Skip to content
 

Los cuidadores familiares buscan elegir candidatos que los apoyen

Las elecciones a mitad de mandato podrían afectar la legislación que ayuda a millones a cuidar de un ser querido.

Hija abrazando a su madre

TODOR TSVETKOV, GETTY IMAGES

Más estados están considerando apoyo financiero para los cuidadores familiares, ya que Nueva York aprobó recientemente una ley que ofrece licencia familiar remunerada.

In English |  Las elecciones de mitad de período de este año podrían influir en la manera en que los legisladores federales y estatales actúan en cuestiones que afectan a decenas de millones de cuidadores familiares, desde el cuidado en el hogar hasta la flexibilidad en el lugar de trabajo, pasando por la capacitación y los créditos fiscales, entre otras cosas.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Para que los cuidadores tengan influencia sobre si los legisladores actuarán en su interés, deben votar, y en elecciones pasadas han votado en grandes números. Según una investigación de AARP, el 75% de los cuidadores familiares en Florida votan en todas las elecciones. En Carolina del Norte y Nevada, esa cifra es del 70%. En Ohio, el 66% y, en Texas, el 71% de los cuidadores acuden rutinariamente a las urnas. Eso se compara con el 42% de todos los ciudadanos en edad de votar que acudieron en todo el país a las elecciones a mitad del mandato en el 2014, según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos.

"Lo que sucede en las cámaras y en las legislaturas estatales es muy importante para los 40 millones de personas que cuidan de familiares o amigos de mayor edad", explica Nancy LeaMond, directora de activismo legislativo y compromiso de AARP.  "Estos cuidadores familiares son el pilar de nuestro sistema de salud, tienen en sus manos la salud y la dignidad de sus seres queridos, y merecen más apoyo de los legisladores en todos los niveles del Gobierno".

Este año, se renovarán 36 gobernaciones, 35 escaños en el Senado de Estados Unidos y los 435 escaños en la Cámara de Representantes. Quien gane podría determinar si se atienden las prioridades de cuidado.

Los defensores esperan que el Congreso se ocupe de uno de los desafíos más difíciles para los cuidadores: la carga financiera que les supone. En promedio, los cuidadores familiares usaron en el 2016 alrededor del 20% de sus propios ingresos para ayudar a un familiar o amigo adulto, según la investigación de AARP. Un grupo bipartidista de senadores y miembros de la Cámara de Representantes ha introducido dos veces una legislación para proporcionar un crédito tributario de hasta $3,000 para ayudar a algunos cuidadores familiares con gastos de bolsillo relacionados con el cuidado. Sin embargo, esa legislación no ha avanzado en ninguna de las Cámaras.

En el 2017, el Congreso aprobó el proyecto de ley RAISE (Reconocer, Ayudar, Incluir, Apoyar e Involucrar a Cuidadores Familiares), que requiere que la Secretaría de Salud y Servicios Humanos trabaje con un grupo operativo para crear una estrategia de apoyo a los cuidadores familiares. El Congreso deberá supervisar la implementación de esta legislación en los próximos años. 

Los legisladores estatales están tomando la delantera para ampliar las políticas de licencias remuneradas y no remuneradas que ayudarían a los cuidadores a equilibrar las responsabilidades del hogar y el trabajo. Este año, entró en vigor en Nueva York una ley de licencia familiar con goce de sueldo, y tanto Maryland como Nueva Jersey aprobaron licencias por enfermedad con goce de sueldo que también se pueden usar para cuidar de un ser querido.

La petición de licencias remuneradas "ha empezado a cobrar fuerza", expresa C. Grace Whiting, presidenta y directora ejecutiva de la National Alliance of Caregiving. Por ejemplo, según un sondeo del 2017 del Pew Research Center, un 67% de los encuestados dijeron que los trabajadores deberían recibir licencias remuneradas para cuidar de un familiar con una enfermedad grave. Quien sea elegido a las gobernaciones y a las cámaras estatales en todo el país influirá en la posibilidad de que se promulguen más leyes de licencia con goce de sueldo.

Uno de los principios rectores de AARP es actualizar las leyes estatales de tutela y poder notarial para proteger mejor a los adultos vulnerables y brindar más capacitación y apoyo a los cuidadores familiares y otros tutores legales.

AARP también ha sido la fuerza impulsora detrás del proyecto de ley CARE (Aconsejar, Señalar y Posibilitar a los Cuidadores), que ya es ley en 39 estados y territorios. La ley CARE genera el apoyo necesario al asegurar que los cuidadores familiares sean reconocidos cuando sus seres queridos ingresan al hospital, se les notifique antes de que se le dé el alta al paciente y se les dé la instrucción que necesitan para brindar atención continua antes de que su ser querido regrese a casa. Los candidatos electos en estados que no cuentan con la ley CARE podrían afectar si se promulga o no tal legislación en su estado.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.