Skip to content
 

Consejos para preparar tus impuestos si cuidas de un familiar

Conoce lo que te permite el IRS.

Madre e hija abrazándose, incentivos fiscales disponibles para los cuidadores de personas mayores.

Foto: Jose Luis Pelaez Inc

¿Sabías que puedes calificar para recibir una exención tributaria si cuidas de tu mamá o papá?

In English | Ya sabías que cuidar de un ser querido exigiría mucho de tu tiempo. Pero quizás no esperabas que exigiera tanto de tu dinero. Cerca del 42% de los cuidadores familiares gastan sobre los $5,000 en el cuidado de sus seres queridos sin reembolso. Por suerte, hay algunas buenas noticias al final del año tributario: las deducciones y los créditos.

Lo más importante: el ser querido se convierte en tu dependiente

El Servicio de Impuestos Internos­ (IRS) permite que los cuidadores familiares reclamen como dependiente a cualquier persona relacionada por lazos sanguíneos, matrimonio, adopción, o hasta amigos, siempre y cuando ambas partes cumplan con los requisitos del IRS. De ser así, el cuidador puede reclamar la deducción por el dependiente en su declaración de impuesto federal. Un beneficio adicional para los contribuyentes individuales: añadir a un dependiente permite que reclames la deducción y te convierte en jefe de familia; incluso si tu familiar vive en otro hogar. Este cambio en estatus significa que tu deducción personal del 2017 subirá de $6,350 a $9,350.

Para calificar:

  • Tu ser querido debe ser un residente legal de Estados Unidos, México o Canadá.
  • El ingreso tributable de tu ser querido no puede exceder el máximo estipulado para ese año ($4,050 para el 2017).                        

o    Los ingresos tributables incluyen las ganancias de inversiones; dividendos; ganancias de capital; ingresos por concepto de alquiler; intereses; retiros de cuentas IRA regulares, 401K, y otras cuentas de jubilación; ingresos ganados a través de salarios, ciertas regalías, honorarios, y pagos por cesantías y trabajo protegido.

o   Los ingresos libres de impuestos incluyen pensiones no sujetas a tributación, pagos del Seguro Social si el ingreso es menor de $25,000 para un contribuyente individual o $32,000 para declaraciones conjuntas, pago por discapacidad del Departamento de Asuntos de Veteranos, la Seguridad de Ingreso Suplementario, los beneficios por desempleo, los beneficios del programa de Asistencia Nutricional Suplementaria y los regalos en efectivo de poco monto.

  • Debes pagar más del 50% de los gastos anuales de manutención de tu ser querido. Esto puede incluir: alimentos, ropa, vivienda, cuidado médico y dental, entretenimiento, transporte y otras necesidades.

Los gastos se pueden dividir entre dos o más personas, pero solo uno puede reclamar al ser querido como dependiente. El IRS sugiere turnarse para reclamar la deducción. Cualquiera que aporte más del 10% debe someter una Multiple Support Declaration (Declaración de manutención múltiple) al IRS, donde renuncia a reclamar a su ser querido como dependiente.

  • Tus padres, si están casados, no radican una declaración conjunta o radican una declaración conjunta solo para reclamar un reembolso de impuestos.
  • Puedes reclamar como dependiente a un amigo, tía postiza o un ser querido sin lazos sanguíneos. Se aplican las mismas reglas, y una adicional: La persona a quien cuidas debe haber vivido contigo por lo menos seis meses del año.

Reglas que debes seguir:

  • Un dependiente no puede tener dependientes.
  • Mantén registros detallados.
  • Conserva todos los recibos, ya sea de gastos grandes o pequeños, en papel o electrónicos.
  • Anota todos los gastos relacionados en un calendario o guarda la información en tu teléfono celular. Esto asegurará que no olvides ninguna deducción permitida y formaría parte de tu documentación en caso de una auditoría.

¡Deduce esto! Gastos médicos de tu dependiente.

Puedes deducir el dinero que pagaste para cubrir los gastos médicos no reembolsados de tu dependiente si los gastos médicos totales reclamados en tus impuestos son mayores del 10% de tu ingreso bruto ajustado. Deberás detallarlos. Verifica la Publicación 502 (en inglés) del IRS para conocer qué puedes o no puedes deducir. Algunas deducciones aceptables:

  • Copagos y deducibles
  • Terapias aceptadas no cubiertas por el seguro de salud
  • Anteojos
  • Transporte en ambulancia
  • Acupuntura
  • Terapia física
  • Cuidado de la memoria
  • Vendas
  • Audífonos
  • Transporte (en inglés) a citas o servicios
  • Cuidado diurno para adultos o cuidado de salud en el hogar, si trabajas
  • Actividades para adultos mayores con necesidades especiales
  • Modificaciones en el hogar y el vehículo necesarias para la seguridad o movilidad
  • Costo de un asistente profesional de la salud durante tus relevos de descanso
  • Hotel cerca de los centros de tratamiento

Deducciones no aceptables: artículos y servicios que beneficien al hogar en general.

Cuentas de gastos flexibles (FSA)

Las cuentas de gastos flexibles (FSA) asignan dinero de tus ganancias antes de deducir los impuestos y lo depositan en un plan de ahorro para gastos médicos para que puedas pagar —con dinero libre de impuestos— los gastos de bolsillo por los servicios médicos que tú o tu dependiente reciben. Puedes usar una FSA para pagar las facturas médicas de tu ser querido, sus copagos, los deducibles del seguro y los tratamientos legítimos que no están cubiertos por el seguro. Si pagas con fondos de una FSA, quizás no puedas deducir la cantidad en tu declaración de impuestos.

Crédito de impuestos: Crédito por hijo o dependiente

Aunque suene extraño debido al nombre, este crédito de impuesto no requiere que tu ser querido cumpla los requisitos como tu dependiente.

Otros requisitos:

  • La persona es física o mentalmente incapaz de cuidarse a sí misma y ha vivido contigo por sobre seis meses.
  • Un ser querido que hubiera reunido los requisitos como dependiente, excepto que sus ingresos exceden el máximo permitido ($4,050 en el 2017).

El Child and Dependent Care Credit (crédito por gastos de cuidado de hijos menores y dependientes), también llamado Elderly Dependent Care Credit (crédito por cuidado de anciano dependiente) o Aging Parent Tax Credit (crédito de impuesto por un padre envejeciente), está diseñado para los cuidadores que pagan un programa de cuidado diurno para adultos o cuidado de salud en el hogar para su ser querido, para que el cuidador pueda ir a trabajar o buscar empleo. La persona a cargo de los pagos del cuidado puede reclamar este crédito. A diferencia de un deducible, el cual disminuye la cantidad del ingreso tributable, un crédito de impuesto se deduce de los impuestos que debes.

¿Qué

0 |

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto