Skip to content
 

Prepara tu auto para el verano

Una lista para que conduzcas de manera segura y sin problemas durante las vacaciones.

Mecánico de automóviles sosteniendo un portapapeles en un garaje.

Westend61

Antes de planear tu viaje por carretera este verano, revisa tu auto para ver si requiere mantenimiento.

In English | El calor ejerce mucha presión en tu auto.

Ya sea que vayas a hacer un viaje por carretera largo —y te dé miedo la idea de que se descomponga en un área desconocida— o simplemente quieras conducir por tu localidad sin problemas, debes asegurarte de que tu auto o camioneta esté listo.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Nuestra lista de tareas para el verano no es exhaustiva. Algunas cosas las puedes hacer tú mismo y otras requieren una visita al taller. Hablamos con mecánicos con experiencia para determinar los puntos más importantes.

Aire acondicionado: Enciéndelo al máximo ("max A/C" es como la mayoría de los vehículos lo etiquetan); esto utiliza el ajuste de temperatura más frío y la velocidad más rápida del ventilador. (No uses el ajuste de recirculación).

Sostén el dorso de la mano frente a la rejilla de ventilación. "Es más sensible" que la palma de la mano, explica Dean Svitko, quien instruyó a técnicos automotrices durante 33 años en el Rosedale Technical College, en Pittsburgh. "Debe sentirse fresco y vigorizante".

O pon un termómetro en la rejilla de ventilación. Si muestra de 35 a 55 ºF, dice, entonces funciona bien.

Si el flujo de aire parece débil, podría ser un filtro de aire del compartimento del pasajero obstruido y no el aire acondicionado. 

Algunos filtros de cabina se pueden reemplazar en pocos minutos, pero los filtros de otros modelos están guardados y pueden tomarle horas a un mecánico. 

La mayoría de los fabricantes recomiendan un año entre cambios, explica Jason Duvall, quien instruye a técnicos automotrices en University of Northwestern Ohio en Lima, Ohio. 

Consulta el manual para ver si es una tarea que puedes hacer tú mismo.

Llantas: La gente no revisa la presión de las llantas lo suficiente", afirma Duvall. La presión correcta se indica en una etiqueta en el borde de la puerta del conductor. 

Si tu vehículo tiene un monitor electrónico de presión de llantas que te muestra en el tablero de instrumentos la presión específica de cada llanta (no el tipo que simplemente te advierte que una llanta podría estar baja), entonces estás de suerte. "Son bastante acertados. Esas cosas pueden ser increíblemente precisas", dice Svitko.

Además, asegúrate de que la banda de rodadura no esté desgastada. 

"Como técnico buscas una huella de 3/32 a 4/32 de pulgada. Ahí es cuando uno diría que las llantas están cada vez más bajas en la banda de rodadura y querrás reemplazarlas", explica Duvall. 

El mínimo permitido por la ley es de 2/32 de pulgada.

Las llantas nuevas tienen una banda de rodamiento de 9/32 a 11/32 de pulgada, comenta. 

Las tiendas de autopartes venden medidores de profundidad de la banda de rodamiento para una fácil verificación. 

Revisa las llantas a ojo, en especial las delanteras, para asegurarte de que el desgaste sea uniforme a lo largo de la banda de rodadura. Si no lo es, es posible que necesiten alineación. "Si (el auto) comienza a derrapar o no puedes mantenerlo recto, esa es una indicación de que la alineación no está a punto", dice Svitko. 

Líquidos: Llena el tanque del líquido del lavaparabrisas (por lo general, un depósito transparente debajo del capó). Revisa y cambia el refrigerante del radiador, el aceite, el filtro del motor y el líquido de la transmisión, si es necesario, recomiendan Duvall y Svitko. 

El refrigerante del radiador se pasa por alto, dice Duvall. "En verano, el motor se calienta más, así que el radiador tiene que trabajar más duro".

El líquido de frenos debería revisarlo el mecánico. Si el nivel está bajo, es posible que los frenos estén desgastados y debas reemplazarlos. 

Quitar la tapa del depósito de líquido de frenos es complicado. A menudo hay suciedad bajo el capó, y si solo un poquito de esa suciedad entrara en el líquido de frenos, puede contaminarlo y requerir un servicio más extenso, advierten Duvall, Svitko y otros expertos. La humedad también puede llevar a la contaminación. 

Limpiaparabrisas: Si no has instalado limpiaparabrisas nuevos últimamente, hazlo ahora. La goma vieja no limpiará bien el parabrisas en una tormenta de verano, dejándote parcialmente ciego a los peligros que se avecinan.

"Si están comenzando a manchar el vidrio y no queda perfectamente limpio, hay que cambiarlos", dice Svitko. Si dejas las escobillas desgastadas demasiado tiempo, dice, "el caucho se desprenderá y rayará el vidrio. Los reemplazos de parabrisas no son baratos". 

Filtro de combustible: Ojos que no ven, corazón que no siente. "La mayoría de la gente no reemplaza los filtros de combustible porque están debajo del auto. No los ves", dice Svitko. 

Un filtro de combustible obstruido por negligencia es "la razón principal por la que las bombas de combustible se estropean", reconoce. 

Y, dado que las bombas de combustible de hoy en día por lo general están en el tanque de combustible, puede ser costoso reemplazarlas o repararlas, y no es una solución rápida en un viaje familiar por carretera, señala. 

Batería: Si el auto no arranca, no sirve para nada, así que échale un vistazo a la batería. Muchos factores determinan la duración de la batería de un auto, pero la vida típica es de tres a cinco años. 

Y, en general, no hay advertencias de que la batería está a punto de morir. El arrancador solía encender el motor más lentamente a medida que la batería se debilitaba, pero los expertos dicen que hoy en día podría funcionar el martes y no el miércoles. 

El clima extremo —muy caliente o muy frío— es el más duro para las baterías. Si tu batería ya tiene unos años, probablemente no sea una buena idea pasar un verano caluroso sin reemplazarla. 

De hecho, algunos técnicos recomiendan reemplazar las baterías de manera preventiva cada tres o cuatro años.

Las baterías de hoy en día están selladas, por lo que no se agrega agua a las celdas individuales (como solía hacerse hace años). Pero debes limpiar cualquier corrosión de los terminales antes de que se acumule suciedad, para mantener las conexiones eléctricas en buena condición. Apaga el auto, desconecta los cables de la batería y usa un cepillo de dientes, agua y bicarbonato de sodio para limpiar la suciedad de los terminales y el interior de las abrazaderas de los cables.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO