Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Por qué deberías conectar tu teléfono móvil al wifi de tu casa

Resuelve los problemas de señales débiles y pocas barras en la parte superior de la pantalla.

Mujer observa su teléfono móvil

Oliver Rossi / Getty Images

In English | Según una encuesta del Pew Research Center (en inglés) que se realizó a principios de este año, el 85% de los adultos en Estados Unidos tiene teléfonos inteligentes, y solo el 3% no tiene ningún tipo de teléfono celular.

Aunque el porcentaje de quienes tienen teléfonos inteligentes se reduce entre los grupos de mayor edad, una mayoría —encuestados de 50 y 64 años, así como mayores de 65 años— tiene estas computadoras de bolsillo que pueden navegar por internet, leer correos electrónicos y otros tipos de mensajes, jugar juegos, reproducir música, tomar fotos y videos, y mapas para movilizarse por la ciudad. Esa cifra se compara con el 35% de todos los adultos en el 2011, la primera vez en que Pew preguntó a los encuestados si tenían un teléfono inteligente.

Pero tener uno y estar satisfecho no es lo mismo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Una encuesta de tecnología de AARP publicada este mes (en inglés) reveló a los investigadores que alrededor de una tercera parte de todos los encuestados tenía problemas con sus videollamadas, ya sea que se interrumpían o se congelaban. Aproximadamente la mitad indicó que usaban sus teléfonos móviles para hacer o aceptar este tipo de llamadas. Un servicio de telefonía celular inestable tiene una solución sencilla que quizás muchos no sepan que existe: conecta tu teléfono inteligente a la red wifi de tu casa.

¿Por qué conectarte a la red wifi de tu casa?

Para hacer llamadas, muchos usuarios de teléfono móvil dependen de una conexión celular, la cual requiere comunicarse con torres que están afuera de la casa. Un enrutador de wifi cercano y potente puede mejorar considerablemente la calidad de comunicación de audio-video y asegurar velocidades más rápidas y más confiables para otras actividades telefónicas.

Algunas otras razones para conectar tu teléfono móvil a la red wifi:

• Transmisión de video. Si ves programas de televisión y películas en tu teléfono inteligente a través de servicios como Apple TV+ o Netflix y no estás conectado a una red wifi, tu tiempo de entretenimiento contará como parte del plan de datos de tu teléfono móvil. Ver un programa en definición estándar, comúnmente conocida como 480p (una altura de pantalla de 480 píxeles con un escaneo progresivo que dibuja la imagen línea por línea en secuencia), puede usar hasta 1 gigabyte (GB) de datos cada hora, según Netflix. Eso es mucho más bajo que los estándares actuales para la resolución de pantalla de televisión.

Los modelos más recientes de tabletas y teléfonos inteligentes, tanto de Android como de iPhone, compiten con las televisiones grandes en su capacidad de mostrar video claro y nítido, incluso con sus pantallas más pequeñas. La transmisión de alta definición, 720p, puede usar hasta 3 GB de datos por hora, y una calidad de ultra alta definición, mejor conocida como 4K o 2160p, puede consumir hasta 7 GB por hora, dice Netflix.

Incluso si tu plan telefónico dice que provee datos ilimitados, se podrían reducir las velocidades de tus datos si el tráfico de la red es alto o si usas más de cierta cantidad en un ciclo de facturación. Si tienes un límite de datos, podrías tener cargos por excedente que pueden acumularse rápidamente. Muchos planes te venden datos adicionales en incrementos de 1 GB, incluso si sobrepasas el límite por muy poco, por lo que es buena idea dirigir el uso de datos hacia el wifi de tu casa siempre que sea posible.

• Impresión de documentos. Si quieres imprimir algo desde tu teléfono inteligente —un documento, un correo electrónico o una foto—, probablemente necesitarás estar conectado a la misma red wifi que tu impresora inalámbrica.

Las excepciones incluyen impresoras que usan un correo electrónico o una aplicación para imprimir desde cualquier lugar, incluso desde afuera de la casa. Pero la mayoría de las impresoras inalámbricas requieren que imprimas mientras estás conectado a la misma red wifi en la que está el dispositivo que envía el documento, y esa es la red de tu casa.

• Llamadas mediante wifi. Si tu teléfono inteligente permite hacer y recibir llamadas de audio y mensajes de texto a través de una red wifi, y lo más probable es que sí lo permita, puedes usar esa opción.

Llamar con wifi es ideal cuando estás en un área con cobertura de red celular débil o inexistente. Sin embargo, antes de poder usar tu wifi para llamadas de voz, la Comisión Federal de Comunicaciones requiere que los proveedores de telefonía móvil permitan realizar llamadas al 911, así que primero debes proveerles una ubicación residencial registrada para habilitar el servicio.

Los pasos para registrar tu dirección se explican en los sitios web de los proveedores de telefonía móvil, como AT&TT-Mobile y Verizon. Si tienes otro proveedor, busca Wi-Fi calling (llamadas por wifi) en el sitio web correspondiente.

Pero espera, ¿ya tienes tu número de teléfono conectado a la red wifi? ¿Y todavía tienes problemas de rendimiento?

No te preocupes. Te hayas conectado o no, si quieres mejorar la experiencia , nosotros te podemos ayudar. A continuación, verás una explicación sencilla de lo que hay que hacer.

Cómo conectar tu móvil a la red wifi

Conectar tu teléfono móvil a la red wifi es similar a conectar una computadora, televisión inteligente, impresora inalámbrica y otros dispositivos que podrías tener en la casa.

Necesitas saber dos cosas: el nombre de tu red wifi, a veces conocido como Service Set Identifier (SSID, identificador de red), y la contraseña. Igual que con otros dispositivos, necesitas añadir tu teléfono a tu red wifi una sola vez, a menos que cambies el nombre de tu red wifi o la contraseña en el futuro.

En iPhone:

1. Pulsa en el icono Settings (Ajustes), que parece un engranaje gris, desde la pantalla inicial.

2. Pulsa la sección cerca de la parte superior que dice Wi-Fi.

3. Asegúrate de que el wifi esté habilitado; si puedes ver un interruptor verde, significa que está activado.

4. Ve la lista de todas las redes wifi cercanas detectadas por tu teléfono inteligente bajo Network (Red).

5. Selecciona el nombre de la red de tu hogar.

6. Escribe la contraseña cuando se te indique.

Ahora aparecerá el familiar símbolo de wifi, similar a unas ondas de radio curveadas que se están emitiendo, en la parte de arriba de la pantalla del iPhone. Entre más curvas veas, más fuerte es tu señal de wifi, no muy diferente a ver las barras verticales que indican la potencia de la señal celular.

En Android:

Ten en cuenta que no todos los teléfonos Android están programados de la misma manera, por lo que algunos de estos pasos podrían variar ligeramente entre los modelos de Google, LG, Moto, Samsung y otros fabricantes.

1. Desliza un dedo hacia abajo desde la parte superior de la pantalla inicial de tu teléfono Android y verás el símbolo de wifi cerca de la parte superior. Si por algún motivo esta acción de deslizamiento hacia abajo no funciona, también puedes pulsar el icono de Settings (Configuración), que parece un engranaje gris, en la pantalla inicial.

2. Mantén pulsado unos segundos el símbolo de wifi. Si ya estás conectado a una red wifi, dicha red aparecerá bajo Current network (Red actual).

3. Para habilitar el wifi, pulsa el interruptor para colocarlo en posición de On (Activado), si es que no estás conectado a la red wifi. Algunos teléfonos podrían omitir ese paso y solicitarte que añadas una red (Add network).

4. Pulsa el nombre de tu red wifi después de que el teléfono encuentre las redes cercanas.

5. Escribe la contraseña cuando se te indique.

6. Si se te da la opción de Auto reconnect (Reconexión automática), habilítala para que el teléfono se conecte automáticamente a tu red wifi cuando entres por la puerta de la casa.

Cómo mejorar la conexión wifi

Si ya conectaste tu teléfono inteligente a la red wifi de tu casa, pero todavía tienes problemas, quizás tu wifi necesite unos cuantos cambios.

• Actualiza tu servicio. Podrías tener el enrutador más rápido del mundo, pero no te será útil si no recibes velocidades rápidas de tu proveedor de servicios de internet (ISP). Si lo permite tu presupuesto, adquiere las velocidades más rápidas disponibles en tu vecindario, lo que quizás requiera un enrutador más nuevo.

• Pon atención a la ubicación. Asegúrate de que el enrutador esté en un lugar óptimo en tu casa. Mantenlo en la habitación principal o en el segundo piso y cerca del centro de la casa para lograr un mejor alcance. Evita mantener el enrutador en un sótano porque será difícil que los dispositivos en otro lugar de la casa se comuniquen con el mismo. Asegúrate de que el enrutador esté elevado sobre un escritorio o una mesa y que no tenga nada cerca que obstruya la señal.

• Adquiere un mejor enrutador. Tu ISP puede proporcionarte un módem para conectarte a internet, pero opta por un mejor enrutador para tener acceso inalámbrico. Si eso es lo que prefieres, y han pasado unos cuantos años desde que actualizaste el enrutador, considera comprar un enrutador nuevo. Busca uno con wifi 6, el último estándar. No solamente es más rápido, sino que permite conectar más dispositivos simultáneamente a la red.

• Considera un sistema de malla. Quienes viven en una casa más grande o más antigua con paredes de concreto podrían considerar una red de malla o que cubra todo el hogar. El enrutador más avanzado incluye múltiples bases o centros —extensores inalámbricos, por así decirlo— para colocarlos por toda la casa. Estos dispositivos se comunican de manera inalámbrica con el enrutador para cubrir un espacio más amplio con un wifi más rápido y más confiable. Este es un sistema modular, así que puedes añadir más bases si las necesitas.

• Regresa a los cables. Si tus dispositivos, como una computadora de escritorio, son compatibles con una conexión por cable, conéctalos al módem o al enrutador si están lo suficientemente cerca. Esto requiere un cable Ethernet económico, que se parece a un cable telefónico más grueso. Si tus dispositivos, como un teléfono inteligente, solo son inalámbricos, trata de estar lo más cerca posible del enrutador para obtener el mejor rendimiento, o considera un sistema de malla o un extensor inalámbrico para la parte de la casa donde tienes recepción inestable.

• Cambia de frecuencias. Los enrutadores de wifi de hoy en día transmiten en dos frecuencias distintas: 2.4 gigahertz (GHz) y 5 GHz. Encontrar la mejor para tu situación puede mejorar el alcance, la velocidad y la confiabilidad de tu red. La frecuencia 5 GHz minimiza la interferencia entre los dispositivos que operan en la frecuencia 2.4 GHz en tu casa, como los monitores para bebés, los teléfonos inalámbricos y los hornos microondas. La frecuencia 2.4 GHz puede alcanzar mayores distancias que la frecuencia 5 GHz, pero los dispositivos conectados a la frecuencia 5 GHz operan a velocidades más rápidas.

Marc Saltzman es un colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Marc presenta la serie de pódcast Tech It Out (en inglés) y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies y Siri for Dummies.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.