Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Qué puedes esperar de una computadora portátil de bajo costo

Por unos $250 puedes conseguir una computadora nueva. Pero no tendrás todas las características.

Línea de computadores portátiles en una tienda de tecnología

Ibrahim Sahin / EyeEm / Getty Images

In English | Es irónico, ¿no? Debido a la pandemia, millones de personas en el país se han visto obligadas a trabajar o estudiar desde casa con una computadora, sin embargo, la carga económica que se ha producido simultáneamente significa que es posible que no puedan pagarla.

Una solución puede ser una computadora de bajo costo.

Aunque el precio promedio de una computadora portátil durante los últimos cinco años, ajustado por inflación, ha sido de aproximadamente $700, según la empresa de investigación Gartner, con sede en Stamford, Connecticut, puedes conseguir una por mucho menos. Puedes comprar una computadora portátil Chromebook de la marca Lenovo o ASUS por menos de $200, o una máquina de nivel básico de HP o Acer equipada con Windows 10 por un poco más. (Desgraciadamente, Apple no fabrica computadoras Mac económicas).


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Al considerar las ventajas y desventajas de una computadora de bajo costo, la mayor ventaja es el precio. Las desventajas abarcan casi todos lo demás aspectos.

Pero siempre que entiendas los sacrificios que supone el precio más bajo, es posible que estés dispuesto a hacer algunas concesiones.

Sistema operativo Chrome

Si bien unos pocos dispositivos Windows 10 están disponibles por $250 o menos, la mayoría de computadoras portátiles que encontrarás en este nivel de precios usan el sistema operativo Chrome de Google. Para empezar a usar una Chromebook, debes iniciar sesión con tu cuenta de Google para obtener acceso a través de internet a tus documentos en Google Docs, correo electrónico en Gmail, imágenes compartidas en Google Photos, música con Google Play, lugares guardados en Google Maps y hojas de cálculo en Google Sheets.

Google se encarga de las actualizaciones, así que no es necesario que recuerdes descargarlas. La mayoría de las Chromebook ofrecen protección antivirus incorporada.

Aunque estés poco familiarizado con Chrome —los usuarios de teléfonos y tabletas Android pueden tardar menos en habituarse— seguramente no lo encontrarás muy distinto de una computadora Windows o Mac pero con diferente software. Ya que principalmente tendrás que acceder a archivos en internet (en la nube), ten en cuenta que necesitarás una conexión wifi para realizar la mayoría de las tareas. Además, las Chromebook tienen discos duros de poca capacidad.

Un procesador más lento, menos RAM

No esperes mucha potencia en esta gama de precios. Claro que podrás realizar tareas básicas como navegar por internet, leer tus mensajes de correo electrónico o escribir en un procesador de texto, pero olvídate de hacer diseño gráfico, editar videos o jugar juegos de alto desempeño.

Realizar múltiples tareas, como tener varias ventanas abiertas al mismo tiempo, también puede presentar un desafío.

Una gran parte de estas limitaciones se debe al procesador, también conocido como unidad central de procesamiento (CPU). Muchas de estas computadoras portátiles utilizan un chip Intel Celeron, AMD E2 o A6, o Mediatek en lugar de un procesador más robusto como el Intel Core i7 o AMD Ryzen 7. Además, estas portátiles tienen un chip de gráficos “integrado” para reproducir las imágenes, en lugar de la opción preferible de una tarjeta de gráficos “dedicada” aparte que puede hacer todo el trabajo pesado independientemente del procesador.

Una mayor memoria de acceso aleatorio (RAM) permite que los programas que tienes abiertos utilicen más memoria a corto plazo. Una computadora con más RAM, por lo general puede manejar más tareas al mismo tiempo con mayor facilidad.

Una pantalla más pequeña

También, la mayoría de las computadoras portátiles de bajo costo tienen pantallas pequeñas. Muchas tienen pantallas de 11 pulgadas (se mide la longitud diagonal): una de ellas, descrita como una combinación entre una Chromebook y una tableta, mide 10.1 pulgadas.

Considérate afortunado si encuentras una pantalla de 14 pulgadas, que es más similar a la pantalla de una computadora portátil promedio.

También debes tener en cuenta que una pantalla más pequeña generalmente significa un teclado más pequeño. Puede que encuentres un poco incómodo escribir en un teclado que mida menos de 9 pulgadas si compras una computadora portátil con una pantalla diagonal de 11 pulgadas. Pero seguramente puedas añadir un teclado externo más grande conectado por USB o Bluetooth por un costo adicional.

Una tableta puede sustituir a una computadora portátil

Las tabletas más nuevas, tanto las iPad de Apple como las tabletas Android, pueden asemejarse más a las computadoras portátiles si se incorpora un teclado Bluetooth. Si quieres redactar un correo electrónico y hacer búsquedas extensas en internet, será más cómodo y preciso usar un teclado independiente que la pantalla táctil de la tableta.

Añade un ratón inalámbrico para mejorar la facilidad de uso.

Si notas que tienes que forzar la vista para ver la pantalla pequeña, seguramente puedas conectarla a un monitor más grande o a un televisor, si tu portátil tiene un puerto HDMI. Esto es algo que debes buscar antes de comprar tu computadora portátil. Por supuesto, un segundo monitor aumentará el costo total de tu nueva configuración.

Almacenamiento limitado

Una Chromebook o computadora Windows básica tiene menos espacio para almacenar tus archivos y otras aplicaciones que puedas desear. Una computadora portátil que cueste $500 puede tener 512 gigabytes (GB) de almacenamiento o hasta el doble con 1 terabyte (TB), pero una portátil con un precio de $250 tal vez solo tenga 32GB o 64GB de almacenamiento.

Tienes dos maneras de solucionar esta deficiencia para poder almacenar tus archivos:

  • Consigue una tarjeta de memoria e insértala en uno de los puertos de la computadora portátil. La mayoría te permiten usar una tarjeta microSD, una tarjeta SD de tamaño estándar o una unidad USB, también conocida como un dispositivo de almacenamiento externo.
  • Aprovecha los servicios gratuitos en la nube, como OneDrive de Microsoft o Google Drive, que generalmente te dan por lo menos 5 gigabytes de almacenamiento gratuito. Mientras tengas una conexión a internet tendrás acceso a tus documentos, fotos y videos como si estuvieran almacenados localmente en tu dispositivo.

¿Debes comprar una computadora reacondicionada o de caja abierta?

Por último, asegúrate de leer detenidamente lo que compras. Tu computadora podría no ser completamente nueva.

Un artículo de caja abierta significa que fue devuelto a la tienda por algún motivo. Las máquinas reacondicionadas fueron reparadas para dejarlas en un estado como nuevo.

Una regla de oro básica: un producto nuevo y sin abrir siempre es mejor que uno de caja abierta, y este, a su vez, es mejor que uno reacondicionado.

Si no te importa comprar una computadora usada o reparada, compra solo a un minorista que ofrezca una buena garantía en caso de que algo no funcione. El problema con comprarle a un desconocido en un sitio web de anuncios clasificados es que seguramente no recibirás respuesta del vendedor si tienes dificultades.

Marc Saltzman ha sido periodista independiente de tecnología durante 25 años. Su podcast, Tech It Out, (en inglés) busca desglosar el lenguaje informático y traducirlo a uno más común.


Más sobre tecnología personal

Cómo aumentar la velocidad de Internet en casa

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.