaginaban. O se dan cuenta de que no es muy fiable y descubren rápidamente que los gastos de servicio son altos. En otras ocasiones, en el caso de compradores que pueden permitirse el lujo de ser impulsivos, estos simplemente ansían lo más novedoso en el mercado.

Busca una alternativa

Si el vehículo que te gusta no está disponible al precio que estás dispuesto a pagar, busca alternativas y considera opciones que no figuraban en tu lista original. El objetivo es comprar un vehículo parecido al que buscabas, pero del que haya un mayor suministro en los concesionarios.

A veces se trata de otro vehículo de la misma marca. Otras veces es de un competidor directo. Incluso puede ser un vehículo de tipo similar, pero de un tamaño distinto.

Los investigadores de TrueCar encontraron los siguientes ejemplos de cómo sus usuarios buscaban vehículos alternativos: los que querían un Kia Telluride consideraron un Toyota Highlander, Kia Sorento o Ford Explorer. Si buscaban una Toyota Tacoma, también buscaron una Ford Ranger o Ford F-150. Los compradores interesados en un Toyota RAV4 ampliaron su búsqueda para incluir Honda CR-V, Mazda CX-5 o Subaru Outback.