Skip to content
 

6 consejos para preparar tus impuestos

Si cuidas de un familiar, podrías calificar a una exención tributaria.

Madre e hija abrazándose, incentivos fiscales disponibles para los cuidadores de personas mayores.

Foto: Jose Luis Pelaez Inc

¿Sabías que puedes calificar para recibir una exención tributaria si cuidas de tu mamá o papá?

In English | Si usted está pagando parte o la totalidad de los costos del cuidado de un padre u otro familiar, podría ser que cuente con los requisitos para una exención tributaria del gobierno federal. ¿Y a quién no le gustaría ese dinero extra?

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Es importante que usted prepare un resumen de sus gastos y declare sus impuestos (o bien consiga a alguien que lo ayude con su declaración de impuestos), dice Bonnie Speedy, vicepresidenta de Tax-Aide, de AARP Foundation. Tax-Aide es un programa que ofrece ayuda gratuita a personas de bajos y medianos recursos, a través de voluntarios y en colaboración con el Internal Revenue Service (IRS, Servicio de Impuestos Internos).

Conozca seis maneras en podría ahorrar dinero en sus impuestos si cuida de un familiar.

1. ¿Qué requisitos debe reunir un familiar para ser considerado “dependiente” en su declaración de impuestos?

En el 2012, un familiar calificaba para ser dependiente en la declaración de impuestos de un cuidador si había ganado menos de $3.800 anuales, excluidos los ingresos no gravables provenientes de beneficios del Seguro Social y por incapacidad, y siempre que el cuidador hubiese aportado más del 50 % de los gastos de manutención del dependiente. Cumplidos esos requisitos, el cuidador podía acceder a una exención fiscal de $3.800 por cada dependiente. Sin embargo, debe advertirse que  las pensiones, los intereses de cuentas bancarias, dividendos y extracciones de planes de retiro se consideran como ingresos. (Para el 2013, el límite o tope en cuanto a los ingresos asciende a $3.900). Dicho sea de paso, el familiar no tiene que vivir en la casa del cuidador para que se lo considere dependiente.

2. ¿Cuándo puede un cuidador reclamar un beneficio fiscal por los gastos médicos de un dependiente?

En el 2012, si alegaba que un familiar (padre o madre, cónyuge, padrastro, abuelo, hermana, primo, tía o pariente político, por ejemplo) estaba a su cargo, podía reclamar deducciones sobre sus gastos médicos siempre que usted estuviera aportando más del 50 % de lo necesario para su manutención y que dichos gastos representaran más del 7,5 % de su ingreso bruto ajustado. Debía superar el límite en ambos casos. En el 2013, el límite del 7,5 % pasó al 10 % para el familiar que presta cuidado y es menor de 65 años,  en tanto seguirá siendo del 7,5 % para los mayores de 65.

3. ¿Están limitadas las deducciones tributarias de los cuidadores exclusivamente a familiares?

No. Alguien que no tenga ningún parentesco con el cuidador también podría calificar, pero solamente si integra su grupo familiar todo el año fiscal.

4. ¿Qué otros tipos de gastos de un dependiente son deducibles?

Los gastos de alimentación, vivienda, atención médica, vestimenta, transporte y hasta las modificaciones que se necesite hacer al cuarto de baño podrían calificar para deducciones de impuestos. El IRS permite que los cuidadores deduzcan los gastos de hospitalización de un familiar que no estén cubiertos por un plan de salud, o los gastos de bolsillo por medicamentos recetados, cuidado odontológico, copagos, deducibles, ambulancias, vendajes, anteojos y determinados tipos de servicios de cuidado a largo plazo. Otras posibles deducciones: sesiones de acupuntura, adaptadores para televisores y teléfonos para quienes presenten deficiencia auditiva, programas para dejar de fumar, programas para adelgazar (si es parte de un tratamiento para una enfermedad o trastorno específicos) y pelucas, cuando la pérdida de cabello se deba a una enfermedad o tratamiento médico. Conserve todos sus documentos para demostrar estos gastos en caso de una auditoría fiscal.

Si un cuidador trabaja, pero paga por el cuidado de un familiar al que no puede dejar solo, esos gastos también podrían ser deducibles de impuestos, sostiene Speedy.

5. ¿Qué pasa cuando más de un hermano quiere incorporar al familiar como dependiente en su formulario de impuestos?

Si usted y su hermano comparten los gastos de manutención de un familiar, podrán presentar un acuerdo de manutención múltiple a través del formulario 2120, junto con su declaración de impuestos. Como opción, tal vez prefiera considerar la conveniencia de redactar un acuerdo con su hermano que les permita alternarse, año tras año, la toma de la exención por dependientes.

6. ¿Pueden los cuidadores utilizar sus cuentas de gastos flexibles (FSA, por sus siglas en inglés) para cubrir los gastos médicos de un familiar que reúna los requisitos para que se lo considere dependiente?

Sí, se puede usar una cuenta flexible libre de impuestos para cubrir los gastos de familiares, tanto los dependientes como los que no son dependientes, siempre y cuando usted costee al menos el 50 % del costo de su manutención. La FSA es una cuenta con ventajas impositivas que le permite al empleado separar parte de sus ganancias para cubrir gastos médicos calificados. Los límites para las FSA eran fijados por los empleadores año tras año. Sin embargo, para el 2013 se fijó un límite de $2.500, en el ámbito federal,

Cada vez hay más familias que asumen la responsabilidad en la prestación de cuidados de ancianos, por tanto, es importante comprender las consecuencias —y beneficios— fiscales de su apoyo económico, señala Speedy.

Así es como hemos capacitado a nuestros voluntarios [de Tax-Aide], que deben observar los cambios que se dan en las diferentes situaciones de la labor de cuidado debido a las consecuencias impositivas, dice Speedy.

¿Qué

0 |

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto